EN DOS SEMANAS TENDRÁ FECHA Y PREGUNTA

Puigdemont activa la última fase de la hoja de ruta secesionista antes del referéndum

Neus Munté, la 'consellera' de Presidencia, ha asegurado tras la reunión que quieren "escuchar a todos y tomar después una decisión sobre la fecha y la pregunta"

Foto: Carles Puigdemont, junto a Oriol Junqueras y Neus Munté. (EFE)
Carles Puigdemont, junto a Oriol Junqueras y Neus Munté. (EFE)

No habrá paz para Rajoy. Al menos, desde Cataluña. El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, reunió este lunes por la tarde a los partidos partidarios del referéndum en una primera toma de contacto para definir fecha y pregunta de la consulta. Pero no deja de ser otra foto más, sabiendo que el que se mueva no sale en ella. Allí acudieron la portavoz del Gobierno, Neus Munté, el vicepresidente, Oriol Junqueras, y el consejero de Exteriores, Raül Romeva, además del presidente de Junts Pel Sí (JxS), Jordi Turull, el diputado Lluís Llach (reconvertido en martillo de herejes y en enlace entre su grupo y la CUP), la coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal, la secretaria general de ERC, Marta Rovira, la diputada de la CUP Anna Gabriel, el portavoz de Demòcrates de Catalunya (escindidos de UDC), Antoni Castellà, y el presidente de Moviment d’Esquerra Socialista (MES), Alfons Palacios. Fue, pues, una reunión de amigos, una reunión de todos los partidos que componen Junts Pel Sí y la CUP (Demócrates y MES forman parte de JxS, por lo que todo queda en casa). O, como decía Castellà, la “última ronda de contactos antes del referéndum”.

Ángel ColladoÁngel Collado

Solo un pequeño detalle: ni estuvieron todos los que son ni son todos los que estuvieron. Paradojas de la vida, la gran ausente fue Ada Colau y su nueva formación, Catalunya en Comú. Pero sí estaba presente el líder de Podemos en Cataluña, Albano Dante Fachín. ¡Qué curioso! En la formación de Colau, el sentir mayoritario se alinea con el referéndum, aunque este sea unilateral, y en Podemos pasa lo contrario: el consejo ciudadano de la formación en Barcelona es contrario a apoyar un referéndum ilegal. La única nota discordante, pues, es una anécdota más, tan desconcertante como todo lo que ocurre en Cataluña en los últimos años.

Puigdemont activa la última fase de la hoja de ruta secesionista antes del referéndum

Lo cierto es que en la reunión de este lunes no se ha concretado nada. Podemos fue el convidado de piedra. Fuentes de la formación morada señalan a El Confidencial: “Nuestra presencia tiene una explicación muy sencilla: durante meses, hemos exigido a Puigdemont que concretase su plan y lo único que hemos cosechado han sido opacidades y poca concreción. Por eso, en una cumbre convocada por el ‘president’, nosotros estamos obligados a acudir por ver si tenemos, por fin, más información y cuáles son sus planes. Sería incoherente no asistir”.

El líder de Podemos, Albano Dante Fachín, lo confirmó a la salida de la cumbre: “No hay ninguna novedad. En esta reunión no se ha dicho nada nuevo”. Además, aprovechó para decir que puso sobre la mesa la necesidad de que el Pacto Nacional por el Referéndum (PNR) sea el instrumento político que ha de aglutinar a todas las fuerzas catalanas favorables a un referéndum. Pero puso su guinda: “En el encuentro, manifestamos nuestra postura, que ya es conocida: nuestra apuesta por un referéndum que ha de tener toda una serie de garantías y la capacidad de que la sociedad catalana participe activamente, así como algo que nos permita abandonar esta dinámica de enfrentamiento y choque de trenes. En este sentido, esperábamos alguna concreción por parte del Gobierno, pero no hay información nueva relevante. El Govern continúa dispuesto a convocar el referéndum”.

Puigdemont activa la última fase de la hoja de ruta secesionista antes del referéndum

Los podemitas difieren sustancialmente de sus compañeros de cumbre en ir a un referéndum unilateral. “No es nuestro horizonte que el Govern haga una convocatoria unilateral. Hemos venido a escuchar y a ver qué nos explica. Pero no ha habido ningún cambio. Obviamente, no le pedimos fecha y pregunta porque este no es el horizonte que defendemos como organización”. Otra cosa son los demás presentes, todos dispuestos a que en dos semanas haya fecha y pregunta. Demòcrates, sin embargo, fue más allá y propuso que se cree ya un “órgano de coordinación general del referéndum donde participen Gobierno, partidos y representantes internacionales”.

Neus Munté, la portavoz del Gobierno catalán, también difiere de la postura podemita. “Es imprescindible fijar fecha y pregunta, y valoramos todos los esfuerzos para reforzar la transversalidad de la propuesta”, aseguró Munté tras la reunión. Aprovechó la portavoz gubernamental para lanzarse al cuello del Gobierno central. “Es gravísimo hacer lo que hizo la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría: contraponer el referéndum a escuchar a la gente. Y es también una enorme contradicción convidarnos a negociar al Congreso de los Diputados y decirnos al mismo tiempo que eso es innegociable. No hay mejor definición de vía muerta que eso mismo”. Para Munté: “Es lamentable que el Gobierno del Estado no aporte ningún tipo de respuesta desde hace cinco años. No podemos aceptar que la única propuesta sea la de realizar un debate en el Congreso. Estamos aquí por la falta de propuestas, de respuestas y de proyecto para Cataluña”.

Puigdemont activa la última fase de la hoja de ruta secesionista antes del referéndum

La consejera subrayó: “No somos nosotros los que nos cerramos al diálogo, negociación y pacto. No damos por muerta la vía del diálogo, que hemos defendido siempre. Quien no la quiere, quien la da por muerta, es el Gobierno del Estado, o sea, del PP”.

Ahora, a Puigdemont le esperan 15 días de conversaciones. “Hemos convocado el encuentro para saber lo que piensan los partidos. Además, el Gobierno central ha de tomar nota de que la reunión de este lunes representa a la mayoría absoluta del Parlamento catalán”, advirtió Neus Munté. Durante 15 días, pues, habrá negociaciones bilaterales del Gobierno con los representantes políticos favorables al referéndum. De hecho, todos los presentes, excepto Podemos, urgieron al ‘president’ a que desvele fecha y pregunta. Esa fue la conclusión incluso de ERC, que este lunes por la mañana, en su cúpula, discutió el tema. “Menos retórica y más concreción”, alertó, por su parte, la diputada de la CUP Anna Gabriel. Y a eso van.

Marcos Lamelas. SitgesMarcos Lamelas. Sitges

Eso sí, la ausencia de los comunes de Ada Colau supo a cuerno quemado. Neus Munté no pudo disimular su disgusto. “No entendemos las excusas que han puesto para no venir, como que se tenía que realizar la convocatoria desde dentro del PNR. Ese planteamiento se podría haber hecho en el seno de la reunión que hemos celebrado. No entendemos, pues, su excusa a la reunión convocada por el presidente del país. Es bastante chocante. Nos hubiese gustado que estuviesen, pero los motivos que los expliquen ellos”.

“Es un error que no haya representantes de ese espacio político —se quejó también la ‘cupera’ Gabriel—. No entendemos que no esté. Pero se seguirá insistiendo en que vengan, porque se ha cerrado la vía del diálogo y la única vía que queda es la de la amenaza, por lo que no entenderíamos que los comunes no estén”.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
99 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios