EL VICEPRESIDENTE NO SE MOJA

Junqueras se libra otra vez de estampar su firma para comprar las urnas del 1-O

La posibilidad de que asumiese la responsabilidad ha quedado diluida. El vicepresidente se ha sacudido una cuestión que le preocupa mucho, porque puede comportar su inhabilitación

Foto: El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, junto a Oriol Junqueras y el conseller de Presidencia y portavoz del Govern, Jordi Turull. (EFE)
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, junto a Oriol Junqueras y el conseller de Presidencia y portavoz del Govern, Jordi Turull. (EFE)

Mucho ruido y pocas nueces: el Gobierno catalán no ha encargado finalmente al vicepresidente, Oriol Junqueras, ni al consejero de Exteriores, Raül Romeva, la compra de las urnas para el referéndum del 1 de octubre, tal y como había anunciado la pasada semana. Lo único que hizo el Ejecutivo que preside Carles Puigdemont en su reunión semanal de este martes fue "analizar y compartir los diversos itinerarios para disponer de las urnas en el marco de la legislación vigente". Así lo manifestó el nuevo consejero y portavoz del Govern, Jordi Turull, tras la reunión.

ECEC

El hasta hace poco presidente del grupo de Junts pel Sí (JxS) adelantó también que esta semana se reunirá el órgano de coordinación del referéndum, del que forman parte el propio Puigdemont, Juqueras, el secretario del Gobierno, Víctor Cullell, y el secretario general de la Vicepresidencia, Josep Maria Jové. En esta primera reunión, también estarán presentes el propio Turull y el consejero de Justicia, Carles Mundó.

Junqueras se libra otra vez de estampar su firma para comprar las urnas del 1-O

Turull no quiso detallar cómo va a hacer la Generalitat para comprar las urnas, teniendo en cuenta que la consejera de Gobernación, Meritxell Borràs, está querellada precisamente por haber convocado un concurso público para adquirirlas. "Cuando se haya completado el itinerario de compra de urnas, lo explicaremos. Pero ante cómo está actuando el Estado, que no es de acuerdo a derecho, con intimidaciones y querellas por cuestiones ideológicas, porque hacemos cosas que hacen otras comunidades autónomas y a nosotros nos ponen querellas y a los otros no, pues hemos decidido no hacerlo público antes de completar ese itinerario". Por tanto, el modo de comprarlas, la fecha de la operación de adquisición y la incógnita de dónde saldrá el dinero para las mismas se llevarán con el máximo secreto para consumar la operación sin que el Gobierno central la huela.

Turull, consejero de Presidencia, afirma que las actuales circunstancias aconsejan prudencia y que todo el Gobierno tome decisiones colectivas

El portavoz gubernamental aseguró: "Estamos en una dinámica nueva. Hemos entrado en una fase en que cuando movemos un papel, se inventan nuevos tipos delictivos. Y nosotros, lo que queremos, es votar el 1 de octubre". Pero dejó claro que "cualquier tema relacionado con el referéndum será analizado y compartido por todo el Gobierno, porque es un compromiso de todos. Compartiremos todos los pasos de manera conjunta y solidaria". La posibilidad de que Junqueras asumiese la responsabilidad de la compra de urnas, pues, se ha quedado en agua de borrajas. El astuto vicepresidente se ha sacudido de encima una cuestión que le preocupa mucho, porque puede comportar su inhabilitación si estampa su firma individual en la operación de compra.

Acusa al Estado de asediar a Cataluña

Luego, el consejero de Presidencia añadió que las actuales circunstancias aconsejan prudencia y que todo el Gobierno tome decisiones colectivas cuando en circunstancias normales esas responsabilidades habrían de ser adoptadas por un solo consejero. Pero afirmó que esta asunción de responsabilidades colectivas "es el paso histórico más importante que ha hecho el país".

Turull no escatimó críticas al Ejecutivo central. "El Gobierno del Estado y sus representantes tienen pánico a las urnas y están viendo cómo frenar una cosa que no van a frenar: la determinación de los ciudadanos de Cataluña de votar. Iremos trabajando para que la gente vote con todas las garantías", subrayó.

También restó importancia al oscurantismo y el sigilo con que acomete el Ejecutivo la compra de urnas. "Los ciudadanos se preocupan más por cómo se están cargando los pilares de la democracia que por la poca transparencia", afirmó en un momento determinado. En este sentido, criticó que la Fiscalía hubiese ampliado la querella contra la consejera Borràs después de que la compra de urnas se anunciase también en un acto de la ANC celebrado en Montjuïc. "Solo le faltaba al escrito la música del NODO", enfatizó.

El portavoz aseguró, asimismo: "Vivimos en un estado de asedio permanente y por eso gestionaremos milimétricamente la administración de la información. Ya ven cómo se las gasta el Estado: cada día, salen noticias sobre las cloacas del Estado, sobre la judicialización de la política y sobre la politización de la justicia. Pero pondremos las urnas, no padezcáis". Y zanjó: "Visto cómo se las gastan, marcaremos nosotros los 'tempos"

Más adelante, insistió en que el Gobierno catalán padece "un asedio por tierra, mar y aire por parte del Estado, que utiliza armas políticas convencionales y no convencionales. Pero de lo que se trata es de convocar, organizar y celebrar el referéndum, y estamos centrados en eso. Ante eso, no le haremos el juego ni se lo pondremos fácil a los que utilizan esas armas no convencionales desde el ámbito político, judicial y policial. Aquí, lo que está en riesgo es la democracia".

El nuevo portavoz de la Generalitat aseguró también que el nuevo director general de la Policía, Pere Soler, "tiene toda la confianza del Gobierno", pese a los tuits de grueso calibre contra todo lo español que ha emitido durante los últimos años. Turull asegura que lo conoce desde hace muchos años y que ya ha tenido cargos de responsabilidad. Para justificar el apoyo del Ejecutivo pese a los exabruptos contra los españoles, el portavoz subrayó que "es una persona muy capaz que sabe cuándo lleva el sombrero institucional y cuándo no". Pero, aparte de eso, "comparte proyecto político con el Gobierno", que es lo que importa para darle su apoyo. "Además —terminó afirmando—, cualquier crítica que provenga del Estado es un elogio para nosotros".

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
64 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios