"todos están en pánico"

Testigo del atentado en las Ramblas: "Estamos encerrados, nadie nos dice nada"

Un restaurante de la céntrica calle abrió las puertas para permitir la entrada a más de 200 personas que escapaban de las furgonetas utilizadas en el ataque

Foto: Una furgoneta atropella a varias personas en Las Ramblas de Barcelona. (EFE)
Una furgoneta atropella a varias personas en Las Ramblas de Barcelona. (EFE)

El reloj marcaba las cinco de la tarde cuando entraba en el restaurante Moka, en las Ramblas, para empezar su turno. En cuestión de segundos, la calma en la calle quedó interrumpida por gritos de pánico. Decenas de peatones se agolpaban hacia el interior del local en estampida. Junto al resto de sus compañeros, el camarero acogió a las más de 200 personas que aún permanecen encerradas en el restaurante, escapando de la furgoneta utilizada en el atentado de Barcelona. Uno de los empleados se encontraba instantes antes sirviendo las mesas de la terraza, donde el vehículo había comenzado a arrollar a las decenas de personas que caminaban por la zona. "Todavía está asustado, prefiere no hablar", reconoce el joven.

[Directo: Todo sobre el atentado en Las Ramblas de Barcelona]

Minutos después, el empleado salió al exterior y se topó con la defensa de la furgoneta caída junto a la acera. A su lado, dos personas tendidas en el suelo cubiertas de sangre. "Seguí subiendo la calle y había más gente tirada, sangrando", relata el hombre. "Estamos con la persiana bajada, más de 200 personas. Los hemos intentado calmar y están mejor. Tenemos la televisión encendida siguiendo todo lo que pasa", describe la situación el trabajador. Los Mossos d'Esquadra les han pedido permanecer en el local hasta nuevo aviso. "Aunque aún era temprano, había bastantes peatones por la calle", añade.

Varias personas también se resguardan en la Inmobiliaria Pelayo, en el carrer de Pelai. "No he llegado a ver la furgoneta, pero la gente empezó a correr hacia el local y les abrimos la puerta", indica la dependienta.

En la zona se viven todavía momentos de confusión, luego de que ningún miembro de los Mossos o la Guardia Urbana se comunicase con ellos. "Solo sabemos que estamos encerrados y que no podemos salir, pero nadie nos dice nada", apunta, con voz entrecortada, la mujer. Momentos antes, había estado consolando a una joven que a punto estuvo de ser embestida por el vehículo. "Se salvó de milagro", añade. Según testigos de la zona, también permanecen atrincherados viandantes en un restaurante turco, junto a la oficina de publicidad Arista.

"La plaza está desértica"

"Trabajo a pocos metros de la plaza de Catalunya. De pronto escuchamos gritos de pánico, era terrible. Nos asomamos y vimos una estampida. La gente corría y se llevaba todo por delante: sillas y mesas de terraza", describe el periodista Santi Giménez. "Salimos a ver qué pasaba y vimos una segunda estampida en la plaza", continua. Los viandantes comenzaron a llenar la explanada hasta que los altavoces de la policía tronaron en medio del caos: "Atentado terrorista, desalojen la plaza".

"Hay un pánico absoluto", cuenta desde la oficina, dentro del perímetro de seguridad creado que no le permite abandonar la zona. "No sabemos nada. La calle y la plaza están desérticas, solo hay furgones de policía y sirenas sonando todo el rato".

"He visto al menos a tres o cuatro personas por el suelo. Un policía con una persona en brazos mientras todos corrían, gritaban y lloraban". Este es el testimonio de Luca Terracciano, un estudiante italiano que vive en Barcelona y ha visto lo ocurrido en las Ramblas. "Iba en bici por un lateral y he visto las escenas de terror", confiesa.

"Estoy vivo porque me he apartado pero estaba ahí y en nada he visto matar a varias personas con mis ojos", recuerda Alessio Stazi, otro joven italiano que se encontraba en el lugar del ataque. "He visto salir volando a varias personas", ha afirmado otro testigo, Óscar Cano, en declaraciones a la emisora TV3.

Testigos en la ciudad señalan que varios buses urbanos y el Aerobus que conduce al aeropuerto de El Prat están siendo desviados por calles alternativas.

Fuentes policiales apuntan a que se han utilizado dos vehículos en el atentado. Uno de ellos se trata de una furgoneta Fiat Talento, de color blanco, alquilada en la agencia Telefurgo. Las Fuerzas de Seguridad buscan a uno de los conductores que, según fuentes de la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC), se trataría de un individuo de 1,70 metros de altura, con pelo castaño y delgado de cara.

Horas después del atentado en este punto turístico de la ciudad condal, los Mossos d'Esquadra abatían a cinco terroristas en la ciudad tarraconense de Cambrils: cuatro de ellos han muerto y otro, detenido, ha resultado herido. En esta ataque frustrado se han registrado seis heridos, uno en estado crítico, dos en estado grave y los otros dos, con heridas de levedad.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios