"¡FASCISTA! ¡ERES UNA MIERDA! ¡VETE DE CATALUÑA!"

El Govern justifica los insultos a la fiscal jefa de Barcelona por acusar a Artur Mas

"Me llamaron mierda, fascista, eres una mierda, vete de Cataluña", denunció Ana Magaldi, a lo que Neus Munté le recordó: "En todo sueldo ha de entrar la aceptación de la crítica"

Foto: El Govern justifica los insultos a la fiscal jefa de Barcelona por acusar a Artur Mas. (EFE)
El Govern justifica los insultos a la fiscal jefa de Barcelona por acusar a Artur Mas. (EFE)

El Gobierno catalán no cesa. La fiscal provincial de Barcelona, Ana Magaldi, convocó en la mañana de este martes una rueda de prensa para informar de los insultos y amenazas recibidos por un grupo de manifestantes a la salida del juicio contra Artur Mas el pasado jueves, pero para la portavoz de la Generalitat y consejera de Presidencia, Neus Munté, todo entra dentro de la libertad de expresión. "Me llamaron mierda, fascista, eres una mierda, vete de Cataluña", denunció Magaldi. Y Munté le recordó: "En todo sueldo ha de entrar la aceptación de la crítica por las maneras de hacer". Y ello a pesar de que la fiscal, poco antes, ya había advertido de que los fiscales son funcionarios, no políticos que están al frente de las instituciones.

En realidad, Magaldi no tiene nada que ver con el encausamiento de Artur Mas, Joana Ortega e Irene Rigau. Pero el Gobierno catalán va a destajo. El llamamiento —incluso del propio Gobierno— para que funcionarios y ciudadanos se congregasen ante el Palacio de Justicia el día del inicio del juicio se vistió como otra libertad de expresión, y no como una coacción al tribunal, cosa que dejaron patente asociaciones de juristas la pasada semana, que denunciaron la "intolerable coacción" a los jueces. En realidad, en instancias de la defensa se había previsto incluso la posibilidad de taponar la entrada al Palacio de Justicia para que los acusados no pudiesen llegar hasta la sala de vistas. El fin de semana anterior, según explicaron a El Confidencial fuentes solventes, hubo una llamada desde Madrid al Departamento de Interior y el sábado se convocó una minicumbre del Gobierno catalán para estudiar el asunto. El domingo por la mañana, apenas 24 horas antes del juicio, se desactivó definitivamente el plan de bloqueo efectivo del edificio.

Pero la tensión ya estaba en la calle. El independentismo ya echó el primer pulso al tribunal retrasando su llegada al juicio media hora, durante la cual Artur Mas se dio un baño de masas y saludó a sus seguidores. Los días siguientes, un reducido grupo de radicales plantados ante el edificio insultaban a las acusaciones y a los testigos de Fiscalía. El jueves le tocó el turno a Magaldi, cuando abandonaba el Palacio de Justicia.

La mirada del odio

Tras los insultos iniciales, un joven se acercó a la fiscal jefa provincial y le dijo: "Tú eres la Fiscalía. Tú nos condenas por poner las urnas. ¡Qué vergüenza!". A lo que ella le contestó: "Yo no soy la Fiscalía. Soy la fiscal jefa de Barcelona. Los fiscales no condenan. Los fiscales acusan. Los que condenan o absuelven son los tribunales y los jueces". Y recordó que "en mis 64 años de vida, jamás había visto reflejado en una mirada el odio que vi en esta persona".

El Govern justifica los insultos a la fiscal jefa de Barcelona por acusar a Artur Mas

Para Neus Munté, en cambio, que la llamaran "mierda" y que la abuchearan instándola a irse de Cataluña "entra dentro del concepto de libertad de expresión, que se utiliza de forma incluso antagónica dependiendo de quién lo esgrima". En las agresiones verbales a la fiscal, la portavoz de la Generalitat afirmó: "No detectamos otra cosa que no fuera la libertad de expresión".

Magaldi anunció que revisará las grabaciones de las cámaras del Palacio de Justicia y después analizará los hechos "con rigor, sosiego y sentido común"

Pero fue más allá y criticó que se quiera acusar a "un movimiento tan cívico [el independentista] de que insulta y coacciona. Por esa misma regla de tres, ha habido insultos que incluso entrarían dentro de calificaciones del Código Penal a políticos catalanes. Estamos hartos de la diferente vara de medir para con unos y para con otros".

Magaldi anunció también que revisará las grabaciones de las cámaras de seguridad del Palacio de Justicia y después analizará los hechos, y lo hará "con rigor, sosiego y sentido común" por si son constitutivos de delito. En ese caso, acudirá a los tribunales. Munté, por su parte, dijo con ironía: "Le recomiendo a la fiscal jefa provincial calma, cabeza fría y rigor. Y si se considera agredida por una mirada o por la palabra de un ciudadano, ella es la mejor indicada para saber a qué mecanismos recurrir". Pero advirtió: "No nos consta que se haya producido ningún incidente a la salida del Palacio de Justicia. Todo eso entra dentro del libre ejercicio de la libertad de expresión, porque hay miles de personas que estaban viendo cómo se producía un juicio injusto".

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
34 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios