COLAU INVESTIGA ADJUDICACIONES A DEDO

El Ayuntamiento de Barcelona regó de millones a empresas vinculadas con Mas

Colau ha comenzado a revisar todas las cuentas del consistorio y poco a poco han ido aflorando diferentes empresas salpicadas con nombres de familiares del 'expresident' Artur Mas

Foto: Xavier Trias y Artur Mas (i), al inicio de la campaña electoral en marzo de 2015 en Barcelona. EFE
Xavier Trias y Artur Mas (i), al inicio de la campaña electoral en marzo de 2015 en Barcelona. EFE

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, va a por todas. Poco a poco, sin hacer mucho ruido, ha puesto en marcha una potente maquinaria para revisar absolutamente todas las cuentas del consistorio barcelonés, donde se ha encontrado algunas ‘sorpresas’. De momento, ya levantó las sospechas sobre las actividades y las cuentas de la empresa pública Barcelona Regional (que está siendo investigada por la Fiscalía). Ahora le toca el turno al Instituto Municipal de Informática (IMI). Pero eso es solo el comienzo de la labor de fiscalización. Según ha podido conocer El Confidencial, en el punto de mira están algunos organismos municipales cuya gestión ha levantado sospechas, entre ellos, la empresa Barcelona Gestió Urbanística (Bagursa).

Las investigaciones, de momento, se centran en el IMI, ya que “hay una serie de facturas pendientes de pago emitidas por diferentes proveedores por valor de 1,4 millones de euros por importes no reconocidos en el ejercicio en que les correspondía”. Según el consistorio, “una primera auditoría realizada por los servicios municipales apunta a una alta proporción de contratación directa y negociada sin publicidad, sin considerar la oferta del mercado y con riesgo de fraccionamiento contractual”.

Los dardos del ayuntamiento apuntan directamente al ex tercer teniente de alcalde Antoni Vives, de quien dependía el IMI. Curiosamente, también dependía de él Barcelona Regional, el otro organismo que está siendo investigado. En el grupo de Convergència i Unió (CiU) –en el ayuntamiento barcelonés, aún conserva este nombre porque se formó antes de la ruptura- han saltado las alarmas. Oficialmente, desde CiU se afirma que todo se ha hecho “conforme a la ley” y que no tolerará una “caza de brujas” contra antiguos gestores. Y se quejan de la “propagación malintencionada de rumores, datos incompletos y manipulaciones”.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. (EFE)
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. (EFE)

Fuentes cercanas a las investigaciones, no obstante, reconocen a El Confidencial que Vives era “una pieza clave” en el reparto de adjudicaciones durante las pasadas legislaturas, cuando los convergentes gobernaban.

Aparecen los familiares

Pero lo  cierto es que el Instituto Municipal de Informática da mucho de sí. A través de este organismo, se adjudicaban los contratos en el área de nuevas tecnologías, una de las más potentes en los últimos años, en que la obra pública cayó en picado. En el caso del consistorio, su actividad tiene el plus añadido de que fueron beneficiadas varias compañías en las que ocupan cargos de relevancia familiares del ya expresidente de la Generalitat Artur Mas.

La mayoría de los contratos en el ayuntamiento, sobre los que ha habido siempre una pátina de oscurantismo, fueron adjudicados de manera directa, sin pasar por concurso alguno, según ha podido conocer este diario. El grupo de empresas en que trabaja Joan Antoni Rakosnik, cuñado de Mas, se llevó en los dos últimos años unos 2,7 millones de euros. Joan Antoni es 'consultor' de Seidor, aunque durante varios años fue coordinador del Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI), precisamente el organismo que luego adjudicó a Seidor contratos millonarios. Con la llegada del Tripartito, tuvo que dejar la Generalitat, pero volvió a ella cuando su cuñado fue nombrado ‘president’, como “responsable de calidad de servicio en la Consejería de Territorio y Sostenibilidad”, aunque dependía de la compañía Microsistemes, del mismo grupo que Seidor.

En el ayuntamiento se revisan ahora con lupa los procedimientos de contratación de adjudicaciones, entre ellas, algunas de estos grupos empresariales

A esas adjudicaciones, hay que añadir las que se ha llevado VASS Consultoría de Sistemas, cuya directora en Cataluña es Eugenia Menéndez Rakosnik, sobrina política del ‘expresident’. Eugenia fue escalando posiciones hasta ser la principal directiva de su compañía en esta comunidad. Cuando Mas no llevaba ni un año como 'president', VASS recibió un suculento contrato (en una UTE con HP Española) de más de 52 millones de euros. Todo un récord para una empresa que apenas había contratado con la Administración. Según un informe en que participaron funcionarios de la propia Generalitat, las empresas vinculadas a familiares de Artur Mas recibieron 450 millones de euros en contratos del Gobierno catalán desde el año 2011.

Helena Rakosnik, esposa de Artur Mas. (EFE)
Helena Rakosnik, esposa de Artur Mas. (EFE)

En el ayuntamiento, también se revisan ahora con lupa los procedimientos de contratación de algunas adjudicaciones, entre ellas, algunas de estos grupos empresariales. En abril de 2014, por ejemplo, la empresa Seidor, en cuyo grupo se encuadra Joan Antoni Rakosnik, se adjudicó un contrato con el consistorio de Xavier Trias por un monto de 1.069.760,95 euros por el “derecho de uso y mantenimiento de licencias del programa Microsoft”. El procedimiento empleado no fue el de concurso abierto, sino el negociado sin publicidad. Es decir, una concurrencia en que se piden tres presupuestos y se adjudica posteriormente. Desde 2014 hasta mediados de 2015, Seidor SA se llevó seis contratos por valor de 1,8 millones de euros. De ellos, cuatro fueron por el procedimiento negociado, uno por el procedimiento ordinario y otro, abierto.

La compañía SBS Seidor, por su parte, obtuvo dos contratos por valor de 530.000 euros, de los que uno era abierto y el otro, negociado. La compañía Seidor Consulting se llevó tres contratos por más de 213.000 euros, de los que dos fueron por el procedimiento negociado. La firma Microsistemes, perteneciente al mismo grupo, tuvo un contrato negociado por valor de algo más de 55.000 euros.

Cuatro millones de ‘caja’

Por su parte, la compañía VASS se hizo con una adjudicación por procedimiento abierto por valor de más de 719.000 euros a finales de 2014 y otra de 60.000 euros en un procedimiento ordinario. A comienzos de ese ejercicio, ya había tenido otra adjudicación de más de 442.000 euros, que era la primera parte de una adjudicación total de algo más de 900.000 euros (IVA incluido) para el “mantenimiento correctivo, soporte técnico, resolución de incidencias, mejoras evolutivas y oficina técnica de gobernanza de los sistemas de información en el entorno de internet del ayuntamiento”. Hasta que CiU no gobernó en el consistorio, esta empresa no había tenido adjudicaciones, pero solo en 2014 se llevó a sus cuentas más de 1,2 millones de euros. Entre los dos grupos empresariales, se embolsaron en solo año y medio unos cuatro millones de euros.

Por su parte, Bagursa es la encargada de las actividades urbanísticas. En el año 2014, adjudicó obras por valor de unos 10 millones de euros, de los que 3,3 millones fueron para la compañía Comsa, propiedad de la familia Sumarroca, actualmente en el ojo del huracán por haber pagado supuestamente el 3% de las adjudicaciones a la Fundación de Convergència. La compañía Teyco, de este mismo grupo, está bajo investigación judicial. En el primer semestre del año pasado, las adjudicaciones fueron de unos nueve millones de euros.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios