la salida de dante le puede costar 20.000 votos

Colau, la deseada por el independentismo ante un futuro Parlament ingobernable

Las encuestas no son buenas para la alcaldesa. Pero los 10 diputados que le otorgan los sondeos pueden ser los que decidan quién gobierne en una Cámara sin una mayoría clara

Foto:  La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, durante el pleno extraordinario del Ayuntamiento de Barcelona el pasado noviembre. (EFE)
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, durante el pleno extraordinario del Ayuntamiento de Barcelona el pasado noviembre. (EFE)

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, es el mayor y mejor animal político de Cataluña. Colau vio claro que las elecciones del 21-D eran una oportunidad para ella. Fue la primera en decir que su nueva coalición, Catalunya En Comú, se presentaba. También la primera en decidir quién sería su candidato, Xavier Domènech, al que saca del avispero podemita del Congreso. Las encuestas no son buenas para ella. Pero los 10 diputados que le otorgan los sondeos pueden ser los que decidan quién gobierne en un Parlament donde nadie sumará una mayoría clara, según las encuestas publicadas. Así que el independentismo se prepara para hacerle la corte a Colau, porque saben que sin ella, no presidirán la Generalitat.

Fuentes de Catalunya En Comú explican que ya se está trabajando en la listas para las autonómicas. El plan de Colau es claro: mano de hierro con Podem Catalunya y también con ICV. Será una lista colauista. Domènech es un gran candidato, tal vez el mejor que se presente a estas autonómicas. Pero el poder lo tendrá la alcaldesa.

El independentismo puede quedarse a las puertas de la mayoría absoluta, incluso con el apoyo de la CUP, que decidirá en los próximos días si se presenta. Fuentes del independentismo dan por hecho que la CUP, al final, concurrirá.

Mientras, ERC intenta evitar las peticiones del PDeCAT de ir en una lista unitaria. El gran defensor de la lista única es Artur Mas, porque así se evitaría ver la gran debacle del PDeCAT. Hoy es el límite para concurrir en una confluencia. Ir en una lista única facilita un mejor resultado con la Ley Electoral. La Ley D’Hont favorece este tipo de alianzas. Sin ella, los independentistas se pueden quedar a las puertas de la mayoría absoluta. Así que necesitan a Colau para superar el reto del 21-D.

[De Bescansa a Dante Fachin: Podemos se le va de las manos a Iglesias]

Pero Ada Colau tampoco lo tiene fácil. La marcha de Albano Dante Fachin de Podem Catalunya hará que Catalunya En Comú pierda votos. No muchos. Unos 20.000, según diversos consultores electorales. Pero pueden ser determinantes en un contexto electoral tan ajustado como el que dirime el futuro de Cataluña. Todo apunta a que Albano Dante Fachin se sumará como independiente a la lista de ERC. Por tanto, seguirá de diputado en un contexto, además, en que buena parte de los candidatos independentistas estarán en la cárcel o fuera del país.

El precio de la llave

Todos las fuerzas políticas consultadas coinciden en que Colau tendrá la llave en el Parlament que surja del 21-D. Pero también que la llave es cara. Y que solo funciona en una única dirección. Colau puede dar la Generalitat a los independentistas, pero no logrará hacer lo mismo al revés, ya que Cs y Catalunya En Comú son formaciones irreconciliables. Ni aunque el partido de Inés Arrimadas quedase por detrás del PSC una alianza así sería posible.

Como en la película 'Spiderman', un gran poder conlleva una gran responsabilidad. Ada Colau juega con la ambigüedad ante el independentismo. Pero darles la presidencia de la Generalitat de Cataluña puede implicar un precio muy elevado en términos políticos.

Muchos votantes de Colau en Barcelona son contrarios al soberanismo y le podría pasar factura en las municipales lo que haga en el Parlament

Las municipales en España serán en 2019. Y Colau sabe que el grueso de su votante en Barcelona no es independentista. Por tanto, entregarles la presidencia a los mismos que han estado desequilibrando Cataluña en esta legislatura le puede costar muy caro: la alcaldía de la segunda ciudad de España, la base de su poder.

Regate corto

La especialidad de la alcaldesa además es el regate corto. Donde hay un hueco político, Ada Colau lo aprovecha. El último es el escándalo que ha salpicado a Xavier Trias, líder de la oposición en el consistorio barcelonés. Este regidor del PDeCAT tenía un fideicomiso en el banco helvético de RBS, tal y como ha revelado El Confidencial. Trias negó en 2014 que tuviese dinero en Suiza. Ahora, tres años después, asegura que tiene que volver a hacer comprobaciones para pronunciarse sobre ese fondo fiduciario.

El escándalo le puede servir a Colau para zafarse de la presión a la que estaban sometiéndola los independentistas para que rompiese su alianza con el PSC. ERC quiere que entierre su acuerdo con Jaume Collboni, pero la alcaldesa puede exigir algo equivalente mientras Trias no asuma sus responsabilidades. Empate de socios indeseables. Lo que pasa es que las que han de tomar la decisión son las bases de Barcelona En Comú. Colau usó esa argucia para quitarse de encima esa responsabilidad. Ahora, esa jugada puede ser un problema.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios