dirigente de erc

Josué Sallent, el hombre de Junqueras para crear las estructuras de Estado catalanas

¿Su cometido? Controlar las telecomunicaciones del Gobierno catalán. Y, en concreto, crear 'estructuras de Estado' en esta área para el caso de que Cataluña consiguiese la independencia

Foto: Josué Sallent.
Josué Sallent.

Josué Sallent tenía a gala —y así lo recogía en algunos de sus currículos— ser un miembro de la delegación española en ONPCOM, que es el comité de la Unión Europea (UE) encargado de analizar el ‘framework’ de liberalización del sector de las telecomunicaciones. Pero, en realidad, Sallent, dirigente de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), hace años que camina por la senda de la independencia, y prueba de ello es que en los últimos meses ha asumido responsabilidades en este ámbito: ahora es el hombre de Oriol Junqueras en el Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información de la Generalitat (CTTI). El hecho de formar parte de la delegación española en un órgano comunitario no deja de ser, pues, una anécdota curiosa.

Lo cierto es que tras la asunción de la presidencia de la Generalitat por Carles Puigdemont en enero del pasado año, algunas cosas empezaron a cambiar en la Administración autonómica. En primer lugar, ERC accede por fin a entrar en el Gobierno que hasta entonces había pilotado exclusivamente Convergència Democràtica (CDC). Y los dos partidos comienzan a repartirse áreas de control dentro del Ejecutivo. En septiembre, tras las vacaciones de verano de 2016, los republicanos dieron uno de sus golpes maestros: encargaron a una persona de confianza la delicada área de telecomunicaciones del Gobierno catalán. Esa persona era Sallent. ¿El objetivo?: controlar las telecomunicaciones del Gobierno catalán. Y, en concreto, crear ‘estructuras de Estado’ en esta área para el caso de que Cataluña consiguiese la independencia. En aquellos momentos, ya estaba en cartera una remodelación de toda el área TIC de la Generalitat, con la vista puesta en una superestructura que sería la Agencia de Ciberseguridad, que englobaría todos los organismos existentes en la actualidad que tuviesen algo que ver con telecomunicaciones.

Un informe encargado por la propia Generalitat detallaba que en esa superestructura se unificarían la Dirección General de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información, el Centro de Seguridad de la Información de Cataluña (Cesicat), el Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI), la Administració Oberta de Catalunya (AOC) y la Agencia de Protección de Datos de Cataluña (APDCAT). “Esta estructura habría de estar dotada de medios personales y presupuestarios suficientes. Antes de la eventual constitución del nuevo Estado, la Generalitat tendría ya competencia para crear esta estructura de mando, que habría de actuar, en esta primera fase del proceso, respetando las competencias del Estado en materia de telecomunicaciones”, subrayaba el informe.

Un largo currículo

Para aplicar esta estrategia, el Gobierno catalán nombró a Joan Angulo como director gerente del CTTI, un hombre del PDeCAT, y a Josué Sallent como director de Estrategia e Innovación. Este último era el hombre de ERC, el que debía velar por que la creación de las ‘estructuras de Estado’ fuese un hecho. “Su fin último era llevar todos los proyectos de creación de estructuras de Estado en el CTTI. De hecho, comenzó a crear la red para controlar todas las telecomunicaciones del Gobierno”, dice una de las fuentes consultadas. Y otra subraya que “no fue elegido por sus conocimientos sobre la materia, sino porque es un hombre del partido y había que controlar todo el tema”.

Para 2017, el Gobierno había previsto un ambicioso programa de “centralización del gasto correspondiente a la solución de conectividad” con el fin de “gestionar de forma centralizada, transversal y coordinada las soluciones TIC de la Administración de la Generalitat y su sector público”.

Las fuentes coinciden en afirmar que “Sallent es el hombre clave en esta estructura”. Y también en que “es un profesional con una larga trayectoria en el sector de las telecomunicaciones, por lo que sabe lo que se trae entre manos". De lo que no hay duda es de que desde su puesto en el CTTI, según fuentes cercanas al Gobierno catalán, su colaboración con el vicepresidente Oriol Junqueras es muy estrecha.

De hecho, en 2010 ya había sido nombrado director del Cesicat, el organismo condenado a desaparecer y que el Gobierno catalán pretendió, en un momento determinado, convertir en el núcleo principal de unos supuestos servicios de inteligencia catalanes. Con anterioridad, había sido director general de Sociedad de la Información (de 2006 a 2010) y de 2003 a 2006 trabajó en el propio CTTI como responsable de proyectos estratégicos. De 2006 a 2011 fue también director de la Fundación Observatorio de la Sociedad de la Información (Fobsic).

Diversas fuentes señalan que Sallent “tiene toda la confianza de ERC”, de ahí que, en diciembre de 2015, fuese nombrado vocal del Patronato de la Fundación Barcelona Institute of Technology for the Habitat (BIT Habitat), un organismo semipúblico, a pesar de que en esos momentos no ocupaba cargo oficial alguno. Lo curioso del caso es que su nombre aparece como representante del Ayuntamiento de Barcelona, cuando su vinculación a cargo público siempre se ha materializado con el CTTI, un organismo de la Generalitat.

Sallent fue también vicepresidente de la comisión delegada de la Fundación i2Cat, un organismo dedicado al fomento de las telecomunicaciones en el que participan la Generalitat, el Ayuntamiento de Barcelona, diversas universidades y algunas empresas punteras. Su nombre figura, asimismo, en la escritura fundacional del Cesicat, de cuyo primer patronato entró a formar parte, para pasar a ser más tarde presidente de la comisión ejecutiva de este organismo. Paralelamente, su nombre aparece en los patronatos de un puñado de fundaciones: BDigital, Centro de Aplicaciones TIC de Manresa, Fomento de la Sociedad del Conocimiento, Centro Nacional de Referencia de Aplicación de las TIC basadas en Fuentes Abiertas (Cenatic) y Fundación TIC-Salut.

Doctor en Físicas y diplomado en Empresariales, Sallent es también secretario de Finanzas de ERC en Barcelona y miembro de Òmnium Cultural

Desde septiembre de 2011 hasta septiembre de 2016, Sallent ofició como socio director en la empresa Barkeno Advisors. Doctor en Ciencias Físicas y diplomado en Empresariales, Sallent es también secretario de Finanzas de ERC en Barcelona y miembro de Òmnium Cultural. En sus inicios, había trabajado para Telefónica como jefe de proyectos en el área de ‘call centers’ y como gerente de proyectos en Doxa Consulting.

Hombre de profundas ideas republicanas, su talante queda reflejado en uno de sus contados tuits en las redes sociales: el pasado 20 de julio, después de que el Tribunal de Cuentas nombrase un instructor para exigir a los condenados por el 9-N devolver a las arcas públicas más de cinco millones de euros que se gastaron en la consulta, Sallent se apresuró a colgar una noticia sobre la denuncia de un funcionario contra tres ‘jefes’ del Tribunal de Cuentas, que presuntamente habían enchufado en este organismo a un hermano del vicepresidente del tribunal. Sallent ya ha dictado su sentencia: “Mira por dónde, el Tribunal de Cuentas son una banda de corruptos… y ni me sorprende”.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios