el mismo día de la investidura de artur mas

Forcadell ignora el reglamento y tramita la moción soberanista para votarla el 9-N

Con cuatro miembros en la mesa -mayoría-, Junts Pel Sí ha dado luz verde a llevar la resolución separatista al pleno del Parlament para que este apruebe el "inicio del proceso" independentista

Foto: Arranca la junta de portavoces del Parlament envuelta de polémica y sin el PPC
Arranca la junta de portavoces del Parlament envuelta de polémica y sin el PPC

Sin acuerdo entre los grupos. Así ha terminado este martes la primera reunión de la junta de portavoces, que ha durado poco más de una hora y donde el gran ausente ha sido el Partido Popular, que sigue adelante con su 'maniobra' de no constituirse como grupo hasta la fecha límite, este viernes 6 de noviembre, para frenar la apuesta de los independentistas. Sin embargo, la jugada no ha sido 'redonda', ya que la resolución presentada por Junts Pel Sí y la CUP se votará, tal y como se prevé, el lunes 9 de noviembre, concidiendo con la primera votación de investidura de Artur Mas y el primer aniversario de la consulta catalana. 

Tras la falta de entendimiento entre los independentistas y el resto de formaciones en la junta de portavoces, la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, ha retomado la reunión con la mesa de la Cámara para continuar con los trámites de la resolución impulsada por Junts Pel Sí y la CUP hace una semana, encaminada a comenzar la desconexión con España y la construcción de una "república catalana".

La resolución independentista sigue su camino

 

En la reunión de la junta de portavoces, los dos bloques eran más que evidentes. A un lado, las formaciones lideradas por Raül Romeva y Antonio Baños, y al otro, Ciudadanos, PSC y Catalunya Sí que es Pot, que no han dado validez a lo que allí se debatía por no cumplirse el reglamento de la Cámara, que impide convocar la junta si no están constituidos todos los grupos.

La resolución independentista se votará el 9-N

Con cuatro miembros en la mesa -mayoría-, Junts Pel Sí ha dado luz verde a llevar la resolución separatista al pleno del Parlament para que este apruebe el "inicio del proceso" independentista gracias a su mayoría absoluta de escaños junto a la CUP. De esta manera, la formación de Artur Mas ha ignorado todas y cada una de las argumentaciones de la oposición para que se reconsidere el texto de nueve puntos presentado por ambas formaciones, que piden, entre otras cosas, desoír las decisiones de las instituciones del Estado español, en particular del Tribunal Constitucional, o tramitar leyes hacia la creación de una Hacienda pública catalana. 

Además, a la decisión de la mesa también se ha sumado la amenaza de la portavoz de ERC, Marta Rovira, que ha dejado muy clara su intención de recurrir al Constitucional -al que los independentistas no reconocen legitimidad- si se tenían en cuenta las consideraciones de las formaciones no independentistas. 

Artur Mas celebra que Forcadell es presidenta del Parlament. (EFE)
Artur Mas celebra que Forcadell es presidenta del Parlament. (EFE)

Sin fecha aún por fijar, Forcadell ha adelantado que la votación "podría ser" el lunes 9, descartando este viernes y el fin de semana. "Continuarán todos los trámites normales", ha dicho, indicando que este viernes 6 de noviembre habrá una nueva reunión de la junta de portavoces en la que se decidirá el día del pleno para aprobar la resolución independentista.

Forcadell: "No hemos hecho nada ilegal"

Tras las críticas de la oposición, Forcadell ha defendido que pidió un informe jurídico a los letrados de la Cámara que le aconsejaron convocar la junta de portavoces para hoy, y ha alegado que el "derecho a participación" de los populares se ha "respetado", porque se invitó a asistir a la reunión a los 11 diputados del PP, aunque finalmente descartaron acudir.

"No hemos hecho nada ilegal", ha añadido Forcadell, que, en todo caso, ha opinado que C's, PSC y PPC tienen derecho a presentar recursos de amparo al Tribunal Constitucional, como prevén hacer mañana.

La mayoria "absolutista" de Junts Pel Sí

Ante la deriva tomada por los independentistas, el portavoz de Cataluyna Sí que es Pot, Joan Coscubiela, ha lamentado que Carme Forcadell se someta a la "mayoría absolutista" de Junts Pel Sí saltándose el reglamento parlamentario y poniéndose "al servicio del Govern". 

En declaraciones a los medios tras la junta, Coscubiela ha asegurado que su formación no se arrepiente de haber avalado con cinco de sus 11 escaños la investidura de Forcadell, porque lo hicieron para que se sintiera la presidenta de "todo el Parlament y no solo de los grupos". Ante el incumpliendo de esta máxima que ella misma prometió, Coscubiela la ha emplazado a explicar por qué "ha vulnerado tan pronto" el reglamento de la Cámara.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
52 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios