tres veces desoyó a los letrados del parlament

La Fiscalía estudia el "delito continuado" para agravar su acusación contra Forcadell

Incluyendo la última advertencia de ayer, Forcadell se arriesga a una sentencia más dura que las que han soportado Francesc Homs (un año de inhabilitación) o Artur Mas (dos años)

Foto: La presidenta del Parlament, Carme Forcadell. (EFE)
La presidenta del Parlament, Carme Forcadell. (EFE)

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, está asumiendo muchos más riesgos legales que Artur Mas o el propio Francesc Homs, que fue inhabilitado ayer por el Tribunal Supremo por su implicación en el 9-N. La jurisprudencia que se está marcando en los últimos tiempos augura, cuando menos, el mismo destino para la presidenta de la Cámara catalana. Pero aún puede ser más: según apuntan fuentes jurídicas conocedoras del caso, la Fiscalía está estudiando aplicar en su querella contra Forcadell el agravante de delito continuado, lo que podría implicar que pidiese más pena para la persona que encabezó la lista de Junts Pel Sí.

La razón es técnica. Mas y Homs desobedecieron una vez al Tribunal Constitucional (TC). Pero Forcadell, por su situación, está cayendo en una dinámica de constante contumacia. Ayer, Forcadell volvió a ser advertida por el equipo jurídico del Parlament de que aprobar los Presupuestos con la mención explícita al referéndum que ya ha sido vetado por el TC era ilegal. No era la primera vez, por lo que desde la Fiscalía se estudia el “delito continuado” como agravante de la causa, que ya se está ultimando.

La Fiscalía estudia el "delito continuado" para agravar su acusación contra Forcadell

La Fiscalía ya le interpuso una querella por haber permitido el debate sobre el pronunciamiento soberanista a favor de romper con la legalidad española el 9 de noviembre de 2015. Con posterioridad, Forcadell siguió en la misma línea. En febrero de 2016, los letrados del Parlament volvieron a advertir respecto a que no procedía tramitar las denominadas “leyes de transitoriedad”, cuyo contenido todavía es secreto, para evitar la impugnación del TC hasta el último momento.

El 27 de julio del año pasado, Forcadell volvió a permitir someter a votación las conclusiones de la comisión del Proceso Constituyente. Y el 28 de diciembre pasado, de nuevo los letrados de la Cámara avisaron una vez más a la Mesa de que la disposición que contempla la realización de un referéndum en las cuentas que ha presentado el vicepresidente económico, Oriol Junqueras, sería inconstitucional.

Lo mismo hizo el Consell de Garanties el pasado 3 de marzo: la Generalitat no tiene competencias para hacer un referéndum de independencia y, por lo tanto, la disposición adicional 31 de los Presupuestos que hace referencia a esta consulta no procede.

Avisos suficientes

Con todo ello, incluyendo la última advertencia de ayer, Forcadell se arriesga a una sentencia más dura que las que han soportado Homs (un año y un mes de inhabilitación) o Mas (dos años). La buena noticia para Carme Forcadell es que la jurisprudencia que sientan estos procesos es que no se cuenta la prevaricación. La mala, que Forcadell, por culpa del proceso parlamentario, se está exponiendo mucho más que sus compañeros de aventura política.

Para Homs la Fiscalía pidió nueve años de inhabilitación. Y para Mas solicitó 10. Forcadell podría hacer frente a peticiones superiores si al final se contempla el agravante de “delito continuado”.

La escena siempre se repite: se lleva al Parlament un proceso que viola el marco legal vigente, los abogados avisan a Forcadell y esta los ignora

La Fiscalía está siendo muy cuidadosa en la elaboración del caso. Si el delito es desobediencia, es desobediencia. Por eso, por ejemplo, en la nueva querella que se ha sumado a la anterior por la resolución a favor del referéndum, se dejó fuera al diputado de CSQP Joan Josep Nuet, pese a que también formaba parte de la Mesa del Parlament. Forcadell acusó a la Fiscalía de estar instrumentando una causa política. Sin embargo, la razón fue técnica, según explican las fuentes consultadas. No se podía culpar a Nuet de desobediencia si luego, hiciera lo que hiciera en la Mesa, votó no. Ese 'voto' era prueba de que la intención no era la desobediencia. No como el resto de sus compañeros de Mesa.

Peso simbólico

Pese a lo declarado oficialmente, las condenas de Mas, Homs y el resto de implicados en el 9-N no han supuesto ninguna movilización añadida del independentismo. No ha pasado nada. Pero se considera que Carme Forcadell es un símbolo con mayor peso dentro del actual imaginario independentista, por su antiguo cargo de presidenta de la ANC al frente de las grandes movilizaciones de 2012 y 2013. Algunas fuerzas políticas han propuesto adelantar el referéndum al mes de junio en caso de que inhabiliten a la presidenta del Parlament. Forcadell en este momento ya está investigada —la antigua figura de la imputación— y la causa permanece abierta. Sin embargo, esta propuesta no está muy apoyada desde la Generalitat. Los problemas operativos para llevar a cabo el referéndum son muchos y se considera que ya resultará complicado hacerlo en septiembre. Antes, imposible.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
30 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios