hasta un 30% de sus rentas depende de europa

El campo catalán ve futuro fuera de la UE y en España alucinan: "Es un disparate"

Unió de Pagesos y JARC sostienen que a los payeses les iría mejor sin las ayudas de la PAC y hasta podrían vivir fuera del mercado común. En el resto del país lo ven "una locura"

Foto: Una treintena de tractores, aparcados junto al Parlament en apoyo a la república, el pasado 10 de octubre. (EFE)
Una treintena de tractores, aparcados junto al Parlament en apoyo a la república, el pasado 10 de octubre. (EFE)

El sector económico que más depende de los subsidios estatales y las ayudas comunitarias ve futuro en una Cataluña independiente, fuera de España y de la Unión Europea. Así lo afirma Unió de Pagesos, el sindicato mayoritario del campo catalán, con cerca de 10.000 afiliados. La organización, que no se posiciona sobre la independencia, confirma a este diario que el campo catalán tendría recursos para vivir de espaldas a España en una hipotética secesión. Incluso si la Unión Europea decidiera cortar el grifo de la PAC (los pagos de la Política Agrícola Común) y sacara a Cataluña del mercado común, habría alternativas de futuro en otros mercados como Rusia y China.

"En la agricultura, como en otros sectores, se está aplicando la política del miedo", afirma Joan Caball, coordinador nacional de Unió de Pagesos. "Ahora Cataluña aporta [a la Hacienda española] 2.500 millones de euros y recibe de vuelta 500 millones, hablando en números redondos. Ese margen de 2.000 millones se podría reinvertir en el campo y disponer de más recursos que ahora. Y sobre la PAC, que es un tema que preocupa a nuestros afiliados, no debemos olvidar que Cataluña es un contribuyente neto. Si la UE nos retirase las ayudas, ese dinero que ahora aportamos [el total de IVA y otros conceptos] ya no lo pagaríamos, y sería superior a lo que ahora recibimos".

Unió de Pagesos: "Cataluña es contribuyente neto a la PAC. El dinero que ya no pagaríamos sería superior al que ahora recibimos"

Caball considera que el único gran problema del campo en una república catalana surgiría si Bruselas sacara a sus agricultores y ganaderos del mercado común. Esta comunidad exporta el 75% de sus bienes agroalimentarios al resto de Europa, por lo que quedar fuera del mercado común sería un suicidio. "En ese caso, deberíamos negociar un acuerdo preferencial como tiene la EFTA [Asociación Europea de Libre Comercio, integrada por Noruega, Islandia, Suiza y Liechtenstein]. Para firmar ese acuerdo, Europa exige a un país cumplir toda la normativa comunitaria, y eso nosotros ya lo estamos haciendo".

Manifestación de agricultores a favor de la república catalana. (EFE)
Manifestación de agricultores a favor de la república catalana. (EFE)

¿Y si ni con esas Bruselas los acepta? "Podríamos fomentar la relación con otros mercados como China, a quien le vendemos mucho producto porcino, o Rusia, a quien podríamos venderle fruta sin sufrir el veto que ha impuesto sobre la UE. También tenemos buen producto transformado que tiene mucha demanda".

Esta visión optimista no es exclusiva de Unió de Pagesos. En Jóvenes Agricultores y Ganaderos de Cataluña (JARC) andan en la misma sintonía. No quieren salir de la UE, pero si eso ocurre no ven motivo para la alarma. "Los compromisos de la UE con los payeses catalanes son hasta 2020. No nos pueden dejar fuera siendo un país estratégico en muchos aspectos, como el de frontera. Además, un país no sale de Europa de un día para el otro. Hay que negociar una salida y en ese proceso veríamos cómo queda todo. Reino Unido votó salir de Europa y no veo que lo hayan echado de repente”, indica Francesc Boronat, presidente de JARC.

Personalidades como el socialista Josep Borrell o el exministro de Agricultura y hoy comisario europeo Miguel Arias Cañete han reiterado que Cataluña se quedaría sin ayudas comunitarias al minuto siguiente de la independencia.

Unos 400 tractores marcharon a través de Barcelona por la república. (EFE)
Unos 400 tractores marcharon a través de Barcelona por la república. (EFE)

Estupor en el resto de España

Que los agricultores catalanes crean posible sobrevivir sin PAC y hasta sin mercado común es visto con estupor entre sus colegas del resto de España. Luis Cortés, coordinador técnico de la Unión de Agricultores y Ganaderos de Extremadura (UAGE), no entiende el razonamiento. "Se podría ir del mercado común una región aislada, pero ¿Cataluña, que siempre ha comercializado con Europa? Que se planteen eso es un disparate".

Cortés advierte de que España no podrá seguir comprando a los payeses si hay independencia y deberá buscar alternativas en los países de la UE. Primero, porque un principio básico europeo es priorizar el mercado comunitario, y segundo, porque probablemente el producto catalán será más caro. Así, los tres pilares del campo catalán, como son el porcino blanco, el producto vitivinícola y la fruta de pepita, se quedarían sin acceso a sus mercados naturales.

El campo español avisa: España no podrá seguir comprando a los payeses si hay independencia y deberá buscar alternativas en la UE

Esa salida no solo dejaría a los payeses ante el abismo, sino que pondría al sector primario español en un brete. "La PAC lo que ha hecho es reagrupar los cultivos y dar dinero a los sectores más competitivos de cada región. Por ejemplo, en Extremadura se potencia el tomate concentrado o en Navarra los espárragos. Quedarnos sin el porcino blanco, la uva y la fruta de pepita catalanes crearía un desequilibrio en España, que pasaría a tener déficit en esos sectores. La alternativa sería abastecernos de manzanas y peras de Francia o de cerdo de Italia, que son fuera de Cataluña los mercados más competitivos", adelanta Cortés.

Es decir, serían otras regiones de Europa y no el campo español quienes se beneficiarían del vacío dejado por Cataluña. El coordinador de UAGE lo explica: "Para un ganadero español sería muy arriesgado, por ejemplo, invertir en una explotación de porcino para quedarse parte de la cuota catalana, más si su región no recibe ayudas de la PAC para desarrollar ese sector. Correría el riesgo de no poder ofrecer la calidad y precio que ya ofrecen hoy otros países de Europa y estrellarse".

El 'expresident' Artur Mas, gran impulsor del 'procés', en una fábrica catalana de embutidos. (EFE)
El 'expresident' Artur Mas, gran impulsor del 'procés', en una fábrica catalana de embutidos. (EFE)

Ignacio Arias, coordinador de organización de la Unión de Campesinos de Castilla y León, pone también en entredicho la confianza de Cataluña respecto a la PAC. "El campo le da a Bruselas la totalidad del IVA y luego nos viene la PAC, pero hay otro montón de entradas de dinero que vienen de Europa para presupuesto agrario. Es muy difícil concluir que tú aportas más de lo que te dan, como dicen en Cataluña. Son cuentas que las puedes cuadrar según te interese porque son muy complejas, pero en mi opinión es un error grandísimo salir de la PAC, me cuesta mucho entender que un agricultor vea bien eso. Por muy contribuyente que seas, si te dedicas al sector de la alimentación, necesitas acceder al mercado común, quedarte fuera es una locura".

"Es un error grandísimo salir de la PAC, me cuesta mucho entender que un agricultor vea bien eso", considera la Unión de Castilla y León

"El campo siempre ha sido un entorno conservador. En Cataluña, los agricultores han votado a CiU toda la vida, al centro-derecha. Por eso me ha sorprendido mucho ver tantos tractores frente al Parlament o en las manifestaciones", prosigue Arias. En efecto, las tractoradas han generado sorpresa en muchos sectores que no entienden que un agricultor pueda ir en contra de seguir en Europa. El líder de Unió de Pagesos matiza: "Las tractoradas son por el derecho a decidir, no por la independencia". Tanto la Unió como JARC forman parte de la Mesa por la Democracia, una plataforma catalana que aglutina a 40 entidades como UGT, CCOO y también la ANC y Òmnium Cultural.

La viña es uno de los tres pilares del sector agroalimentario catalán. (EFE)
La viña es uno de los tres pilares del sector agroalimentario catalán. (EFE)

Un déficit del 0,75%

Según datos del Ministerio de Agricultura, en 2016 Cataluña recibió 373 millones de la PAC. Eso es un 5,25% del total que percibió España (7.130,6 millones). En Cataluña hay 51.429 agricultores que reciben dinero europeo, lo que supone un 6% del conjunto de España (864.241 profesionales). Es decir, con datos en la mano, Cataluña tiene un déficit de inversión de ayudas europeas del 0,75%. El desequilibro fiscal en el sector primario no es hoy, sobre el papel, nada escandaloso para los intereses de Cataluña.

Cuestión aparte sería que el Gobierno catalán, con esos supuestos 2.000 millones que 'pierde' en las balanzas fiscales, decidiera incrementar el porcentaje de gasto en sus agricultores. Actualmente, la Consejería de Agricultura catalana solo dispone de un 1% del total del Presupuesto de la Generalitat (40% de recorte en los últimos años), por lo que los payeses no gozan de muchos motivos para pensar que la futura república los mimaría especialmente.

El coordinador nacional de Unió de Pagesos admite que "quien gestionase el dinero catalán debería hacer un buen reparto para el campo", pero subraya que España nunca aplica correctamente los "criterios europeos" y siempre discrimina negativamente el campo catalán respeto a “otros territorios subsidiados” del resto del Estado. "Seríamos mejor tratados si tuviéramos relación directa con Bruselas para gestionar la PAC y distribuyésemos los recursos internamente", asegura.

Cortés, de la Unión de Extremadura, lo ve de otra manera: "Estos días se va a publicar un real decreto de ayuda al sector vitivinícola para los próximos cinco años, y Cataluña lógicamente será una de las comunidades más beneficiadas. Nosotros también podríamos quejarnos de que ese decreto discrimina la viña extremeña. Si uno busca, siempre encuentra una razón para protestar. Esto me recuerda al Brexit, donde el campo votó masivamente por salir de Europa y las ciudades por quedarse. No sé qué información maneja el campo catalán para querer la independencia, pero seguro que no es la misma que manejamos en el resto de España", prosigue.

Ante una DUI, los pagos de la UE en enero de 2018 podrían cancelarse. Entre un 25% y un 30% de las rentas de los payeses dependen de Bruselas

Para otras organizaciones campesinas, como la Unió de Llauradors de la Comunidad Valenciana, la gran preocupación es "qué ocurriría con el transporte" por el corredor mediterráneo de los bienes agrícolas valencianos y de los de Murcia y Almería (la llamada huerta de Europa) si Cataluña se independizase y Europa la expulsara del espacio Schengen.

Lo único seguro hoy es que los payeses tienen asegurada la PAC de la pasada campaña, que cobrarán a inicios de noviembre (70% del total anual). Pero ante una DUI repentina, los pagos de enero de 2018 ya podrían verse comprometidos. "Si ocurriera, habría que entrar en negociación con Bruselas. Somos ciudadanos europeos, no nos pueden dejar en esa indefensión de un día para el otro, igual que no lo han hecho con el Brexit", abunda sobre esa idea Boronat, de JARC. Entre un 25% y un 30% de las rentas anuales de los payeses proceden hoy de Bruselas.

Marcha campesina por la dignidad, organizada por Unió de Pagesos, JARC y la federación de cooperativas agrarias. (EFE)
Marcha campesina por la dignidad, organizada por Unió de Pagesos, JARC y la federación de cooperativas agrarias. (EFE)

Maltrato de Madrid

El Plan de Desarrollo Rural (PDR), financiado por el Ministerio de Agricultura, es junto a la PAC la otra ayuda básica del campo español. Cataluña denuncia que el Ministerio de Agricultura ha reducido un 20% su inversión, de algo más de 1.000 millones a 810. Son 190 millones menos que se recortan justo en las áreas clave para el futuro del sector, como es innovación y planes de mejoras e integración de jóvenes y mujeres en las explotaciones catalanas. Unió de Pagesos afirmó días atrás que si se consolida el 15% de reducción de las ayudas directas de la PAC (los llamados fondos Feader) y el 20% de reducción de ayuda del ministerio, "las explotaciones catalanas se situarán en el límite entre ser rentables o no serlo".

Unió de Pagesos y JARC insisten en que su única batalla política es el derecho a decidir

“A todos nos han recortado el PDR. A Cataluña se lo bajan, pero le suben otras partidas. Un ejemplo: Cataluña ha recibido 11 millones como promoción de exportación vinícola a terceros países cuando por potencial le corresponderían tres millones. Pero se tienen en cuenta criterios de ventas y calidad para darles más. En Extremadura, tenemos el doble de hectáreas de viñedo y nos han dado 300.000 euros. A mi entender, Cataluña en absoluto ha estado perjudicada por los presupuesto agrarios. Al revés, su sector ha tenido muchísima fuerza y sus políticos han aprobado presupuestos ventajosos. Siempre se les ha tratado con cariño, hay comunidades con más motivos para quejarse”, considera Cortés, que pide "calma" al sector agrario, tanto en Cataluña como en el resto de España: "Debemos enfriar las cosas y no echar más leña al fuego. Las cosas no son blanco o negro, debemos trabajar por encontrar un punto intermedio que nos permita mantener la buena relación actual".

Unió de Pagesos y JARC insisten en que su única batalla política es el derecho a decidir, y que en el particular de la independencia cuentan con payeses a favor y en contra. Ambas organizaciones llaman al "diálogo y acuerdo" entre el Gobierno y la Generalitat.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
69 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios