Aún seguirán en Pineda del Mar casi 300 agentes

Interior manda a casa a los policías que retiraron las urnas del 1-O

Se trata de más de medio centenar de agentes que colaboraron con los servicios de información del cuerpo en la labor de identificación de los colegios electorales

Foto: Los Policías de Pineda, protestando tras saber que eran expulsados de los hoteles. (EFE)
Los Policías de Pineda, protestando tras saber que eran expulsados de los hoteles. (EFE)

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha dado orden de enviar de vuelta a casa a los policías de la Brigada Móvil desplazados estos días a Cataluña con el fin, entre otros, de ayudar a retirar las urnas puestas por la Generalitat para votar en el referéndum ilegal del pasado 1 de octubre. Se trata de más de medio centenar de agentes que colaboraron con los servicios de información del cuerpo en la labor de identificación de los colegios electorales y de aplicación de los mandatos judiciales que determinaron la retirada de las urnas, además de la vigilancia del metro y trenes de cercanías de Barcelona.

Todos estos agentes, que estaban alojados en uno de los dos hoteles de Pineda del Mar reservados para policías desplazados con motivo del desafío soberanista, se encuentran ya preparados para regresar a casa, al menos, hasta nueva orden. De estos hoteles también saldrán en las próximas horas dos grupos de las Unidades de Prevención y Reacción (UPR) de la Policía Nacional que estos días han sufrido en sus carnes la presión ciudadana y política que a punto estuvo de expulsarles de la población como ocurriera el pasado 2 de octubre en la localidad barcelonesa de Calella, de donde salieron 200 guardias civiles para ser reubicados en una residencia militar tras la presión popular y municipal.

Estos dos grupos de la UPR, conformados por alrededor de 60 agentes, serán trasladados a Zaragoza, donde instalarán su nueva base de operaciones. Seguirán formando parte del dispositivo especial montado por Interior con motivo del referéndum ilegal, pero tendrán su nuevo ‘cuartel’ en la capital aragonesa, desde donde se desplazarán a Barcelona cuando sus superiores lo consideren necesario tras los correspondientes mandamientos judiciales.

Salen de este modo de Pineda del Mar unos 120 de los 400 policías que estos días han estado alojados en los dos hoteles de la localidad, cuyos propietarios pidieron a los funcionarios que se marcharan tras la consulta. La solicitud, respaldada por los dirigentes del Ayuntamiento de Pineda, estuvo a punto de ser atendida por los agentes. Sin embargo, en el último momento, cuando éstos se disponían a abandonar los establecimientos, una orden del presidente del Gobierno indicó a los policías que debían quedarse. Tras estos últimos movimientos, aún seguirán en Pineda cerca de 300 policías pertenecientes a las unidades de antidisturbios y otras secciones.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios