Referéndum Cataluña 1-O: El Parlament tendrá hoy otra jornada maratoniana para la Ley de Transitoriedad. Noticias de Cataluña
Se nombra una Sindicatura Electoral nada neutral

El Parlament tendrá hoy otra jornada maratoniana para la Ley de Transitoriedad

La Ley de Transitoriedad fue admitida a trámite. Pero está en proceso de recusación de los grupos de la oposición, lo que augura una nueva sesión de bronca parlamentaria para todo el día de hoy

Foto: Debate de la Ley del Referéndum en el Parlament
Debate de la Ley del Referéndum en el Parlament

El Parlament vivirá hoy otra jornada de larga y bronca como la de ayer. Pasada la madrugada la presidenta de la cámara catalana, Carme Forcadell, volvió a permitir a Junts Pel Sí y la CUP modificar el orden del día para iniciar la tramitación de la Ley de Transitoriedad, todavía más polémica desde el punto legal que la de Referéndum. La sesión acabó a las dos de la mañana, tras dos nuevas reuniones de la Mesa y una sensación de profunda irrealidad mientras el surrealismo se iba apoderando del hemiciclo.

Todo podía haberse acaba cuando el presidente catalán Carles Puigdemont y sus consellers firmaron el decreto de convocatoria del referéndum. Pero Forcadell, ya visiblemente agotada, siguió hacia delante. La CUP quería que se aprobase la Ley de Transitoriedad y pese a los recelos de muchos miembros del PDeCAT fue de nuevo la vanguardia revolucionaria de Anna Gabriel y los suyos la que marcó el paso.

La Ley de Transitoriedad fue admitida a trámite. Pero está en proceso de recusación de los grupos de la oposición, tal como ya le pasó a la Ley del Referéndum, lo que augura una nueva sesión de bronca parlamentaria para todo el día de hoy.

El momento más delirante fue cuando se ofreció a los grupos de la oposición una hora para que propusiesen miembros para la Sindicatura Electoral, el equivalente a la junta electoral que tutelará el 1-O. A esas altura de la madrugada si no era una burla lo parecía. Visiblemente indignados, los diputados de C’s, PSC, PP y CSQP, declinaron el ofrecimiento. Joan Coscubiela advirtió a la presidenta que una decisión de sistema electoral debía tomarse por mayoría reforzada de dos tercios. Pero para Forcadell fue como oír llover: después de todo lo que había hecho a pleno día, a ver a lo que no se iba a atrever de noche cerrada.

Al final se aprobó la Sindicatura Electoral con la lista que llevaba de saque Junts pel Sí y la CUP y que había salido del laboratorio del vicepresidente Oriol Junqueras, el encargado del despliegue operativo de la consulta del 1-O.

Visto el resultado Junqueras no ha encontrado un solo juez que quiera integrar la Sindicatura Electoral, algo que es lo habitual en este tipo de órganos. Tampoco hay ningún representante claro de la opción del “no”. Ni tradición jurídica ni objetividad ni neutralidad. La Sindicatura es como el resto de las decisiones que se tomaron en la jornada de ayer, un organismos bajo sospecha que además nace de un proceso nulo de ley.

Organismo poco plural

Los cinco miembros que la integran son el doctor en Derecho administrativo y miembro de la Comisión Jurídica Asesora de la Generalitat, Marc Marsal i Febrer; el catedrático de Ciencia Política y tertuliano habitual de Catalunya Ràdio, Jordi Mates i Dalmases; la doctora en Ciencias Políticas, militante feminista y activista por el “Sí” en el referéndum, Tania Verge i Mestre; la abogada de Girona Marta Alsina i Conesa y el profesor de derecho constitucional, letrado del Ayuntamiento de Barcelona y miembro de diversas comisiones de urbanismo de la Generalitat, Josep Pagés i Massó. No hay por qué dudar de la honestidad de todos sus miembros. Pero la pluralidad no es el punto fuerte de la composición de este organismo.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios