Es noticia
El párroco de Cambrils: "Yo también tengo el Corán en mi casa"
  1. España
  2. Cataluña
"Algunos nos miran ahora con miedo"

El párroco de Cambrils: "Yo también tengo el Corán en mi casa"

El cura de la Iglesia de Santa María de Cambrils asegura que ante estos sucesos conviene analizar el pasado de los sujetos. Insiste en que hay que separar la fe de los ataques terroristas

Foto: Iglesia Santa María de Cambrils. (P. G.)
Iglesia Santa María de Cambrils. (P. G.)

A sus 76 años, Ramón Martí responde sin tapujos a las preguntas de El Confidencial. Desde 2007 ejerce como párroco en la Iglesia Santa María de Cambrils, la más grande de las tres con las que cuenta el municipio, y en este tiempo ha coincidido en varias ocasiones con los medios de comunicación. "Soy gato viejo. Doy misa todos los días a las 8 de la mañana y en total tendré unos 15.000 o 20.000 feligreses. Te puedes imaginar que os tengo muy pillados a los periodistas", comenta entre risas. De todos modos, su buen humor desaparece al poco de comenzar la conversación, y es que en la localidad no tienen ganas de bromas después del atentado del jueves, cuando cinco terroristas sembraron el caos en el paseo marítimo. "La gente habla y habla del tema porque es un hecho extraordinario. Ha sido un duro golpe", reconoce.

Foto: Flores y velas en las Ramblas en memoria de las víctimas. (EFE)

Sentado en un banco frente a la iglesia y con el repiqueteo de las campanas de fondo, Martí no tarda en abordar la relación entre el suceso y el islam. Sin embargo, desde el primer momento insiste en que hay que separar la fe de los ataques terroristas. "Sinvergüenzas hay tantos en el mundo musulmán como en el mundo cristiano. De eso tenemos mucha experiencia", sentencia en este sentido. De hecho, el párraco va un paso más allá, y asegura que en ocasiones lo que conviene analizar es el pasado de los sujetos. "Algunos han vivido siempre en lugares apartados y segregados, padeciendo una exclusión económica, laboral… Entonces alguien viene y les dice que pueden ser ricos e ir al paraíso. Es fácil que caigan así", argumenta.

"Yo tengo el Corán traducido al catalán en mi casa y no me lo he leído todo, pero no he encontrado algo que justifique los ataques terroristas", afirma

Lejos de tratarse de un razonamiento que busque la aceptación social, Martí revela a lo largo de la entrevista un dato que sugiere el porqué de su postura. "Yo tengo el Corán traducido al catalán en mi casa y no me lo he leído todo, pero en ningún momento he encontrado algo que justifique los ataques terroristas", afirma. "El libro consiste en manifestaciones de una espiritualidad concreta, eso es todo. Parte del deseo de marcar pautas para una vida buena, no se trata de hacer algo malo, al contrario", dice el párroco. Cuando se le pregunta cómo puede hablar tan bien de una religión que no es la suya, Martí ni siquiera se para un segundo a pensar la respuesta: "El mandamiento de Jesús es que se ame a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo. Yo he tenido muy claro desde el principio que no tengo que imponer nada a nadie".

De todos modos, el párroco reconoce que no todos piensan como él, y es que tras los ataques terroristas siempre hay unas pocas personas que arremeten contra los musulmanes por su religión. "La gente que piensa un poco siente el problema que tienen ellos cuando suceden estas cosas, porque los más simplones les miran como si fueran culpables", señala. Prueba de ello son las últimas 24 horas que ha vivido Rachda, una musulmana de 50 años que vive en Cambrils desde hace 30 y tiene dos hijas catalanas. "Algunos nos miran ahora con miedo. Los terroristas toman drogas, son delincuentes… Pero claro, ellos solo piensan en que profesaban el islam", comenta a este diario. Marima, de 21 años, resume una experiencia similar: "Me he cruzado con varios que me ponen mala cara por llevar velo. ¿Qué tendrá eso que ver con el atentado? Nosotros no tenemos la culpa", critica la joven.

"Me he cruzado con varios que me ponen mala cara por llevar velo. ¿Qué tendrá eso que ver con el atentado?", critica Marima

Frente a actitudes como estas, que son minoritarias en el municipio, Martí predica una actitud distinta desde su iglesia. "Otro libro que me gusta es 'Los diferentes nombres de Dios', que puedes hacerte una idea de qué va, y ese no solo lo he leído, también lo he repartido", asegura. Llegados a este punto en el que ya no solo se trata de su postura personal, El Confidencial le pregunta qué aconseja a sus feligreses ante situaciones como la que se está viviendo estos días en Cambrils. "Un buen cristiano tiene que aceptar al otro como es, porque la idea de querer que todos piensen como yo es un desastre. Lo que hay que hacer es entenderles. Si cumples lo que dice tu religión, obrarás bien", responde.

Atentado Cambrils
El redactor recomienda