a 16 días para el 1-O

El mensaje de Juncker que ha hecho dudar sobre la posición de Cataluña en la CE

El presidente de la Comisión Europea ha dejado claro que si los catalanes deciden independizarse de manera legal en algún momento de España, se respetará su voluntad

Foto: El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. (EFE)
El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. (EFE)

Con la tensión aumentando hora tras hora en torno a Cataluña, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha creado hoy un gran revuelo. ¿El motivo? Juncker ha asegurado que si Cataluña votara por el sí a abandonar España, se respetaría su elección. "Es evidente que si un sí a la independencia de Cataluña llega a producirse, que ya se verá, respetaremos su elección", ha asegurado.

Con estas palabras, Juncker se ha salido de la prudente línea que los líderes comunitarios suelen mantener respecto a la situación catalana. Por lo general, estos se escudan en que se trata de una cuestión interna española en la que no deben inmiscuirse, tal y como ha recordado el propio Juncker. Pero, según ha aclarado un portavoz de la Comisión Europea a El Confidencial, sus declaraciones no se refieren al referendo del 1 de octubre, sino a una consulta que se celebrara de manera legal, avalada por el Tribunal Constitucional. Y es que, como ha recordado Juncker, en la cuestión catalana él y sus predecesores "siguen y respetan" las decisiones del Tribunal Constitucional y del Parlamento español.

“El presidente dijo que la decisión del Tribunal Constitucional español debe ser respetada y que por tanto el resultado de un referendo solo puede ser aceptado si esta condición se cumple”, ha recalcado el portavoz.

No obstante, el matiz introducido por Juncker es novedoso, ya que por primera vez un alto cargo europeo asegura que si los catalanes deciden independizarse, se respetará su voluntad. Por lo general, estos se escudan en el mantra de que el proceso catalán es una cuestión interna española para eludir el debate. “Por principio, la Comisión no interviene en los debates internos de un país cuando se trata de un debate democrático aceptable y aceptado”, ha dicho Juncker en un primer momento, al ser preguntado por el referéndum promovido por la Generalitat para el primero de octubre.

Las reacciones no se han hecho esperar. Para Oriol Junqueras, las declaraciones de Juncker “respetando el resultado del referéndum" son “muy importantes”. Mientras, Ramón Tremosa, eurodiputado del PDC y una de las voces más activas en Bruselas a favor de la independencia catalana, ha celebrado las palabras del presidente de la Comisión, aunque le atribuye erróneamente unas declaraciones asegurando que para una hipotética independencia de Escocia, se había ideado un “atajo” de regreso a la UE en menos de 24 horas.

Fuera de la UE

Con la de cal, llega también la de arena. Y es que pese a ese “respeto”, las consecuencias para Cataluña siguen siendo las mismas: salir de España supondría salir de la Unión Europea. Y no, no se le facilitaría un atajo para que la región pudiera volver, de manera inmediata, al club comunitario. Cataluña no recibiría ningún trato especial, sino que tendría que seguir el procedimiento de adhesión previsto para cualquier país que quiere entrar en la UE, un proceso que lleva años.

“Cataluña no podrá, de la noche a la mañana, el día después del voto, convertirse en miembro de la Unión Europea, sería sometida a un proceso de adhesión, como lo estuvieron los estados miembros que se unieron a partir de 2004”, ha apuntado. Ese sería el caso también, ha asegurado, de Escocia si se separa de Reino Unido, y “si el norte de Luxemburgo se independiza del sur”.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
72 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios