BUSCArá UNA CONFLUENCIA SIMILAR A LA DEL 20-D

Podemos enterrará la fórmula de Catalunya Sí que es Pot si se repiten elecciones

El modelo superador que buscará ahora la formación pasa por una “inclusión amplia”, según fuentes del partido, que replique la apuesta del 20-D en Cataluña, pilotada por Ada Colau

Foto: El cabeza de lista de Catalunya Sí que es Pot, Lluís Rabell, y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, durante la campaña del 27-S. (EFE)
El cabeza de lista de Catalunya Sí que es Pot, Lluís Rabell, y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, durante la campaña del 27-S. (EFE)

Podemos modificará su estrategia electoral si finalmente se repiten elecciones en Cataluña, buscando nuevos aliados y enterrando la fórmula de Catalunya Sí que es Pot. La candidatura con la que Podemos se presentó a los comicios autonómicos del 27-S contaba con la ventaja de ser pilotada desde Madrid, a pesar de la presencia en ella de ICV y EUiA, pero mostró su fracaso en las urnas al ser relegada al cuarto puesto con solo 11 actas, las mismas que el PP.

El modelo superador que buscará ahora la formación pasa por una “inclusión amplia”, según fuentes del partido, que replique la apuesta del 20-D en Cataluña: En Comú Podem. Una confluencia en la que Podemos cedió su protagonismo a Barcelona en Comú, la organización liderada por Ada Colau, tanto en lo referente a la configuración de la lista como a la toma de decisiones, el diseño de la campaña o el programa.

El menor peso de Podemos en esta candidatura, en la cual solo ha colocado a dos de los 12 diputados electos, ha sido compensado con creces tras convertirse en la fuerza más votada en Cataluña, sumando cerca del 25% de los sufragios. Todo ello, a pesar de que entre los términos del acuerdo político figuraba que la confluencia pudiese conformarse como grupo propio en el Congreso (al igual que gallegos y valencianos) o a la exigencia explícita del referéndum en Cataluña, que incluso obligó a la formación morada a incluir esta propuesta en su programa a nivel estatal cuando ya se había cerrado.

La formación liderada por Pablo Iglesias ha tomado nota de los cambios estratégicos que han permitido este salto y, aunque los contextos electorales son diferentes, no está dispuesta a dejar pasar la oportunidad de un desborde en los comicios catalanes. El debate está aún por profundizar en Princesa 2, al igual que en Barcelona en Comú, pero el punto de partida es superar la fórmula que se tejió de cara el 27-S y acercarla lo más posible a la del 20-D. La aceleración del ciclo político obliga a repensar las estrategias a igual velocidad. Podemos estaría dispuesto a volver a ceder las riendas de la candidatura a Ada Colau. 

Iglesias y Colau, durante un mitin de En Comú Podem en Badalona. (Reuters)
Iglesias y Colau, durante un mitin de En Comú Podem en Badalona. (Reuters)

El portavoz de En Comú Podem, Xavier Domènech, ya abría ayer la puerta a la posibilidad de que la alcaldesa de Barcelona diese el salto a la Generalitat. Tras recoger la acreditación en el Congreso, junto al resto de diputados de esta candidatura, Domènech destacó que Colau cuenta con una proyección política “que va más allá de Barcelona, también de Cataluña, pero quien se lo tiene que proponer (el salto a la Generalitat) es Barcelona en Comú”.

El flamante diputado catalán no descartaba así el posible liderazgo de una hipotética candidatura autonómica por parte de Colau, al mismo tiempo que situaba sobre su organización la potestad para la toma de decisiones. Más aún, opinaba desde el punto de vista personal que “tenemos que poder construir grandes alternativas, Barcelona es capital del cambio y tiene mucha potencia por sí sola, pero yo a Ada la veo protagonizando cambios a todos los niveles”.

Solución a la escocesa

La exportavoz de la PAH siempre ha apostado por la celebración de un reférendum en Cataluña para desbloquear la situación, aunque ha evitado aclarar el sentido de su voto en caso de llevarse a cabo. En la última conferencia formal que celebró en Madrid, coincidiendo con la precampaña, defendió una solución a la escocesa.

Las consultas llevadas a cabo en Quebec o Escocia son para la regidora de Barcelona los ejemplos a tener en cuenta para iniciar procesos similares en España. "Alternativas más allá de la polarización actual”, y en caso de imponerse el 'no', como en Escocia, se podrá trabajar posteriormente para que todo el mundo se sienta a gusto, según añadió. El modelo canadiense, que "en función del resultado se busca cómo seguir avanzando y mejorar", es para Colau uno de los más interesantes que han sido llevados a cabo.

Colau siempre ha apostado por la celebración de un reférendum en Cataluña para desbloquear la situación, aunque ha evitado aclarar su voto

La relación actual entre Cataluña y el Estado fue definida por Colau como la más complicada de la historia de la democracia. Una situación que, dijo, "nos afecta directamente en Barcelona a todos los niveles", como es el caso de las inversiones, "encalladas", el malestar institucional y la polarización del Parlament, que ha provocado una "anomalía" por la que no se puede elegir al 'president'.

La solución que pone sobre la mesa En Comú Podem, cuya lista para el 20-D cerró simbólicamente la alcaldesa de Barcelona, pasa por la celebración de una consulta, rechazando pues el inicio de un proceso independentista de forma unilateral. El propio Domènech insistía ayer en que fue defendido tanto por el PSC como por el anterior secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba: "Una persona nada sospechosa de querer romper España".  

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
38 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios