tras la oferta de pedir asilo de este domingo

Puigdemont viaja en secreto a Bruselas para entrevistarse con líderes flamencos

Le acompañan Meritxell Borràs (ex Gobernación); Antoni Comín (ex Salud); Joaquim Forn (ex Interior); Dolors Bassa (ex Trabajo y Asuntos Sociales) y Meritxell Serret (ex Agricultura)

Foto: El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. (Reuters)
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. (Reuters)

Carles Puigdemont no está en España. El ex presidente de la Generalitat se ha desplazado por sorpresa a Bruselas con cinco miembros de su ejecutiva. En la capital europea es donde ha conocido las dos querellas que el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, ha desvelado contra él y quienes le acompañaron en el Govern.

Aunque inicialmente se barajó la posibilidad de que entre las personas que acompañan al expresident se encontrase el que fuera encargado de las relaciones diplomáticas del Govern, Raül Romeva, este extremo parece no ser cierto. De hecho, la 'delegación' de personas que acompaña a Puigdemont estaría compuesta por cinco personas: Meritxell Borràs (ex Gobernación); Antoni Comín (ex Salud); Joaquim Forn (ex Interior); Dolors Bassa (ex Trabajo y Asuntos Sociales) y Meritxell Serret (ex Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación). Borràs y Forn pertenecen al PDeCAT, mientras que Comin, Bassa y Serret son de ERC.

(De izquierda a derecha y de arriba abajo) Carles Puigdemont, Meritxell Borràs, Joaquim Forn, Meritxell Serret, Antoni Comín, y Dolors Bassa.
(De izquierda a derecha y de arriba abajo) Carles Puigdemont, Meritxell Borràs, Joaquim Forn, Meritxell Serret, Antoni Comín, y Dolors Bassa.

Fuentes del Gobierno de España trabajan con la hipótesis de que la presencia de los políticos catalanes en Bruselas podría ser pedir asilo. No obstante, esta maniobra no tendría ningún efecto formal, dado que en el caso de que pudiese dictarse alguna orden de detención sobre alguno de ellos, tendrían que ser entregados de forma inmediata a las autoridades judiciales españolas.

Fuentes cercanas al PDCAT han confirmado a El Confidencial que Puigdemont se ha desplazado a Bélgica con la intención de reunirse con dirigentes flamencos, sensibles a la causa catalana. Este domingo, el secretario de Estado de Migración belga, Theo Francken, causó polémica al sugerir que el país podría acoger a Puigdemont si este pedía asilo político.

Las palabras de Francken no sentaron bien al primer ministro belga, Charles Michel, que trata de encontrar un delicado equilibrio entre contentar al ala más dura del N-VA -el partido nacionalista flamenco, socio mayoritario del Gobierno- y el resto de fuerzas de la coalición gubernamental, poco inclinadas a intervenir en la cuestión catalana. Michel también trata de evitar más roces con España.

Carles Puigdemont y los cinco exmiembros de su Ejecutivo se habrían dirigido en coche desde Cataluña a la ciudad de Marsella y, una vez en esta capital ubicada en el sur de Francia, tomaron un vuelo con destino a Bruselas.

Ningún miembro del exGobierno catalán se ha manifestado respecto a este viaje. Sólo el cantante Lluís Llach, exdiputado de JxSí, se ha referido al mismo en Twitter en los siguientes términos: "El muy honorable presidente de la República exiliado es una denuncia contra Ñ (España) ante los estamentos europeos, internacionales y nos mantiene la dignidad del 1 de octubre".

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
135 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios