Puigdemont, contra el Gobierno español: "El Estado es el que se desconecta de Cataluña"
  1. España
  2. Cataluña
MENSAJE INSTITUCIONAL CON TICS DE MITIN ELECTORAL

Puigdemont, contra el Gobierno español: "El Estado es el que se desconecta de Cataluña"

El presidente catalán ha criticado "la parálisis institucional y política del Estado español, donde los partidos son incapaces de ponerse de acuerdo para gobernar"

Foto: El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, durante su mensaje institucional. (EFE)
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, durante su mensaje institucional. (EFE)

¿Desconexión de Cataluña? Claro, pero es el Estado. Ésta es la tesis que este sábado mantuvo el presidente catalán, Carles Puigdemont, en un breve mensaje institucional con motivo de la Diada de este domingo, pero que más que mensaje tuvo matices de mitin de campaña electoral. “El Estado se está desconectando de sus compromisos y obligaciones con Cataluña, desatendiendo los servicios que por ley está obligado a prestar a los ciudadanos, al margen de coyunturas políticas”, dijo el president.

Fue un discurso de autocomplacencia y sin autocrítica: la crisis está casi superada y la UE “pasa por un momento delicado por la crisis de los refugiados y el ascenso de los populismos, lo que obligará a reafirmar sus principios fundacionales, basados en la libertad, la democracia y los derechos humanos”. Y, cómo no, “se ha de replantear internamente su funcionamiento después del referéndum del Brexit”, enterrando “discursos inmovilistas” y fortaleciendo el papel “de la Unión y rebajando los escollos que suponen los viejos estatismos del siglo pasado”.

Foto: Todo listo para la Diada: 2.500 voluntarios, kilómetros de fibra y 'packs' soberanistas

Puigdemont arremetió contra el Ejecutivo de Mariano Rajoy con ganas. Aseguró que Cataluña está superando la crisis, recibe más inversiones que nadie y es la que más exporta. “Todo esto lo hacemos sin la colaboración del Gobierno español, que sigue ignorando las necesidades de los catalanes y catalanas. En los últimos meses, se ha evidenciado cómo la desinversión crónica en infraestructuras no sólo afecta a la economía, sino también al día a día de la gente, con un servicio de Cercanías inaceptable, que se suma al olvido crónico del corredor mediterráneo”, subrayó, al tiempo que acusaba al Gobierno español de una “asfixia financiera premeditada desde hace décadas”.

Criticó también “laparálisis institucional y política del Estado español, donde los partidos son incapaces de ponerse de acuerdo para gobernar”. Y apeló de nuevo alvictimismo: “Sin política se hace difícil dialogar, sobre todo con quien no quiere y sólohace servir la justicia para intentar resolver un problema que es político”. O sea, de nuevo la mención de los recursos ante elTC, obviando que el Gobierno catalán mantiene más recursos incluso contra decisiones del Ejecutivo central que al revés.

"Sin política se hace difícil dialogar, sobre todo con quien no quiere y sólo hace servir la justicia para intentar resolver un problema que es político"

Afirmó también que “Cataluña es un país que tiene un proyecto de futuro que construiremos con el diálogo y la convivencia que siempre nos han caracterizado” y más tarde aseguró de nuevo que “en los momentos decisivos, desde la transición hasta ahora, hemos sabido crear un clima de confianza para culminar los objetivos que tenemos planteados”.

En el mensaje-mitin, Puigdemont terminó afirmando que “esta Diada Nacional es importante no sólo para reafirmar esta voluntad de ser como pueblo, sino para encarar un curso político en el que será necesario tomar decisiones que garanticen que Cataluña pueda escoger en libertad su camino. Y eso lo haremos desde el Gobierno, desde el Parlamento, dialogando, pactando y votando, siempre al lado de la gente”. Para quien sepa leer entre líneas, la amenaza es clara: la hoja de ruta rupturista seguirá adelante con todas las consecuencias y las instituciones catalanas serán agentes activos para consumarla. En otras palabras: tendremos un otoño y un invierno muy calientes, políticamente hablando.

Independencia de Cataluña Carles Puigdemont Diada
El redactor recomienda