"no aceptaremos ninguna inhabilitación"

Los independentistas preparan nuevo frente: la batalla para defender a sus 'mártires'

El independentismo se concentrará en los próximos meses en defender a los imputados y cuestionados por la Justicia para mantener viva la llama y generar indignación

Foto: La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, rodeada de activistas. (EFE)
La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, rodeada de activistas. (EFE)

“Defenderemos a nuestros representantes hasta el final”. La pancarta colgaba el domingo en la puerta del Palacio de Justicia de Barcelona, casi enfrente de donde los líderes independentistas lanzaban duros discursos pidiendo la desconexión con España. Y es todo un aviso: por debajo de esa pancarta desfilaron ya los encausados por el 9-N, desde el entonces presidente de la Generalitat, Artur Mas, hasta su vicepresidenta, Joana Ortega, la consejera de Educación, Irene Rigau, o el portavoz del Gobierno, Francesc Homs, todos ellos acusados de desobediencia, prevaricación, malversación y usurpación de funciones, aunque luego la Fiscalía retiró la acusación de malversación, la única que lleva emparejadas penas de prisión.

Y bajo esa pancarta deberá pasar también la actual presidenta del Parlament, Carme Forcadell, si finalmente es encausada por haber permitido que se votasen resoluciones anticonstitucionales a pesar de que el propio TC la había advertido de que no podía permitir esas votaciones. Un puñado de concejales y alcaldes, por su parte, tienen en marcha procedimientos judiciales por no colgar la bandera española, por colgar la estelada en los ayuntamientos o por aprobar mociones independentistas.

"Si os atacan a vosotros, atacan a todo un pueblo y no os fallaremos”, advirtió desde la tribuna de oradores Jordi Cuixart, presidente de Òmnium Cultural

Toda una colección de ‘mártires’ que a la causa independentista le vienen de perlas para mantener viva la tensión y que el movimiento soberanista no languidezca. Por tanto, todos ellos son los nuevos ‘mártires’ de la causa, los protagonistas de la etapa que ahora comienza, una vez conocido que la moción de confianza del ‘president’ Carles Puigdemont es pan comido porque la CUP no pondrá impedimentos a aprobar su labor.

Por ello, la pancarta a las puertas del Palacio de Justicia es algo más que una premonición y fue colocada justamente allí para subrayar la que nos espera: los tribunales, sean cuales sean los que se atrevan con los mártires, tendrán encima la presión de la ‘sociedad civil’. Los discursos de la Diada ya dejaron claro por dónde irán los tiros los próximos meses, mientras se avanza hacia la ruptura con España. “Si os atacan a vosotros, atacan a todo un pueblo y no os fallaremos”, advirtió desde la tribuna de oradores Jordi Cuixart, presidente de Òmnium Cultural.

Artur Mas, durante la ofrenda floral a Rafael Casanova. (EFE)
Artur Mas, durante la ofrenda floral a Rafael Casanova. (EFE)

“¡Estamos contigo, ‘president’ Mas!”

Por su parte, el presidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sánchez, se explayó sobre el particular y recordó a las “víctimas de la acción de los tribunales”: “Estamos contigo, ‘president’ Mas, y con tu equipo de gobierno, que permitisteis el 9-N. Con la consejera Rigau, con el consejero Homs y con la vicepresidenta Ortega. Y a toda la gente que hizo posible el 9-N, agradeceros la posibilidad de que este pueblo hablase, participase y dejase claro que ante una urna, nosotros no nos pararemos nunca jamás”, gritó.

Recordó también a todos los alcaldes y concejales con problemas judiciales y personalizó ese apoyo en el concejal de Vic Joan Coma, “investigado simplemente por haber renunciado a dejar de hacer uso de su palabra. No nos silenciarán. Tampoco en los ayuntamientos, que son la estructura de Estado democrática más elemental”. Y es que la Fiscalía pide investigar a este alcalde por incitación a la sedición, ya que en un pleno municipal pidió desobedecer las decisiones del Tribunal Constitucional debido a que lo considera deslegitimado y sin competencias en Cataluña.

"Vosotros habéis sido y sois y sabemos que seréis dignos representantes de la voluntad de soberanía de nuestro país. No aceptaremos ninguna inhabilitación"

También abogó por desobedecer las leyes españolas y los fallos de los tribunales españoles. La Audiencia Nacional investiga también a un puñado de alcaldes y concejales por haber aprobado mociones a favor de la resolución rupturista del Parlamento aprobada el pasado 9 de noviembre por JxS y la CUP, que posteriormente fue anulada por anticonstitucional.

Sánchez se dirigió a los actuales mandatarios: al ‘president’, Carles Puigdemont, a la presidenta de la Cámara, Carme Forcadell, y al vicepresidente del Gobierno, Oriol Junqueras: “La dignidad de un país se defiende desde la calle y desde las instituciones. Y vosotros habéis sido y sois y sabemos que seréis dignos representantes de la voluntad de soberanía de nuestro país. No aceptaremos ninguna inhabilitación. Estaremos a vuestro lado cuando os quieran sentar ante jueces y tribunales. Trabajaremos para que nadie dude de que la legitimidad democrática está con vosotros”.

Lleida, durante la marcha de la Diada del domingo. (EFE)
Lleida, durante la marcha de la Diada del domingo. (EFE)

El ‘atrevimiento’ del TC

El presidente de la ANC fue más allá y amenazó: “Si el Tribunal Constitucional tiene el atrevimiento de inhabilitar a Carme Forcadell, le decimos que ella, con la dignidad que nos representa a todos nosotros, vuelva a entrar en el salón de plenos para dar continuidad al trabajo de nuestro Parlamento”. Y prometió: “¡Presidenta, no te fallaremos! ¡Estamos contigo!”.

De hecho, los independentistas saben que a partir de ahora tendrán una dura batalla en los tribunales y quieren ganarla. Si es a costa de hacer más ‘mártires’, bienvenidos sean. Pero tanto los oradores como diversas fuentes de la ANC aseguraron a este diario que “si Carme Forcadell es inhabilitada, intentaremos que no se cumpla esa inhabilitación”. ¿Cómo? Ya sea con movilizaciones en la calle o con las medidas al alcance de su mano. Ya lo decía Jordi Sánchez: “Nada más poderoso que nuestra fuerza en la calle”. 

Fuentes de la ANC admiten a El Confidencial que el tema Forcadell puede traer cola y que el conflicto puede ir a mayores. No desmienten que una inhabilitación daría oxígeno al bloque soberanista, pero enfatizan que “Forcadell tiene la confianza de la Cámara, que es quien la debe nombrar. Por tanto, si es por una cuestión política, debería ser la misma Cámara la que la destituya. Para nosotros, la inhabilitación no debería surtir ningún efecto en la práctica”. La guerra, pues, está servida.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios