el rey estará junto a puigdemont, rajoy y colau

La tensión política larvada amenaza con romper la unidad de la marcha antiterrorista

Apartar al Rey y al Gobierno de encabezar la manifestación fue el primer acto que crispó los ánimos. Ahora, las invitaciones de la ANC y la marcha previa de la CUP no parece haberlos calmado

Foto: Carles Puigdemont junto al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. (Reuters)
Carles Puigdemont junto al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. (Reuters)

La manifestación prevista en Barcelona para hoy en repudio a los ataques yihaidistas en Cataluña está acumulando tensión larvada que amenaza con romper la unidad bajo la que de manera formal se ha convocado. Primero fue la maniobra para apartar al Rey y al Gobierno español de la cabecera de la manifestación. Ahora son las invitaciones de la ANC a llevar “banderas con crespones negros” y el manifiesto de entidades convocantes, como Òmnium Cultural acusando a Felipe VI de “promover las guerras”. También, la manifestación previa –a las 16 horas– patrocinada por la CUP y con el lema "Vuestras políticas, nuestros muertos".

Pese a los esfuerzos hechos, la manifestación está basculando entre la unidad o la enésima muestra de fuerza independentista. El propio presidente de la ANC, Jordi Sánchez, ha apoyado el comunicado sobre que se lleven banderas a la concentración mientras que los 'cupaires' han llamado a acudir con camisetas azules para diferenciarse del resto.

Los organizadores han intentado diluir cualquier carga política, pero fuentes políticas de distinto signo avisan que va a ser muy difícil "controlar los entornos". La manifestación bajará por Passeig de Gràcia de los Jardinets de Gràcia, por encima de la Diagonal, hasta la calle Caspe. En Caspe estará​ la primera cabecera, encabezada por Mossos, personal médico y de emergencias, taxistas, hoteleros, vecinos y comerciantes de las Ramblas.

Varias calles más arriba estará la cabecera 'política' con el Rey Felipe VI, Mariano Rajoy, acompañado por la mayor parte de sus ministros, Carles Puigdemont, con la totalidad de sus 'consellers' y otros líderes políticos y presidentes autonómicos, entre los que destacará la alcaldesa Ada Colau. Esta segunda cabecera se encontrará a la altura de Gran Via.

Polémica entrevista de Puigdemont

Precisamente este viernes se publicaba en Financial Times una entrevista de Puigdemont en la que anunciaba que ya dispone de "más de 6.000 urnas" para el referéndum. "No veo de qué modo el Estado puede frenarlo", y sobre los atentados, el 'president' lanzaba una acusación directa a quien este sábado compartirá a su lado la manifestación: "El Gobierno central ha jugado a la política con la seguridad de los catalanes" al no permitir la convocatoria de 500 plazas para los Mossos ni que este cuerpo policial autonómico tenga acceso a Europol. Además, añade en la entrevista que aunque la cooperación entre los distintos cuerpos ha sido buena tras los atentados, ha defendido que sería mejor en una Cataluña independiente.

Carles Puigdemont. (Reuters)
Carles Puigdemont. (Reuters)

El lema de la manifestación será 'No tinc por' –"no tengo miedo"–, y para diluir el peso de los políticos presentes tampoco habrá parlamentos finales institucionales en la plaza de Catalunya. Se repartirán flores rojas, blancas y amarillas, los colores de la ciudad, y la actriz Rosa María Sardà dará un breve discurso, igual que la directora de la fundación Ibn Battuta, Míriam Hatibi, antes de que la interpretación del 'Cant dels Ocells' ponga fin al acto.

Si el Rey ha anunciado finalmente que acude, la primera vez que lo hace un jefe de Estado, lo mismo ha hecho la CUP, que, tras amagar con no asistir, finalmente ha decidido participar.

Junqueras y el Rey. (EFE)
Junqueras y el Rey. (EFE)

“Hemos de añadir el civismo como un activo contra la lucha contra el terrorismo” ha apuntado Puigdemont. Por su parte, Rajoy –tras una comparecencia altamente institucional tras el Consejo de Ministros en la que destacó por encima de todo la unidad– ha resaltado el “amor a Barcelona” y cómo diversos miembros de la política española van a participar. El Gobierno ha fletado un airbús en el que viajarán la inmensa mayoría de líderes políticos, desde Mariano Rajoy a Rodríguez Zapatero, y del que a última hora de ayer –y tras las críticas por viajar 'con la casta'– se ha caído Pablo Iglesias: la excusa perfecta ha sido acudir a la boda de Alberto Garzón en La Rioja, lo que le impide ir con la comitiva.

Medidas especiales

Se reforzará todo el transporte público, en especial el Metro a la hora en que se prevé que acabe la manifestación, entre las 20.00 y las 22.00 h, para facilitar el retorno de los participantes. Se han suspendido para el sábado por la tarde un total de 30 líneas de autobús.

Los Mossos y la Guardia Urbana han preparado un dispositivo de seguridad especial para que la manifestación transcurra sin incidentes. Desde anoche muchas calles adyacentes al trazado previsto ya aparecían con bolardos móviles de hormigón. Hay acreditados 900 periodistas y TV3 ofrecerá la señal de la transmisión de una manifestación que será televisada por varias cadenas autonómicas y la propia TVE1.

Los organizadores han recomendado a los asistentes llevar la documentación de identidad encima y poner brazaletes identificativos a los niños.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
28 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios