TRAS LA DESTITUCIÓN DEL 'MAJOR'

El número dos de Trapero, Ferrán López, le sustituirá en la jefatura de los Mossos

Fuentes cercanas al gobierno han indicado que se ha tomado esta decisión al considerar que lo lógico es aplicar la normativa de la policía autonómica para el nombramiento de este tipo de cargos

Foto: El ministro Zoido junto al recién nombrado 'major' de los Mossos, Ferrán López. (EFE)
El ministro Zoido junto al recién nombrado 'major' de los Mossos, Ferrán López. (EFE)

El Comisario Superior de Coordinación Territorial de los Mossos d'Esquadra, Ferrán López, y sucesor "natural" en el organigrama, sustituirá a Josep Lluis Trapero al frente del cuerpo después de que el Gobierno haya cesado al hasta ahora 'major', investigado por sedición como supuesto responsable de la inacción del cuerpo el 1-O. Tal y como adelantó El Confidencial, este era uno de los nombres que se estaban barajando.

Fuentes cercanas al Gobierno han indicado que se ha tomado esta decisión al considerar que lo lógico es aplicar la normativa de la policía autonómica para el nombramiento de este tipo de cargos. Además, han añadido que con ello se mantiene el espíritu de colaboración con Cataluña y la lealtad con la comunidad autónoma y su policía. Sin embargo, algunas fuentes consultadas recelan del nombramiento por su "cercanía" al 'mayor' destituido.

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha mantenido este sábado su primera conversación telefónica con el comisario Ferrán López, a quien le ha trasladado su deseo de que recupere el "prestigio profesional" de la policía autonómica manteniendo la "leal colaboración" y el respeto a la ley. Fuentes no oficiales próximas al Ministerio del Interior han explicado a Europa Press que Zoido le ha recordado la "necesidad imprescindible" de mantener una leal colaboración y le ha dicho a Ferrán López que espera que su dilatada y reconocida trayectoria profesional las ponga al servicio de su nuevo cometido al frente de los Mossos, en sustitución de Josep Lluís Trapero.

Zoido, según las citadas fuentes, le ha explicado que busca recuperar el prestigio profesional de la Policía Autonómica Catalana, así como garantizar los derechos y libertades de todos los ciudadanos de Cataluña y velar por la convivencia pacífica. El ministro le ha recordado la obligación que tienen ambos como funcionarios y servidores públicos, en su caso como ministro y juez y en del comisario jefe de los Mossos como policía que prometió cumplir y hacer respetar las normas del Estado de Derecho.

Responsable de la Coordinación Territorial

Ferrán López es uno de los dos únicos comisarios superiores que hay en el cuerpo. Ascendió a ese rango el pasado mes de mayo. Era responsable de la Coordinación Territorial y Trapero lo envió el pasado 25 de septiembre, en representación de los Mossos, a la reunión convocada por Interior en la Delegación del Gobierno en Barcelona para coordinar el operativo de seguridad del referéndum del 1-O con el secretario de Estado, José Antonio Nieto.El resultado del dispositivo fue un fiasco pero, según fuentes consultadas por El Confidencial, era un buen candidato para afrontar la nueva etapa. Ingresó en los Mossos en 1990 y, entre otros destinos, ha sido jefe de un pelotón del Grupo Especial de Intervención (GEI), la unidad de élite de la institución. En este vídeo aparece Trapero y Ferrán López en Sabadell, abrazándose, tras la incorporación de Trapero a la comisaría. (Min. 0.42)

El número dos de Trapero, Ferrán López, le sustituirá en la jefatura de los Mossos

La Policía Nacional y la Guardia Civil llevaban semanas analizando qué mandos de los Mossos d'Esquadra eran los más idóneos para ocupar el puesto de su actual responsable, el 'major' Trapero. Su destitución ha sido la primera medida que ha tomado el Ministerio del Interior para garantizar que la policía autonómica acata la aplicación del artículo 155. Las Fuerzas de Seguridad del Estado barajaban una larga lista de nombres de mossos de la que finalmente ha salido este sábado el nuevo jefe del cuerpo y también los responsables de unidades estratégicas para el mantenimiento de la seguridad ciudadana y el orden público.

Entre los otros nombres que se barajaron en las últimas horas para asumir el liderazgo de los Mossos estaban el de Francesc Xavier Gámez Martín, que antes de recalar en los Mossos pasó por la Guardia Civil, y el del comisario Joan Miquel Capell, un histórico del cuerpo que en 2014, después de 31 años de servicio, lo abandonó para convirtirse en coordinador de Seguridad de la Diputación de Barcelona.

Puigserver, secretario general de Interior

Puigserver Martínez.
Puigserver Martínez.

Al quedar asumidas las competencias del conseller del Departament d´Interior por la Comisión Delegada para Cataluña, la gestión directa del Departament d´Interior recaerá en su actual segundo órgano: la Secretaría General de Interior, de la que se hará cargo Juan Antonio Puigserver, actual secretario general técnico del Ministerio del Interior. Como destacan fuentes de Interior, se trata de un "sustitución de carácter puramente técnico, que recae en un profesional gran conocedor de las materias de seguridad e Interior" y que es miembro de la Junta de Seguridad de Cataluña. Abogado del Estado, la mayor parte de su etapa profesional la ha desarrollado en Cataluña y habla catalán.

En su política de aplicar el 155 de la manera "menos invasiva" posible, el departamento que dirige Zoido ha decidido no cubrir el puesto de director general de la Policía, por cuanto sus responsabilidades técnicas pueden ser distribuidas entre el secretario general de Interior y el jefe de los Mossos d´Esquadra. Igualmente se considera absolutamente prescindible el componente político que conllevaba la mayor parte de la actividad del director general de la Policía. El cargo que queda vacante lo desempeñaba hasta anoche el polémico e hípernacionalista Pere Soler. Este llegó al cargo en julio y emitió anoche un comunicado para despedirse del cuerpo. La salida de Soler se produjo horas después de que el Consejo de Ministros acordara el cese inmediato del consejero de Interior, Joaquim Forn, y el de su número dos, el secretario general de Interior, César Puig.

Otros órganos

Los restantes órganos que están dentro del ámbito competencial del Departament d'Interior de la Generalitat de Catalunya -Protección Civil, Tráfico, Extinción de Incendios, etc- mantendrán sus actuales cargos y estructuras. Los Servicios Penintenciarios dejarán de depender del Departament de Justícia y sus funciones serán tuteladas por el Ministerio del Interior debido a que el Ministerio de Justicia no tiene competencias en materia penitenciaria.

Además de sustituir a Trapero y a Soler, Interior también pretende acometer otros cambios en la cúpula del cuerpo para asegurarse el control de los agentes encargados de la seguridad ciudadana y el orden público, los dos aspectos que más inquietan al Gobierno para afrontar los casi dos meses que transcurrirán hasta la celebración de las autonómicas del próximo 21 de diciembre. Fuentes de Interior consideran que al menos 8.000 efectivos de los 17.000 que integran la plantilla se mantendrán leales al orden constitucional. En el caso de que sea necesario contar con refuerzos, las Fuerzas de Seguridad del Estado recurrirán a los más de 6.000 agentes de Policía Nacional y Guardia Civil desplazados a Cataluña desde el resto de regiones de España.
Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios