Artur Mas renuncia a su acta de diputado en el Parlamento catalán. Noticias de Cataluña
SE CENTRARÁ EN EL LIDERAZGO DE CDC

Artur Mas renuncia a su acta de diputado en el Parlamento catalán

Mas ha entregado la renuncia este mismo miércoles en la Cámara Catalana, un día después de que Puigdemont tomara posesión del cargo

Foto: Artur Mas en la toma de posesión del nuevo presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. (EFE)
Artur Mas en la toma de posesión del nuevo presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. (EFE)

El expresidente de la Generalitat Artur Mas ha renunciado este miércoles al acta de diputado del Parlament por JxSí, después de haber renunciado también a presidir de nuevo el Ejecutivo catalán en favor de Carles Puigdemont.

Mas ha entregado la renuncia este mismo miércoles en la Cámara Catalana, un día después de que Puigdemont tomara posesión del cargo, ha informado el Govern en un comunicado.

En la rueda de prensa del sábado en la que anunció que retiraba su candidatura a la Presidencia para desencallar el acuerdo entre JxSí y la CUP, Mas aseguró que todavía no había pensado si abandonaría su escaño como diputado electo.

Nueva prioridad: desactivar a los barones de CDC

El expresidente de la Generalitat de Cataluña Artur Mas dedicará los próximos meses a desactivar la rebelión interna de los barones de su partido, dispuestos a plantarle cara para reconducir la estrategia y variar la hoja de ruta independentista, retrotrayendo Convergència a sus posicionamientos autonomistas de las últimas décadas.

El expresidente de la Generalitat, Artur Mas, habla por teléfono en el interior del Parlament. (EFE)
El expresidente de la Generalitat, Artur Mas, habla por teléfono en el interior del Parlament. (EFE)

Fuentes internas de CDC señalan a El Confidencial que, a pesar de que pueda parecer lo contrario, el haber perdido el pulso con la CUP y haber tenido que renunciar a la Presidencia del Gobierno “ha dado a Mas un empujón hacia arriba. Al final, su salida de la Generalitat le beneficia en grado sumo”.

Este beneficio se da en un doble sentido: primero, porque de cara al exterior ha querido dar la sensación de que ha sido él el artífice del cambio de candidato, cuando en realidad fue una opción impuesta, dado que su sustitución se había apalabrado a sus espaldas. Sin embargo, su aparato de propaganda ha insistido en que su gesto de dar un paso atrás para que otro ocupe su lugar lo ha hecho “en beneficio del país”. La verdad es que o daba ese paso o tenía que ir a elecciones. Y además, se tendría que presentar en solitario. Las encuestas de que disponía le daban menos de una veintena de diputados (CiU tenía 62 en 2010), lo que hubiese supuesto una humillación, porque lo relegaban al cuarto puesto en el 'ranking' de partidos.

El segundo beneficio es que ahora podrá recomponer Convergència y prepararla para el futuro. “Ahora, los críticos lo tienen más difícil. Felip Puig se ha quedado fuera del Gobierno (deja la Consejería de Empresa y Empleo), Santi Vila ya no se puede postular como el sucesor (pasa de consejero de Territorio a consejero de Cultura) y Germà Gordó, consejero de Justicia, se queda como diputado simple. Por tanto, están todos los potenciales rivales neutralizados y él tiene las manos libres para hacer lo que quiera en los próximos meses”, señala una de las fuentes consultadas.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios