INVITA A PERIODISTAS Y LUEGO SE LOS ‘PASA’ A LA ANC PARA QUE SE CONVENZAN

Carles Puigdemont inicia el último tramo del ‘procés’ con una campaña internacional

Esta semana, el ‘president’ congregó a los delegados de la Generalitat dispersos por el mundo, se reunió con corresponsales extranjeros y el próximo sábado viajará a Bruselas

Foto: El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. (EFE)
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. (EFE)

A Dios rogando y con el mazo dando. Buenas palabras con el presidente español, Mariano Rajoy, compromiso de política aperturista y de entendimiento, pero al mismo tiempo mano dura con el ‘procés’, que no puede decaer o ni tan siquiera estancarse. El presidente catalán, Carles Puigdemont, ha puesto en marcha la última fase del “proceso constituyente” con un impulso a la internacionalización del ‘conflicto’ catalán. Se trata de que en el extranjero se entienda que Cataluña avanza ‘democráticamente’ hacia la constitución de un nuevo Estado europeo, independientemente de lo que piense o diga España. Esta semana, el ‘president’ congregó en Barcelona a los delegados de la Generalitat dispersos por el mundo para dar las consignas pertinentes. El viernes, se reunió con corresponsales extranjeros. Y el próximo sábado viajará a Bruselas, la capital europea, donde estará hasta el día 2 de mayo.

El Gobierno catalán también invitó esta semana a Barcelona a 17 periodistas extranjeros de Austria, Estados Unidos, Grecia, Irlanda, Portugal, Chequia y Bélgica, así como a 14 libreros de Irlanda, Islandia, Francia, Bélgica y Gran Bretaña, a los que organizó un ‘tour’ con “representantes del mundo editorial y escritores, entidades de la sociedad civil y dirigentes políticos”, aunque no especifica con quién están previstas esas reuniones.

"Los representantes de la sociedad civil haremos llegar a Europa que estamos construyendo un nuevo país y que Cataluña está en un proceso constituyente"

Y es que la internacionalización del proceso es la última fase que prevé la hoja de ruta tanto de Junts pel Sí (JxS), la coalición que conforma el Gobierno de la Generalitat, como la de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), que el pasado fin de semana aprobó la estrategia de los próximos meses, en la que tiene un papel destacado la ‘agitación’ internacional. “A partir de ahora tendrán mucha importancia las asambleas exteriores. Muchos catalanes viven en el extranjero y contamos con ellos para que sean nuestros embajadores. Todo el trabajo que hagamos en ese ámbito culminará con la Semana Catalana en el Mundo. Y los representantes de la sociedad civil haremos llegar a Europa que estamos construyendo un nuevo país y que Cataluña está inmersa en un proceso constituyente. Queremos que todos sepan y sean conscientes de que ya hemos decidido y de que estamos construyendo la República Catalana”, explicaron los responsables de la ANC en el acto.

Cadena humanitaria por la independencia organizada por la Asamblea Nacional Catalana. (EFE)
Cadena humanitaria por la independencia organizada por la Asamblea Nacional Catalana. (EFE)

Pero, para ello, advierten: “Para ganar este partido hemos de hacer lo que hacen todos los equipos: hemos de salir al terreno de juego y no dar ninguna pelota por perdida”. Y, además, ir todos a una, es decir, sincronizando perfectamente los actos del Gobierno y de la ‘sociedad civil’. Los hechos avalan esa sincronización: a los periodistas convocados este viernes por Carles Puigdemont se les tenía reservado luego un encuentro con el presidente de la ANC, Jordi Sánchez, con lo que el ‘baño’ proindependentista era total, abarcando el ámbito estrictamente político, el gubernamental y el ‘social’ o de la ‘sociedad cívica’. Todo un ejemplo de cómo sufragar la propaganda internacional tanto del Gobierno como de organizaciones afines mientras los gastos son sufragados con dinero público. En otras palabras: el Gobierno catalán atrae a los medios de comunicación y luego se los ‘coloca’ a la ANC sin que a esta le cueste ni un euro.

Críticas de los antindependentistas

En los círculos antindependentistas, sin embargo, se critica sin ambages esa ofensiva de Puigdemont. “La internacionalización del supuesto ‘conflicto’ catalán ha sido un fracaso. Su éxito hubiese sido que un Estado relevante apoyase la secesión unilateral que propugna JxS o que estuviera presionando para realizar el referéndum. Pero ni una cosa ni la otra”, dice a El Confidencial Joaquim Coll, vicepresidente de Societat Civil Catalana (SCC), la entidad de referencia contraria al ‘procés’.

“Otra cosa es que ellos lo vendan como un éxito para consumo interno. Pero el resultado del 27-S fue claro. JxS no obtuvo la mayoría absoluta y la demanda de referéndum no encuentra eco en ningún lado. La internacionalización del proceso forma parte de la propaganda interna que realiza el Gobierno para no defraudar a sus electores. Solo hay que ver que a Jordi Pujol le recibían en casi todas partes y ni a Artur Mas ni a Carles Puigdemont les reciben líderes políticos. Lo único que están haciendo es perjudicar a Cataluña en el exterior”.

Los expresidentes de la Generalitat Jordi Pujol y Artur Mas en una imagen de archivo. (EFE)
Los expresidentes de la Generalitat Jordi Pujol y Artur Mas en una imagen de archivo. (EFE)

SCC también ha sondeado a través de diferentes ‘antenas’ el posicionamiento de gobiernos y organismos internacionales. “El tema catalán no causa preocupación en Europa. Pero sí es verdad que algunos actores internacionales están molestos por la insistente campaña de la Generalitat, que va presionando y montando 'lobbies', pero es un tema más de gestualización que lo que genera es un poco de incomodidad”.

La entidad unionista organizó este martes un acto en Barcelona al que invitó a la catedrática de Derecho Internacional Público de la UCM, Araceli Mangas Martín, a su homólogo de la Universidad de Murcia, Cesáreo Gutiérrez Espada, y a Juan Soroeta Liceras, profesor de Derecho Internacional Público de la UPV. Todos ellos coincidieron en destacar que el derecho internacional no ampara el proceso catalán y que “en toda la historia de la ONU, jamás se ha admitido a un Estado nuevo que no estuviese reconocido por su matriz”. También destacaron que el derecho internacional establece el derecho de autodeterminación “para casos muy concretos, como el colonialismo, la ocupación extranjera, el régimen racista o la condición de pueblos oprimidos, calificaciones en las que no cabe el pueblo catalán”. Pero, por si acaso, el Gobierno de la Generalitat va haciendo camino.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios