mÁS DE 6.000 personas

Puigdemont y Junqueras se dan un baño de multitudes: "El 1-O votaremos"

Comenzar en Tarragona no es casual. Allí gobiernan los socialistas desde hace una década y su alcalde ha dejado muy claro que no cederá ni un solo local municipal para el 1-O

Foto: Carles Puigdemont y Oriol Junqueras a su llegada al acto. (EFE)
Carles Puigdemont y Oriol Junqueras a su llegada al acto. (EFE)

Día grande para los independentistas. Ignorando las advertencias del Tribunal Constitucional, este jueves, Tarragona se ha convertido en el epicentro del sí a la independencia en un gran acto que ha dado el pistoletazo de salida a la campaña del referéndum. Y el lugar no es cualquiera. Desde hace una década gobierna en la ciudad el PSC y su alcalde, Josep Fèlix Ballesteros, ha dejado muy claro a los independentistas que no cederá ni un solo espacio municipal para el 1-O. Tampoco es casual el momento, es el comienzo oficial de la campaña por el sí, justo una semana después de la aprobación de la ley del referéndum, declarada ilegal por el Tribunal Constitucional.

Gritos de "Independencia" a la llegada de Puigdemont, Junqueras y Forcadell al mitin de Tarragona

En el escenario del Tarraco Arena, que según las primeras estimaciones los independentistas han logrado llenar hasta la bandera con más de 6.000 personas, se puede leer "Hola, república. Hola, Europa. Hola, nuevo país". Después de que el público cantara 'Els Segadors' y gritara "Votaremos", el acto ha arrancado con las ironías de un diálogo entre Oriol Grau y Txe Arana. Los conductores del mitin se han mofado sobre la ilegalidad del acto: "¿Has presentado alguna vez un acto ilegal? ¡Yo espero que sea el último! ¿Cómo llevas que sea un acto clandestino?".

[Aquí puedes ver las fotos del acto de campaña]

Magda Castamitjana, diputada de Junts Pel Sí por Girona, ha sido la encargada de comenzar el discurso político. Clavel en mano ha emplazado a que los catalanes que no tienen ayuntamientos en los que poder votar, como es el caso de los tarraconenses, lo hagan en ciudades como Girona: "nuestra casa es la vuestra". Pero Castamitjana no se ha llevado el clavel consigo, sino que ha ido pasando de mano en mano. Primero por la de su compañero de partido, Antoni Castellá, luego a Quim Arrufat, exdiputado de la CUP en el Parlament y, finalmente, a Marta Rovira, portavoz de Junts Pel Sí en el Parlament, quien ha asegurado que el camino hacia la república independendiente no tiene marcha atrás.

Marta Pascal, diputada por Junts Pel Sí, ha querido dirigirse expresamente a Mariano Rajoy para emitirle un mensaje claro: "Votaremos el 1 de octubre", para continuar que "no nos cortarán la luz, la oscuridad son ellos". El Tarraco Arena, al finalizar su intervención, ha comenzado a cantar "¿Dónde están las papeletas, las papeletas dónde están?".

Oriol Junqueras ha precedido entre gritos de "Ballesteros dimisión" al 'president' en el acto. El vicepresidente de la Generalitat ha advertido de que "si en Cataluña se vota sí, tendrán que reconocer la nueva república". Y arropado por la confusión de Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, de esta tarde, ha aprovechado para decir que "Hemos nacido para ganar. A cada amenaza respondemos con más firmeza".

Carles Puigdemont ha comenzado dando la bienvenida en tono desafiante a los "querellados y querelladas", tras lo que ha dicho que "nos dijeron que este acto no lo haríamos, pero con la cantidad de gente que hay fuera -alrededor de 1.000 personas se han quedado fuera del Tarraco Arena-, podríamos hacerlo dos veces". El 'president' ha insistido en la "persecución" de las papeletas y los alcaldes: "Decid a la gente que coja la papeleta y ponga luz a una oscuridad que ya hace demasiados años que dura", Y se ha despedido con un "Bueno, pos molt be, pues adios", en honor al 'major' Josep Lluís Trapero, quien ordenó por escrito a los Mossos d'Esquadra que impidan la celebración del referéndum.

El PSC guarda silencio para no darles alas

El Confidencial se ha puesto en contacto con el PSC de Tarragona, que considera que el acto "forma parte del engranaje del independentismo". "Preferimos no pronunciarnos para no alimentar esto. Ellos están convencidos de que lo que harán es un proceso democrático y nosotros ya lo hemos denunciado", comentan a este medio. Los socialistas catalanes creen, además, que el objetivo no es otro que "escenificar" que el 1-O es "democrático".

Desde el ayuntamiento, el silencio es sepulcral. Ni el alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros, ni ninguno de los concejales del PSC quieren hacer declaraciones. Solo serviría para dar alas al PDeCAT, ERC y la CUP. Solo han confirmado a El Confidencial que se reforzará —"como en cualquier otro evento"— la presencia de la guardia urbana en las inmediaciones de la Tarraco Arena, un recinto en el que se celebran desde conciertos hasta eventos deportivos como la Supercopa de España de Balonmano de 2014. Puestos en contacto con la Subdelegación del Gobierno en Tarragona, confirman a este medio que "no hay instrucciones" para movilizar a los Mossos d'Esquadra.

Más de 1.000 actos

A pesar de que la ley del referéndum ha sido suspendida, se prevé que los más de 1.000 actos que se celebrarán en las dos próximas semanas sigan adelante. Mientras no haya indicios de que se esté haciendo algo relacionado con la preparación del 1-O, los Mossos d'Esquadra y el resto de fuerzas de seguridad del Estado no tienen previsto intervenir. Fuentes de los Mossos consultadas por El Confidencial avalan esta tesis, ya que estos actos se enmarcan, dicen, en la libertad de expresión, por lo que no existiría delito salvo si hay constancia de un acto preparativo. A pesar de ello, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha avisado este jueves de que los actos de campaña del 1-O "tendrán debida respuesta".

Diada en Barcelona. (EFE)
Diada en Barcelona. (EFE)

Durante las más de dos semanas que restan de cara al 1-O, las fuerzas independentistas se desplegarán por todo el territorio catalán para defender el sí ante la ausencia total de una campaña por el no. El objetivo no es otro que convencer a los más de 125.000 indecisos que no dudan solo entre el sí y el no, sino entre si van a ir o no a votar. Para ello, PDeCAT y ERC se centrarán en las grandes ciudades del área metropolitana de Barcelona —donde se concentra una parte importante del censo—, sin olvidar Tarragona y Girona.

En total, se celebrarán más de un millar de actos, siendo el PDeCAT de Artur Mas el que más presencia tendrá en Cataluña con 636, gracias a un colchón presupuestario de medio millón de euros. Contarán, además, con más de 5.000 voluntarios y 950 ciberactivistas. Por su parte, ERC tiene planificados 500 actos del 14 al 29 de septiembre, alguno de los cuales contará con la presencia de sus caras más conocidas: Oriol Junqueras, Marta Rovira y los diputados en el Congreso Gabriel Rufián y Joan Tardà. Entre esta campaña y la ya iniciada en primavera en defensa del referéndum, desembolsarán más de un millón de euros.

En el acto de este jueves, la CUP tendrá un papel secundario. Las primeras figuras —Anna Gabriel, Eulàlia Reguant, Mireia Boya o Gabriela Serra— no están en el cartel. Los 'cupaires' han optado por una campaña más clásica con rueda de prensa por la mañana y un gran acto por la tarde. Este viernes, arrancarán su campaña en L'Hospitalet de Llobregat, para desplazarse los próximos días a Badalona y Barcelona, las tres ciudades con más habitantes de la provincia de Barcelona.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
66 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios