La generalitat decía que no habían entrado

El 'agitprop' del Govern: de impedir pasar a la Guardia Civil a plegarse a su requerimiento

Según han confirmado fuentes de la investigación a El Confidencial, los agentes han logrado acceder al Palau y han recabado documentos relacionados con el exdirigente del PDeCAT Germà Gordó

Foto: Agentes de la Guardia Civil que investigan a Germà Gordó.
Agentes de la Guardia Civil que investigan a Germà Gordó.

El nuevo 'conseller' de Presidencia y portavoz del Govern catalán, Jordi Turull, ha asegurado a media mañana que ha impedido la entrada de la Guardia Civil en el Palau de la Generalitat, pero esa versión no se ajusta del todo a los hechos. Más bien, los contradice. Según fuentes cercanas al caso, los agentes han acudido a las dependencias oficiales del Govern en la plaza Sant Jaume de Barcelona en torno a las 10:30 con la intención de realizar un requerimiento relacionado con las presuntas adjudicaciones amañadas por el diputado autonómico y exconsejero de Justicia de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) Germà Gordó.

Fuentes cercanas al caso aseguran que los agentes no se han encontrado problemas para solicitar la información que buscaban por orden del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), que instruye desde el pasado 1 de junio la pieza del caso del 3% que se centra en la actuación de Gordó, aforado por su condición de miembro del Parlament. En concreto, según ha podido saber este diario, los funcionarios de la Guardia Civil han accedido al edificio del Palau y han entregado el mandamiento judicial que especifica la documentación requerida por su relevancia para la causa.

Los agentes del Instituto Armado han permanecido en todo momento en el interior del edificio e incluso se ha sumado a la comitiva la Fiscalía Anticorrupción en torno a las 12:30. El representante del Ministerio Público había estado previamente en otro de los puntos del dispositivo, el Parlament de Cataluña, para clonar la información del correo electrónico oficial de Gordó. Según las mismas fuentes, la Fiscalía Anticorrupción tampoco ha tenido ningún problema para acceder al Palau.

La diligencia se ha practicado por los cauces habituales. Al tratarse de un requerimiento y no de un registro, los agentes solo tenían que comunicar a los funcionarios de la Generalitat qué pruebas necesitaban y esperar a que se las entregaran. En el caso del Palau, el TSJC había ordenado que se requiriera el libro de visitas de Gordó durante su etapa como secretario del Ejecutivo catalán (2010-2012), así como el listado de los trabajadores que tuvo a su cargo durante ese mismo periodo. Los funcionarios de la Administración catalana han mostrado en todo momento una actitud de colaboración.

El relato no se compadece con la versión difundida en paralelo por Turull, uno de los miembros del sector duro del PDeCAT que introdujo Carles Puigdemont en su Gobierno la semana pasada, para asegurarse la máxima adhesión al referéndum independentista unilateral programado para el próximo 1 de octubre. Fuentes cercanas al operativo atribuyen el falso encontronazo con la Guardia Civil a la estrategia de propaganda o 'agitprop' que han puesto en marcha el Ejecutivo catalán y el resto de fuerzas secesionistas para tratar de vincular las operaciones judiciales contra la corrupción en Cataluña con el acelerón de la ofensiva para lograr la independencia.

El pasado martes, Turull se estrenó como portavoz del Govern asegurando que la Generalitat estaba siendo objeto de un "asedio" por parte del Gobierno central "por tierra, mar y aire con armas no convencionales". El episodio de este jueves por el operativo contra la trama del 3% se enmarcaría en esa misma campaña de victimización.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
28 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios