Es noticia
Menú
Bosch, presidenta de Eurocop: “Cualquier parte de Europa es objetivo terrorista”
  1. España
  2. Cataluña
CRÍTICAS A LA COORDINACIÓN POLICIAL

Bosch, presidenta de Eurocop: “Cualquier parte de Europa es objetivo terrorista”

Bosch afirma que “España tiene experiencia en terrorismo y eso nos ha dado un bagaje importante. Hemos sido un espejo para el resto de Europa"

Foto: La presidenta de Eurocop, Àngels Bosch. (EFE)
La presidenta de Eurocop, Àngels Bosch. (EFE)

El pasado mes de octubre, la cúpula de Eurocop se reunía en Bruselas con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, para tratar el tema de la seguridad en Europa. “Hay mucha preocupación por la violencia contra los agentes y esa escalada ha tenido una incidencia importante dentro de las instituciones europeas”, dice a El Confidencial Àngels Bosch, presidenta de Eurocop y secretaria de Acción sindical en el Sindicato de Policías de Cataluña (SPC). Eurocop engloba a los 35 principales sindicatos policiales de Europa presentes en 27 países y con 500.000 policías afiliados.

La reunión se producía en un momento en que los ataques a patrullas policiales se estaban sucediendo en toda Europa, esencialmente por parte de yihadistas que seguían instrucciones del ISIS. Pero la seguridad no solo afecta a los propios policías, sino a la población en general. El director de Europol, Rob Wainwright, ya dijo no hace mucho que no se puede garantizar la seguridad al cien por cien. “Es que nadie puede prometer que no habrá un atentado. Cualquier parte de Europa es objetivo terrorista. Y cualquier policía, también”, subraya Bosch. La prueba está en los atentados perpetrados en Bruselas, París, Niza o el reciente en Berlín.

Foto: El ISIS planea ataques en todo el suelo europeo con camiones bomba conducidos por suicidas. (EC)

¿Se puede prever un atentado así? Difícilmente. Para la dirigente de Eurocop, “hay que invertir en formación, porque eso representa una mayor seguridad, con medidas de autoprotección e intercambio en materia de información. Todas las policías deberían cooperar”. Ante la lacra del terrorismo, el agujero en la seguridad existirá siempre. En primer lugar, porque, aunque cuando se trata de organizaciones estructuradas se puede detectar el peligro, es prácticamente imposible detectar a un lobo solitario. “Es muy importante que se dé importancia al agente de proximidad, o sea, al patrullero, al uniformado, al de reacción y de prevención. Este agente es el primer escalón para detectar cualquier incidente o conducta relevante, porque conoce el barrio y puede saber si hay cambios en conductas que revelen una anormalidad”, subraya la presidenta de Eurocop. Pero fuera de ese primer escalón de los cuerpos de seguridad solo se cuenta con los datos que puedan captar los servicios de información o de inteligencia.

Bosch afirma que “España tiene experiencia en terrorismo y eso nos ha dado un bagaje importante. Hemos sido un espejo para el resto de Europa. La policía española trabaja muy bien, con muchas detenciones y con una gran cantidad de casos abiertos en la Audiencia Nacional por este tema”. Pero falta fluidez en la información. “La información no es la que debería ser”, critica. Por ejemplo, los Mossos d’Esquadra han sustituido al Cuerpo Nacional de Policía y a la Guardia Civil en Cataluña pero “no hay una coordinación efectiva de transmisión de información.

Hay mucha preocupación por la violencia contra los agentes, y esa escalada tuvo una incidencia importante dentro de las instituciones europeas

La información que tienen estos tres cuerpos no está en una sola base de datos, además de que hay diferentes niveles de consultas, por lo que existen lagunas”. De hecho, el Gobierno catalán se ha quejado muchas veces de que sus agentes no pueden tener acceso a información clave, como a los datos de DNI. Desde el Ministerio del Interior se les ha contestado otras tantas veces que eso puede esperar, porque no existe ninguna intención de permitir que un cuerpo policial que no sea de nivel estatal tenga acceso a datos confidenciales de todos los españoles.

En este sentido, Bosch aboga por flexibilizar las normas o los protocolos. Por si fuera poco, “la Junta de Seguridad no se convoca a pesar de que estamos en un nivel de alerta 4. Si ese órgano no sirve, se debería crear uno con todas las fuerzas de Cataluña, por ejemplo, para garantizar la coordinación efectiva”. No hay que olvidar que el nombre de Barcelona ha aparecido varias veces en vídeos yihadistas como uno de los objetivos del terrorismo internacional. Y en Cataluña, los cuerpos policiales que trabajan van cada uno por libre.

Desconfianza entre instituciones

A nivel de Europa, los problemas son similares. “En Europa hay bases de datos consultables, pero Europol ha detectado que no todos los países colaboran de igual manera para alimentar las bases de datos. Deberíamos compartir toda la información, con total confianza, por parte de todos los Estados”. Lo malo es que es Europol quien centraliza la información pero los cuerpos que forman parte de este organismo participan de manera diferente.

“En mayo, hubo un cambio de normativa y se determinó que hay que poder mantener el contacto directo con las autoridades en cada territorio donde se tengan competencias. Pero la coletilla es que eso se haga a través del Estado”, explica Àngels Bosch. Esta circunstancia hace que cualquier consulta se ralentice o que los responsables de un cuerpo policial no realicen consultas por desconfianza hacia otros cuerpos. “En España, cuando estamos trabajando, hay partes donde coincidimos con el CNP o con la Guardia Civil y no hay problema. La desconfianza, en cambio, se produce a nivel de instituciones”.

Foto: hay-una-amenaza-terrorista-grave-pero-ni-es-especifica-contra-espana-ni-es-inminente

Bosch aboga por “abordar la función policial desde el punto de vista europeo”. Pero también entre los diferentes Estados existe desconfianza. “Los Estados no quieren ceder soberanía a Europa en materia policial, pero es imprescindible el enfoque global. En los temas antiterroristas, si hay falta de recursos en un país, afecta a la eficacia policial y, por consiguiente, afecta a los demás países. Es decir, un fallo en una policía puede llevar a un agujero en la seguridad colectiva de la UE. De ahí la necesidad de mirar el tema desde el punto de vista europeo”.

La dirigente sindical añade que la reticencia a tener esa visión europeísta es muy negativa “y los sindicatos no la entendemos, porque lo que queremos es servir a la ciudadanía de la mejor manera posible. De ahí que sea prioritario compartir información, estar coordinados y tener confianza entre cuerpos de seguridad”. Al margen, se ha de abordar la función policial, especialmente las problemáticas de terrorismo, teniendo en cuenta “el material con que contamos, la formación del personal o las jornadas de trabajo”.

El pasado mes de octubre, la cúpula de Eurocop se reunía en Bruselas con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, para tratar el tema de la seguridad en Europa. “Hay mucha preocupación por la violencia contra los agentes y esa escalada ha tenido una incidencia importante dentro de las instituciones europeas”, dice a El Confidencial Àngels Bosch, presidenta de Eurocop y secretaria de Acción sindical en el Sindicato de Policías de Cataluña (SPC). Eurocop engloba a los 35 principales sindicatos policiales de Europa presentes en 27 países y con 500.000 policías afiliados.

Seguridad Terrorismo
El redactor recomienda