la corrupción en CDC, un plan del gobierno

Mas acusa a Moncloa de utilizar "fondos reservados" del Estado para acabar con él

"Buscaban alterar las elecciones, apartarme. Incluso pagaron a confidentes para que mintieran", ha denunciado para dejar claro que no hay un solo atisbo de corrupción ni en CDC ni en PDeCAT

Foto: El expresidente de la Generalitat Artur Mas en una imagen de archivo. (Efe)
El expresidente de la Generalitat Artur Mas en una imagen de archivo. (Efe)

No va a abandonar la política. Pase lo que pase. Esta es la última advertencia que hace el expresidente de la Generalitat, Artur Mas, en pleno proceso judicial del caso Palau en la que los tres principales acusados han confesado la presunta financiación ilegal de la antigua Convergència. Y ha ido a más, ya que denuncia que la 'Operación Cataluña', la presunta guerra sucia del Estado contra cargos independentistas, se financió con "fondos reservados" con un único fin: acabar con él para que el procès "perdiera fuerza y gas". "Buscaban alterar los resultados electorales, apartarme. Incluso pagaron a confidentes para que mintieran", ha denunciado para dejar claro que no hay un solo atisbo de corrupción ni en CDC ni en PDeCAT y que, por tanto, no descarta regresar a la primera línea y presentarse a unas hipotéticas elecciones.

En una entrevista en RAC1, Mas ha señalado directamente al ministerio del Interior en la etapa de Jorge Fernández Díaz así como a Moncloa de una operación de "difamación y calumnias" diseñada de manera ilegal para presentarle a él y otros cargos independentistas "como corruptos". "No lo puedo demostrar pero ellos tampoco pueden demostrar de lo que a mi me acusan", reconoce el expresidente de la Generalitat, que lamenta que este "delito" no sea investigado por la justicia.

En dicho "montaje", como lo ha denominado Artur Mas, el Gobierno también tuvo entre sus objetivo al exalcalde de Barcelona, Xavier Trias, y al actual vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras. "Alguna cosita hicieron contra él", ha dicho en referencia al dirigente de ERC, formación a la que los "ataques" desde Madrid no se ha centrado porque, según él cree, "no da tanto miedo como Convergència". "Eso es una pura evidencia. Convergència es un espacio que representa a la clase trabajadora de este país y el único que puede ofrecer una mayoría a favor de un Estado catalán", ha dicho.

Objetivo, ¿la presidencia de la Generalitat?

En pleno juicio del caso Palau, Artur Mas ha negado una vez más que Convergència se financiara ilegalmente a través de comisiones a cambio de adjudicaciones de obra pública. De hecho, desconocía los convenios entre CDC y el Palau con el objetivo de promocionar la cultura catalana para que en los ayuntamientos de Cataluña se escucharan sardanas y "no tanta sevillana" como declaró este jueves el extesorero del partido, Daniel Osàcar. "Tomé conciencia de esto en 2009 y devolvimos todo el dinero", ha explicado para dejar claro que él no se encargaba de la financiación del partido. "Ese no era mi trabajo", ha apuntado sin dudar en denunciar que tanto el expresidente del Palau de la Música, Fèlix Millet, y su número dos, Jordi Montull, intentan "colgarle el muerto" al partido para rebajar sus penas.

Artur Mas entre esteladas. (Reuters)
Artur Mas entre esteladas. (Reuters)

Ante esto, considera que no existe "ningún motivo" para abandonar la política porque él, como presidente de Convergència, ya hizo "el esfuerzo de liquidar" el partido ante las sospechas de financiación irregular. "La Cataluña que hoy conocemos lleva un sello de CDC y CiU muy importante y olvidarse de ello es negar la realidad", ha apuntado para poner de relieve la "obsesión que hay en que me aparte definitivamente" alegando que en 12 años "no se ha probado nada".

Convencido, por tanto, de que las supuestas comisiones de CDC -que pasaron del 3 al 4% "porque Convergència quería más dinero" según declaró este jueves el exnúmero dos del Palau Jordi Montull- nunca han existido, Artur Mas reconoce que creó el Partido Demócrata Europeo Catalán (PDeCAT) para comenzar una nueva etapa y eliminar "cualquier sospecha de corrupción". Por ello, y al no considerarse "un lastre" para su partido "no me puedo autodescartar" para ser candidato a la presidencia de la Generalitat.

Un Ejército para Cataluña

Sin ceder a la presión y a la espera de una fecha para comparecer en el Parlament para explicar la financiación de la antigua Convergència, Mas cre que la independencia de Cataluña estña cada vez más cerca al creer que el referéndum se celebrará "seguro". Por ello, este jueves opinió que una Cataluña independiente debería tener ejército propio porque le consta que, de lo contrario, los países más importantes del mundo le darían la espalda y no la reconocerían como Estado.

En una conferencia organizada en L'Hospitalet de Llobregat por Òmnium Cultural sobre cómo debería ser una Cataluña independiente, dijo que "debería tener un modelo de defensa y de fuerzas armadas, un ejército ligero, adaptado a un país pequeño y no excesivamente costoso". Mas argumentó que Cataluña está en una zona de gran tensión en materia de seguridad y que le consta que "hay Estados muy importantes en el mundo y muy decisivos para el proceso que no reconocerán a Cataluña como Estado si da menos garantías de defensa o si muestra que esto no va con ella".

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios