El plan legal de Colau y Puigdemont para evitar las corridas de toros en Cataluña
  1. España
  2. Cataluña
ANTE LA SENTENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

El plan legal de Colau y Puigdemont para evitar las corridas de toros en Cataluña

Ada Colau y Carles Puigdemont ya tienen encima de la mesa informes de sus respectivos servicios jurídicos con los protocolos legales a emplear para prohibir definitivamente la fiesta

placeholder Foto: José Tomás en la faena en el último festejo taurino celebrado en la Monumental tras la prohibición de las corridas de toros que acordó la Generalitat en 2010. (EFE)
José Tomás en la faena en el último festejo taurino celebrado en la Monumental tras la prohibición de las corridas de toros que acordó la Generalitat en 2010. (EFE)

Las corridas de toros lo tienen difícil en Cataluña, a pesar del reciente fallo del Tribunal Constitucional que anula la ley del Parlamento autonómico que prohibía la fiesta. En Barcelona, donde aún podría utilizarse la Monumental para ello, tanto la Generalitat como el Ayuntamiento de la ciudad se opondrán con todas las herramientas legales que puedan. Tanto la alcaldesa, Ada Colau, como el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ya tienen encima de la mesa informes de sus respectivos servicios jurídicos con los protocolos legales a emplear para prohibir definitivamente la fiesta. Los dos sabían que la sentencia del Constitucional podría tumbar la ley antitaurina de 2010 y ya habían encargado con la suficiente antelación sendos informes a sus abogados.

“En 2014, se aprobó una ordenanza sobre tenencia y venta de animales en la que queda muy claro que queda prohibido el maltrato y menos en la vía pública. Esta ordenanza fue aprobada por unanimidad y no ha sido recurrida, por lo que está en vigor y es la que se aplicará para no permitir corridas en Barcelona”, explican a El Confidencial fuentes del Ayuntamiento. Dentro de estas ordenanzas también figura la prohibición de que los circos tengan animales salvajes. “Las ordenanzas blindan a Barcelona”, subrayan.

El año pasado, nada más llegar Ada Colau al consistorio, y “previendo lo que podría pasar”, la recién elegida alcaldesa solicitó a los servicios jurídicos “un informe sobre qué hacer si el Constitucional fallaba a favor de las corridas”. El informe, explican las mismas fuentes, “tiene en cuenta varios posibles escenarios y las alternativas que tenemos que aplicar”. ¿Qué han de hacer, pues, en el presente caso? “No lo sabemos, porque desconocemos el texto del fallo del Constitucional. En cuanto lo tengamos, lo trasladaremos a los servicios jurídicos para que nos digan cómo aplicar el protocolo”.

Barcelona se declaró ciudad antitaurina en el año 2004. “Siempre hemos sido pioneros en la defensa de los animales y vamos a seguir en la misma línea. Nuestra posición es reafirmarnos en el no al maltrato animal”, añaden las fuentes. La próxima semana, el consistorio barcelonés llevará el tema al pleno para aprobar una resolución institucional en defensa de la prohibición que con casi total seguridad será aprobada por todos los grupos municipales excepto por PP y Ciudadanos.

La estrategia de la Generalitat

Fuentes del Gobierno catalán, por su parte, señalan a El Confidencial que “el TC deroga la ley pero deja a juicio del Gobierno catalán la regulación de los espectáculos”. De este modo, afirman, “se podrá impedir que haya corridas donde se mate al animal o incluso espectáculos donde se le causen heridas que sangren. Por este resquicio es por donde seguramente actuaremos para impedir las corridas”.

El consejero de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, del que dependen ahora los festejos taurinos, ya adelantó nada más conocerse la noticia que “no volverá a haber corridas de toros en Cataluña diga lo que diga el Tribunal Constitucional. Lo puedo decir más alto, pero no más claro”. En un comunicado oficial, el consejero redundaba en que “de lo que estamos hablando es de si es aceptable que en el siglo XXI pueda haber un espectáculo público basado en la muerte y el padecimiento de un ser vivo. Cataluña dijo que no y seguirá diciendo que no”.

“Se podrá impedir que haya corridas donde se mate al animal o incluso espectáculos donde se le causen heridas que sangren”

Rull también apuntó a que “tenemos capacidad de regulación y es muy fácil hacer imposible que haya un espectáculo de estas características”. Entre las trabas que se pueden poner, según algunas fuentes consultadas por El Confidencial, está la modificación de algunas leyes o interponer recursos a instancias internacionales, aunque el tema está siendo estudiado todavía por los servicios jurídicos de la Administración catalana. Uno de los caminos de mayor contundencia será la modificación de la Ley de Espectáculos Públicos, en la que se prohíban los espectáculos con sangre, paralelamente a la Ley de los Derechos del Niño.

De momento, los animalistas cuentas con una holgadísima mayoría del Parlamento catalán para respaldar las iniciativas legales correspondientes contra las corridas de toros. En este frente se sitúan Junts pel Sí (JxSí), la CUP, Catalunya Sí Que Es Pot (CSQEP) y el Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC), mientras que son partidarios de legalizar la fiesta Ciutadans y el PP: 99 contra 36 diputados.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Toros Tribunal Constitucional Parlamento de Cataluña Cataluña Ada Colau Barcelona
El redactor recomienda