Califica la aplicación del 155 de golpe de Estado

Puigdemont afirma que está preparado para ser extraditado y acabar en la cárcel

Para Puigdemont, desde el independentismo "no tenemos otra alternativa" y evitó aclarar si se negará a encabezar la lista del PDeCAT en caso de que la lista única naufrague

Foto: El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. (EFE)
El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. (EFE)

El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, concedió este martes una larga entrevista a la periodista Mònica Terribas en 'Catalunya Ràdio' para hacer un llamamiento desesperado a la lista única del independentismo para el 21-D, lo que el denomina "lista de país", para vencer a los partidos que en estos comicios defenderán la constitución. "A ver si en las horas que quedan consigo mi objetivo", ha dicho. Además, ha reconocido que está preparado para ser extraditado y acabar en la cárcel.

El llamamiento de Puigdemont se produce cuando este martes acaba el plazo para que se puedan presentar coaliciones. ERC se negó, con Oriol Junqueras muy opuesto a esta idea desde la cárcel. En cambio, en el PDeCAT, el expresidente Artur Mas quiere la lista única, pues evitaría que su partido se hundiese en las elecciones, tal y como prevén las encuestas. Puigdemont quiso vender unidad pero más bien puso de manifiesto lo contrario. Algo que ya estaba claro desde que la CUP, a la que también se invitó, optó por dar largas a la petición.

Para Puigdemont, desde el independentismo no hay "otra alternativa" y evitó aclarar si se negará a encabezar la lista del PDeCAT en caso de que la lista única naufrague. Sin embargo, no hay que dar nada por sentado porque el independentismo es especialista en ganar los partidos en el tiempo de descuento.

Por eso, el expresident abogó en estas "elecciones de emergencia nacional" por "una lista amplísima que entienda que ahora hay que luchar contra la regresión bestial del Estado que, si no combatimos juntos, puede ganar". Puigdemont evitó aclarar qué hará él si esta lista única que propugna ahora para el 21-D naufraga.

"El ideal es que haya una lista de país amplísima, con todo el Govern, con todas las sensibilidades, con todos los sectores, como Demòcrates o gente de Podem, con independientes, con toda la gente que entienda que esto va de democracia. Y que, si podemos acceder a la independencia, lo hagamos desde la democracia. Hemos de refundar el espíritu de la Asamblea de Cataluña: llibertat, amnistía y ahora deberíamos decir algo diferente a Estatut de Autonomía".

Aromas de hace 30 años

Todo el discurso de Puigdemont desde Bruselas sonó a aromas de hace 30 años. Puigdemont estuvo arropado durante la entrevista por los exconsellers Toni Comín (Salut), Lluís Puig (Cultura), Clara Ponsatí (Ensenyament) y Meritxell Serret (Agricultura).

Para Puigdemont, la aplicación del 155 en Cataluña es un "golpe de Estado" y se define a él y los suyos como el "Govern légítimo" si bien evitó en todo momento la formulación de 'gobierno en el exilio'. "Hacemos política desde Bélgica. Pero no estamos cesados por lo que prevé la Ley. Estamos cesados por un golpe de Estado. A mí me puede cesar el Parlament. Es la manera y quién decide. El señor Millo ,¿quién se ha creído que es? ¿Con qué autoridad se atreve a hablar en nombre de las instituciones catalanas? Su partido es un minoría en Cataluña. Y cuando se presentan a las elecciones, pierden", denunció el expresident.

Puigdemont también justificó su marcha a Bruselas asegurando que "no nos hemos equivocado. El Estado preparaba una oleada de represión y de violencia de la que nos hubiera responsabilizado a nosotros. Preparaban una oleada de violencia". Pruebas de esto último el expresident no ha dado ninguna.

Críticas a Europa

Puigdemont criticó que "en España se están violando los derechos humanos con los compañeros encarcelados. Europa no puede tener presos políticos. Europa no puede tener un Parlament clausurado" y lamentó que "Europa tolera y ampara sus abusos". En este sentido, Puigdemont criticó que "Europa es muy purista con los déficits democráticos de Polonia y Hungría, pero no con los de España".

En la misma línea, Clara Ponsatí aseguró que "estamos volviendo al franquismo, pero con la diferencia de que entonces llegabas a Perpignan y ya estabas seguro. Ahora no. Desde el centro de Europa hay una tolerancia extraordinaria al renacimiento del autoritarismo en España". Ponsatí fue más lejos y comparó España con Turquía.

"Hemos venido a Bruselas a hacer un trabajo, la internacionalización ayuda a los compañeros que están en la cárcel. Y ante la Justicia belga", manifestó el expresident para añadir luego que "todo esto acabará en los tribunales internacionales. Y no será la primera vez que pase esta vergüenza, tal y como la pasó por el caso Atutxa o las torturas del 92. Y por eso hay que estar trabajando desde aquí, porque a los ciudadanos de Cataluña se les ha robado la legislatura. Pero no hemos desaparecido, hemos venido al corazón de Europa a dar la batalla".

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
53 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios