antes del pleno

Brindis al sol de Forcadell que recusa en vano a todo el Tribunal Constitucional

La presidenta del Parlamento catalán, Carme Forcadell, ha presentado un escrito de recusación contra los 12 magistrados del Tribunal Constitucional

Foto: Reunión de la Mesa del Parlament. (EFE)
Reunión de la Mesa del Parlament. (EFE)

La presidenta del Parlamento catalán, Carme Forcadell, ha presentado un escrito de recusación contra los 12 magistrados del Tribunal Constitucional por su "falta de imparcialidad" y para "garantizar" su derecho de defensa. Ha sido minutos antes de que empezara el pleno en la Mesa del Parlament, donde también se ha admitido a trámite la Ley del Referéndum a petición de JxSí y la CUP. Fuentes jurídicas apuntan a El Confidencial que su iniciativa será rechazada de plano por el TC y no paralizará la revisión por parte del Pleno de los recursos que puedan presentarse contra su actuación.

"Acabo de pedir la recusación de los miembros del TC. Se han convertido en una extensión más del gobierno del Estado y ha perdido toda legitimidad", ha escrito. Con esta iniciativa, Forcadell pretende "paralizar cualquier procedimiento 'de excepción' que pudiese plantearse el TC hacia el Parlament o las funciones de la presidenta", ha explicado la cámara catalana en un comunicado.

El escrito, registrado esta mañana en el TC, califica la reforma de la ley orgánica del Constitucional como una "reforma exprés de la Constitución" en la que el derecho de defensa está aún más restringido que en la aplicación del Estado de excepción. Forcadell alega en el escrito que no existe en el ordenamiento jurídico español ningún procedimiento que genere tanta "indefensión" como el que prevé la ley orgánica del TC.

La aplicación de las atribuciones sancionadoras del TC, a su juicio, vulnera el artículo 10 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos, el Convenio Europeo de los Derechos Humanos y la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, "al no contar con ninguna garantía procesal de un juicio justo".

El escrito analiza la naturaleza "inédita" del procedimiento de ejecución de sentencias que instauró la reforma de la ley orgánica del TC, que configura un "nuevo" Constitucional que "pierde su supuesta posición de neutralidad cuando se le otorga potestad sancionadora y facultades de ejecución de sus propias resoluciones". Por ello, Forcadell solicita poder ser parte en un hipotético procedimiento constitucional si es que se discuten medidas de intervención en el Parlament o en las funciones de presidencia del Parlament, con el objetivo de preservar su derecho de defensa ante un procedimiento "carente de cualquier garantía y derecho".

No es la primera vez que el TC aborda una recusación de todos sus miembros. Existen dos antecedentes en los que se produjo un rechazo de plano automático. Además, las fuentes jurídicas consultadas apuntan que la presidenta del Parlament incurre en un fraude de ley debido a que no recusa en un procedimiento concreto y se limita a pedir que se aparte a los magistrados de forma general. "Una simple maniobra de distracción que no tendrá éxito", dicen las fuentes consultadas.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios