El poder de Ada Colau: los seis puntales que afianzan a la alcaldesa de Barcelona
  1. España
  2. Cataluña
ADRIÀ ALEMANY, SU MARIDO, ES EL 'CEREBRO EN LA SOMBRA'

El poder de Ada Colau: los seis puntales que afianzan a la alcaldesa de Barcelona

Colau tiene un pequeño sanedrín en quien confía plenamente y que son su núcleo duro. Ahora manejan las riendas del Consistorio y controlan la implantación de Podemos en Cataluña

placeholder Foto: La alcaldesa de Barcelona Ada Colau. (EFE)
La alcaldesa de Barcelona Ada Colau. (EFE)

Una escueta nota del Partido Pirata decía a mediados de esta semana que este partido no formará parte de las confluencias de Podemos a pesar de haber establecido negociaciones en este sentido. Esas negociaciones, según ha podido conocer El Confidencial, fueron llevadas personalmente por el cabeza visible de los piratas, Josep Jover, y por el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, aunque también participaron otros asesores del dirigente podemista. Las negociaciones se rompieron abruptamente cuando desde Barcelona llegó el veto a cualquier pacto en este sentido.

En la nota se decía textualmente que “cuando expiraron los plazos para presentar coaliciones y listas, se nos comunicó que nuestra entrada no había sido posible por el veto directo de Barcelona en Comú (BeC), tal y como ocurrió en las anteriores elecciones municipales en Barcelona”. Algo, pues, se movía subterráneamente, a pesar de que, como subraya en su nota la formación, desde En Comú Podem (la marca con la que se presenta Podemos en Cataluña) reconocían “que teníamos intereses comunes y estábamos dispuestos a trabajar codo con codo hacia su consecución mediante la unidad de todos aquellos partidos que apostábamos por el camino de la confluencia”.

Varias de las fuentes consultadas por El Confidencial apuntan a que el veto tiene nombre y apellidos. “Quien dijo que no desde el principio fue Adrià Alemany, el marido de Ada Colau”, coinciden dos fuentes distintas. Y otra subraya que el enfrentamiento viene de lejos. “Piratas comenzó a negociar su incorporación a las confluencias antes de las municipales. Pero para entrar, pidió que hubiese primarias. Adrià Alemany consideró que eso era inaceptable, ya que tenía decidido que la cabeza de lista fuese para su mujer, por lo que las negociaciones se rompieron y Piratas apoyó a la CUP, que sí hizo primarias para elegir a sus candidatos”.

Los cuperos sacaron tres concejales (el primer candidato de los piratas era el décimo de la lista), los suficientes para firmar una oposición dura en el Consistorio barcelonés. Pero el resquemor perdura. “Ahora pagamos un alto precio por ser oposición en el Ayuntamiento de Barcelona”, dice una fuente de los piratas a este diario. Eso y el rencor que quedó en Alemany después de que el pequeño Partido Pirata pusiese en peligro el estatus de Ada Colau exigiendo primarias.

"Capaz de decir no a Iglesias"

La anécdota, sin embargo, ilustra el poder que tiene Alemany dentro de los cuadros barceloneses, ya que tanto Podemos como IU o ICV eran partidarios de la incorporación de Piratas. Barcelona en Comú nació como marca para las municipales. Y es también el reino de Ada Colau. De Ada y los suyos, claro, participando en ella Podemos, ICV, Procés Constituent y Guanyem, el pequeño partido de Colau. Pero el punto neurálgico es Adrià Alemany, el marido de Colau y que la viene acompañando en todas sus peripecias sociales desde hace más de una década. Junto a ella, participó en la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) y luego en el Observatorio DESC, de donde ha salido el núcleo duro de la alcaldesa.

“Adrià manda mucho y es un tío capaz de decir no a Pablo Iglesias en cualquier tema”, explican fuentes solventes a El Confidencial. En cualquier caso, es la persona de máxima confianza de la alcaldesa Ada Colau. De hecho, tras haber ganado las municipales, Adrià Alemany, licenciado en Economía, dejó su trabajo como técnico en el área de cooperación internacional en la Fundación del FC Barcelona y pasó a ocupar un cargo de responsable de Relaciones Políticas e Institucionales de Barcelona en Comú. Era la excusa perfecta para darle la vara de mando en plaza. Alemany había trabajado con anterioridad en el departamento de contabilidad de Andesen y en la empresa Hertz Rental Car, en Dublín. Pero en el 2006 llegó al Barça y se quedó hasta junio del año pasado, fecha en la que dio el salto a la política.

"Ada es la que tiene capacidad de comunicación, la que tiene empatía con la gente. Y él hace el análisis político y el estratega. Se complementan bien"

“Ada no hace absolutamente nada sin que antes le haya dado luz verde Alemany”, asegura una persona que les conoce bien. Y otra explica: “Ada es la que tiene capacidad de comunicación, la que tiene empatía con la gente. Y él es el que hace el análisis político y el estratega. Se complementan muy bien. Son, en este sentido, un tándem perfecto”.

Hay quien dice que el núcleo duro de Colau se limita a ella y su marido. Pero lo cierto es que la alcaldesa tiene un pequeño sanedrín en quien confía plenamente y que son su núcleo duro. Todos ellos han estado, de alguna manera, vinculados a las mismas organizaciones y a los mismos proyectos durante la última década y ahora manejan las riendas del Consistorio barcelonés y controlan la implantación de Podemos en Cataluña, marcando las líneas rojas de la organización de Pablo Iglesias.

“Quien tiene tirón en Cataluña es Ada Colau. Si Pablo Iglesias se presenta por libre, sacaría la mitad de los votos”, explica otra fuente cercana a BeC. La maquinaria de BeC, subrayan, no funcionaría solo con los cuadros de Podemos: quien la hace funcionar es el entorno procedente de Guanyem, que ha logrado copar todos los resortes de poder. A nivel municipal, los podemistas están noqueados.

Las conspiraciones

Las relaciones entre BeC y Podemos no son idílicas, ni mucho menos. Desde la formación morada se acusa a Colau “y su corte” de “ninguneo” y de “conspirar” para convertirse en el referente de la nueva izquierda en Cataluña, aplastando tanto al partido de Iglesias como a ICV. En algunos círculos se afirma incluso que Xavier Domènech y Marta Sibina, los dos primeros de la lista de En Comú Podem el 20-D, fueron “impuestos” por Colau y que desde BeC se llegó a vetar a “personas a las que no consideraban lo suficientemente soberanistas”.

Desde algunos círculos de las confluencias se duelen, así, de que “Alemany hace con las listas lo que quiere. Es el único que tiene narices de hacerlo. Por ejemplo, obligó a Jaume Asens a quedarse como concejal en Barcelona cuando a este le hubiera gustado ir de diputado a Madrid”. Claro que, además de Adrià Alemany, hay un pequeño grupo que es considerado el núcleo más duro de la alcaldesa. Se trata de gente de confianza, organizada a modo de capas de una cebolla. Hay quien dice que en el núcleo central solo tiene cabida el matrimonio. Luego, están el primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, y el tercer teniente de alcalde, Jaume Asens (la segunda teniente de alcalde, Laia Ortiz, pertenece a la cuota de ICV). Y en una tercera capa estaría la concejal Gala Pin, responsable del distrito de Ciutat Vella (Pin ya fue contratada hace años por la PAH para llevar la comunicación por internet, por lo que su relación viene de hace años), y la directora de Comunicación, Águeda Bañón, la activista posporno contratada por el Ayuntamiento (también provenía del Observatorio DESC).

En junio de 2014 Colau, Asens y Subirats presentaron públicamente la plataforma Guanyem Barcelona, que formaban apenas dos centenares de personas

Pero otras fuentes ponen a estos cuatro dirigentes en un mismo nivel, es decir, inmediatamente después de Adrià Alemany. Pero a ellos añaden al catedrático de Ciencias Políticas Joan Subirats, uno de los fundadores del pequeño partido Guanyem. En junio de 2014 fueron precisamente Colau, Asens y Subirats los encargados de presentar públicamente la plataforma Guanyem Barcelona, que formaban apenas dos centenares de personas. Al grupo, afirman, se le suma Vanesa Valiño, también del Observatorio DESC y esposa del teniente de alcalde Pisarello. Valiño fue contratada como asesora del consistorio en materia de vivienda. Su influencia, sin embargo, sería mucho menor que la de su esposo. En total, pues, solo media docena de personas conforman la 'guardia de corps' de la primera edil barcelonesa. Son las que atesoran todo el poder municipal.

En este núcleo es de destacar la perfecta sintonía entre Pisarello y Asens, que llevan una década escribiendo artículos y libros al alimón. El tándem Colau-Alemany también ha tenido una cosecha literaria similar pero mucho menos fecunda, ya que no se prodigó en artículos conjuntos, a pesar de que sí publicaron a cuatro manos el libro ‘Vidas hipotecadas’ (con el subtítulo ‘De la burbuja inmobiliaria al derecho a la vivienda’) en junio del 2012. El prólogo era, precisamente, de Pisarello. En 2013, ambos volvieron a bucear en la literatura con otro libro: ‘¡Sí se puede!’, cuyo subtítulo era ‘Crónica de una pequeña gran victoria’. Cuentan en este la historia de la PAH y la Iniciativa Legislativa Popular (ILP), apoyada por millón y medio de firmas, para exigir una ley justa con el tema de la vivienda, que prevea la dación en pago retroactiva, la moratoria de los desahucios y el alquiler social de las viviendas vacías que queden en manos de entidades bancarias.

Ada Colau Noticias de Podemos Barcelona en Comú Pablo Iglesias Cataluña CUP Plataforma de Afectados por la Hipoteca
El redactor recomienda