cinco días para el referéndum

Artur Mas reconoce que no podrá pagar los 5,2 millones de fianza: "Ayudarnos es fácil"

El expresidente de la Generalitat dice que "estamos viendo represión pura y dura". "Están intentado destruir a las personas y a las familias. Es un Estado policial", ha denunciado

Foto: El expresidente de la Generalitat Artur Mas, en una imagen de archivo. (EFE)
El expresidente de la Generalitat Artur Mas, en una imagen de archivo. (EFE)

El expresidente de la Generalitat Artur Mas y otros de los acusados —Francesc Homs, Irene Rigau y Joana Ortega— por la consulta soberanista del 9-N de 2014 dan por hecho que ninguno podrá pagar de su bolsillo los 5,2 millones de euros de fianza que les impone el Tribunal de Cuentas, por lo que han pedido aportaciones a la caja de solidaridad.

En declaraciones a RAC 1, Mas ha explicado que no pueden "hacer frente a estas cantidades". No obstante, ha subrayado que "mucha gente ha tomado conciencia" de que estos acusados dieron "la cara" para poder celebrar una consulta en la que participaron 2,3 millones de catalanes, por lo que "no tiene sentido que solo unos pocos lo perdamos todo" y que "el resto no haga un muy pequeño esfuerzo" para poder hacer frente a la fianza. Por ello, ha pedido a los que votaron el 9-N "ayudar un poco, porque es muy fácil", con una aportación a la 'caja de solidaridad' promovida por la ANC y Òmnium Cultural, que ya ha recaudado más de dos millones de euros.


Misma línea ha seguido la exvicepresidenta de la Generalitat Joana Ortega, que cree que "es muy probable" que se les embarguen los bienes al no poder afrontar el pago de los 5,2 millones de euros y ha denunciado la "indefensión absoluta" que siente ante el Tribunal de Cuentas. Irene Rigau, que era 'consellera' de Educación durante los preparativos del 9-N, ha dicho no entender por qué el Tribunal de Cuentas le solicita tres millones de euros por la compra de ordenadores para las mesas de votación cuando en la actualidad "están en todas las escuelas de Cataluña que los pidieron". "Todo esto es un escarmiento", dice, con el objetivo de intentar disuadir a los impulsores de un referéndum el 1 de octubre.

"Estamos viendo represión pura y dura"

Por su parte, el 'exconseller' de la Presidencia Francesc Homs ha considerado un "despropósito" el procedimiento abierto por el Tribunal de Cuentas, porque "es directamente ilegal, de una irregularidad absoluta". Homs ha recalcado que "una cosa que fue juzgada no puede volver a juzgarse", por lo que, a su juicio, hay motivos "para poder actuar contra quienes están actuando de esta manera contra el Estado de derecho".

Acerca de la actual situación que vive Cataluña, el 'expresident' considera que "estamos viendo represión pura y dura" y que "están intentando destruir a las personas y a las familias". "Esto es un Estado policial. Todas las estructuras del Estado actúan en connivencia y se protegen entre ellas para defender el 'statu quo' español", ha denunciado. Y ha ido más lejos, ya que apunta que mientras el Estado español actúa con el "binomio amenaza-represión", el soberanismo catalán actúa con el binomio "movilización-civilidad". "El Estado español ha perdido Cataluña. Mucha gente no independentista no quiere que un Estado represivo sea su futuro", ha sentenciado.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
117 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios