solo podría pagar facturas hasta diciembre

Junqueras tiene un plan para aguantar tres meses si el Gobierno le corta el FLA

Cataluña tiene 53.000 millones de deuda asumida por el FLA. Es la comunidad que más depende del fondo en términos absolutos para subsistir desde un punto de vista financiero

Foto: El vicepresidente del Govern y conseller de Economía, Oriol Junqueras. (EFE)
El vicepresidente del Govern y conseller de Economía, Oriol Junqueras. (EFE)

El vicepresidente económico catalán, Oriol Junqueras, tiene un plan de contingencia por si el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, le corta el acceso al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA). Se trata de prevenir un escenario negativo fruto de la tensión política que ha provocado el anuncio de convocar un referéndum sobre la independencia de Cataluña de manera unilateral.

Junqueras ya había hecho alguna vaga referencia a este plan en la rueda de prensa conjunta con el presidente catalán Carles Puigdemont que se celebró el pasado 25 de julio. Sin embargo, fuentes de la conselleria han declinado hacer declaraciones al respecto. A pesar de todo esto, sí que ha dado alguna pista el secretario de Economía de la Generalitat, Pere Aragonés, quien en una entrevista en Vilaweb ha asegurado que la Generalitat podría pagar las facturas del FLA “hasta finales de año”.

Aragonés hace su afirmación para tranquilizar a los proveedores de la administración catalana. Pero también puede entenderse que la Generalitat sólo contaría con dinero para tres meses: octubre, noviembre y diciembre. A partir de ahí, territorio desconocido.

Marcos Lamelas. BarcelonaMarcos Lamelas. Barcelona

Cataluña tiene 53.000 millones de deuda subsumida en el FLA. Es la comunidad que más depende de este fondo en términos absolutos. Recurrió a este sistema de mutualización ante la imposibilidad de volver a emitir deuda a precios de mercado para financiar los vencimientos de sus títulos. Ahora Cataluña ha dejado de emitir y es el FLA el que asume la deuda vencida y cubre el déficit, igual que pasa con otras 14 comunidades autónomas.

La agencia de rating Standard & Poor's tiene calificada a la Generalitat de Cataluña con un B+, una calificación de bono basura que le obligaría a asumir unos costes financieros de nueva deuda muy por encima de los que se beneficia ahora gracias al FLA. A medida que la tensión política crece entre el Palau de la Generalitat y Moncloa se hace más evidente la fragilidad financiera en un situación en la que uno se enfrenta un organismo que, además, es su principal acreedor. La tensión ayer mismo seguía creciendo al asegurar el conseller de Territori i Sostenibilitat, Josep Rull en declaraciones a RAC-1 que la Generalitat aplicaría la Ley de Referéndum incluso aunque fuera suspendida por el Tribunal Constitucional: “"Lo que haremos como Govern es obedecer una ley que ha sido aprobada por el Parlamento de Cataluña y le daremos plena vigencia"

Más tesorería

En el departamento de Economía de la administración catalana consideran que la situación económica ha mejorado gracias a una mejor tesorería, precisamente el talón de Aquiles que señalaba Standard & Poors este julio, cuando dejaba anclada a la Generalitat en el B+, un nivel de 'rating' de países como Armenia, Angola o Kenia, por ejemplo.

Carlos SánchezCarlos Sánchez

Pero sí es cierto que la situación ha mejorado. El pasado julio, la Generalitat recibió la liquidación por los anticipos de la financiación autonómica del año 2015, que suman 1.800 millones y eso le permitiría un mayor pulmón en caso de choque frontal con el Gobierno central.

Se calcula que el pago del FLA a los proveedores ronda unos 120 millones al mes, algunos meses algo menos. Eso supone que hasta diciembre la Generalitat tendría que afrontar 360 millones para este fin, algo que podría hacer. Pero que difícilmente podría asumir una vez que comenzase el año siguiente.

Control del gasto

El Ministerio de Hacienda decidió el pasado mes de julio, en plena escalada de enfrentamiento con el Govern por el referéndum del 1-O, endurecer los controles sobre la Generalitat, obligando a reportar todos los gastos de manera semanal y para evitar que ninguna partida se destinase a los gastos de la consulta. Hasta entonces se estaban haciendo este informe cada mes, como parte de las condiciones para acceder al FLA. Por tanto, el Gobierno de Mariano Rajoy tiene acceso a toda la información de en qué se gasta el dinero la Generalitat, lo que dificulta que se pueda llevar a cabo el referéndum previsto para el próximo 1 de octubre.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
85 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios