apostaban por una "compra ciudadana"

Colau descarta comprar el 'Banco Expropiado' por su "desorbitado" precio: 500.000 euros

El dueño pide más de medio millón, un precio que el Ayuntamiento de Barcelona no acepta. Mientras siguen las negociaciones, buscan un local alternativo público o de alquiler para los 'okupas'

El Ayuntamiento de Barcelona ha planteado la posibilidad de impulsar una "compra ciudadana" del local del 'Banco Expropiado' que fue desalojado el pasado lunes para mantener la actividad que se hacía él. Así lo ha confirmado el concejal del distrito de Gràcia, Eloi Badia, que ha señalado que el equipo de Gobierno de Ada Colau mantuvo este lunes una reunión con el dueño del local, el empresario Manuel Bravo, para dar una salida a la situación que vive este barrio desde hace más de una semana. 

Sin embargo, esta vía parece cerrada ya que el propietario ha puesto un precio de compra que el Consistorio considera "desorbitado": más de 500.000 euros. "El importe hace que descartemos esta vía de trabajo", ha asegurado en rueda de prensa, en la que ha señalado que en la operación de compra no entraría el Ayuntamiento sino que se crearía una "iniciativa ciudadana" a modo de colecta que podría ser avalada por este. "No nos desatenderemos. Formaremos parte de la solución", ha informado Badia, que considera que en la futura compra, siempre y cuando baje el precio, "habría que incluir a más actores" como entidades sociales y vecinales. 

Local alternativo: público o de alquiler

Como alternativa, el equipo de Colau está buscando un local alternativo "donde el proyecto del 'Banco Expropiado' pudiera continuar". "Esperamos que esta segunda opción pueda avanzar", ha opinado dejando la puerta abierta a ofrecer al colectivo 'okupa' un local público aunque sin descartar la idea del alquiler. Ambas propuestas no son compartidas por los desalojados de Gràcia, que avisaron el pasado viernes en un comunicado que "la única solución" pasa porque se les devuelva el local. "El banco es nuestro y lo defendermos hasta el final", amenazaron cerrando la puerta a cualquier tipo de negociación porque "queremos este espacio, no otro". 

A primera hora de la mañana de este martes, la tercera teniente de alcalde, Laia Ortiz, aseguraba que la adquisición sería a un "precio razonable" para evitar así el "enriquecimiento ilícito del propietario que compró la finca "a precio de saldo". "Quiere formar parte de la solución, ya que el conflicto tiene su origen en un inmueble de su propiedad", señalaba Ortiz, que consideró que la compra del local garantizaría el mantenimiento de este espacio, algo que por menos de 500.000 euros no sería posible.

Antidisturbios retiran contenedores volcados en el barrio de Gràcia. (Efe)
Antidisturbios retiran contenedores volcados en el barrio de Gràcia. (Efe)

 

El Ayuntamiento ya ha advertido que no hará un gran desembolso para no facilitar la especulación con dinero público porque "es precisamente lo que se está denunciando con esta ocupación", ha señalado Ortiz en un debate en BTV, la cadena de televisión municipal, donde ha dejado claro que la decisión de comprar el local debe de estar "avalada por todo el mundo". 

El 'gratis total' de los 'okupas' de Gràcia

De esta manera, Ada Colau cambia de estrategia después de criticar con dureza que su antecesor, Xavier Trias, pagara durante un año 65.500 euros de alquiler al propietario de esta finca para evitar cualquier tipo de conflicto con el colectivo 'okupa' durante las elecciones municipales de mayo de 2015.

En esos 12 meses, los 'okupas' lo tenían todo pagado: comunidad, IBI, impuesto de basuras, los suministros de agua, luz y gas así como todos los desperfectos en cristales, cerraduras así como la reparación de la antena de televisión o el aire acondicionado así como cualquier tipo de atasco en cuartos de baño y en la cocina. 

Colau "ha perdido el norte"

GRA184. BARCELONA, 27 05 2016.- La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. (Efe)
GRA184. BARCELONA, 27 05 2016.- La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. (Efe)

Las críticas a la intención de la alcaldesa de Barcelona no se han hecho esperar. La vicepesidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, considera que Colau "ha perdido absolutamente el norte". "Los problemas se solucionan, no se compran", ha señalado.

Santamaría ha afirmado que Colau no puede "utilizar los impuestos que con mucho esfuerzo pagan los barceloneses simplemente porque no sea capaz de solucionar un problema y además contentar a quienes han sido durante mucho tiempo los máximos apoyos de Ada Colau, que es el movimiento 'okupa'".

La misma línea sigue el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, que ha acusado a Colau de "dar alas a los violentos" por haber dicho que solo respetaría "las leyes que a ella le gustan". 

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios