tahat y graupera, también fundamentales

El testimonio de un empresario anónimo, clave para actuar contra los Pujol

Los datos aportados por el exvicepresidente del Barça Jaume Ferrer Graupera, fundamentales para precipitar la operación Hades, que ha derivado en la imputación de otros dos hijos del 'expresident'

Foto: Foto de archivo de la familia Pujol. (EFE)
Foto de archivo de la familia Pujol. (EFE)

El testimonio de un empresario anónimo que ha tenido relación con la familia Pujol durante los últimos años ha resultado fundamental para poner en marcha la operación Hades, que ayer desencadenó el despliegue de dos centenares de policías en Cataluña y Madrid para registrar 15 domicilios y sociedades vinculadas con la familia Pujol. Junto a la declaración del mencionado empresario, también han sido clave para precipitar la actuación policial las revelaciones del exvicepresidente del Fútbol Club Barcelona Jaume Ferrer Graupera, administrador de la empresa MT Tahat, propiedad al 99% de Josep Pujol Ferrusola, uno de los dos hijos del expresidente de la Generalitat, Jordi Pujol i Soley, que ayer fue imputado por el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata.

Tanto el magistrado como la Fiscalía Anticorrupción y la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF) de la Policía Nacional investigan los supuestos servicios que prestaba Josep Pujol a diversas constructoras a través de MT Tahat, que los investigadores sospechan que podían ser trabajos simulados por los responsables de la sociedad con el fin de justificar los ingresos que luego recibían de esas mismas sociedades, que justamente eran las que recibían adjudicaciones de obras públicas por parte de distintos organismos de la Generalitat.

MT Tahat, dedicada a la compra y alquiler de inmuebles, era propiedad de la familia Sumarroca, muy vinculada al clan Pujol. De hecho, la sociedad fue vendida a Josep, quien puso como administrador a Graupera cuando este ocupó distintos cargos en la junta directiva del Barça, presidida por Joan Laporta. En concreto, Graupera llegó a ser responsable de Marketing y tesorero de la entidad azulgrana hasta que en 2010 decidió presentarse a la presidencia del club. Fue en ese mismo año cuando dejó de ser administrador de la mercantil de Josep.

Los aprietos judiciales del clan Pujol

Según reveló el propio Graupera ante el juez De la Mata el pasado 23 de septiembre, cuando declaró como imputado en el marco de la presente causa, el exdirectivo del Barça aseguró que fue administrador de MT Tahat por amistad. En concreto, explicó que su amigo Josep se encontraba por aquella época fuera de España por motivos de trabajo y él le hizo el favor de hacerse cargo de la administración de la mercantil. El juez detalló en el auto que ordenaba la imputación de Graupera que las empresas de este habían participado entre las sociedades de los Sumarroca y las de los Pujol.

En concreto, De la Mata dijo que las compañías del exvicepresidente blaugrana "pudieron eventualmente intervenir en procesos de refacturación entre Pujol Ferrusola y Emte", empresa esta última de la familia Sumarroca. Graupera también justificó en su declaración ante De la Mata que había pagado 435.000 euros a Jordi Pujol Jr. porque este último le había proporcionado clientes para sus sociedades, como la propia Emte. 

Anticorrupción registró ayer, de hecho, la sede de MT Tahat en busca de pruebas que demuestren que la sociedad servía para gestionar las supuestas mordidas que recibían los Pujol a cambio de la adjudicación de contratos públicos. Pero la empresa no estaba desde hace meses en la mirilla de la UDEF únicamente por la amistad manifiesta entre Josep y Graupera o por el mencionado pago de 435.000 euros a Pujol Jr., sino también porque los agentes habían detectado que el hijo mayor del 'expresident' ingresó en MT Tahat 60.000 euros en 2005 con el fin de adquirir 'stock options' de los laboratorios General Lab, regentados por Carles Sumarroca.

Jordi Pujol Ferrusola movió más de cinco millones de euros durante la investigación

MT Tahat, por otra parte, también sirvió para que Josep cobrara parte de los 100.000 euros que el empresario José Manuel Solá ingresó en distintas sociedades de los hermanos Pujol Ferrusola. Tanto Josep como Oleguer y Jordi Jr. recibieron el dinero por supuestas asesorías inmobiliarias en el sur de Francia que estos habían realizado supuestamente, operación dudosa que está siendo investigada también por la Fiscalía Anticorrupción, aunque en una causa paralela que dirige el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz.

La operación Hades también ha supuesto la imputación de otro de los hijos del expresidente catalán. En concreto, se trata de Pere Pujol, que se une a los mencionados hermanos Josep y Jordi Jr., a la exmujer de este último, Mercè Gironés Riera, y al citado Graupera en la lista de imputados en la causa que comenzó investigando el patrimonio del hijo mayor del matrimonio que conforman Jordi Pujol i Soley y su esposa, Marta Ferrusola

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios