Esta tarde, turno de Joana Ortega

Irene Rigau rechaza declarar ante la Fiscalía por el 9-N: "Tengo la conciencia tranquila"

Arropada por el Govern, salvo Mas, Romeva, Baños y Lluís Llach, la consellera de Enseñanza de la Generalitat fue recibida entre vítores. Ha dicho ante el juez que cumplió "un mandato del Parlament"

Foto: La consellera de Educación de la Generalitat, Irene Rigau, junto a su abogado Miquel Roca, tras prestar declaración ante el TSJC. (Efe)
La consellera de Educación de la Generalitat, Irene Rigau, junto a su abogado Miquel Roca, tras prestar declaración ante el TSJC. (Efe)

La consellera de Enseñanza de la Generalitat, Irene Rigau, tiene la "conciencia tranquila" por participar en la organización de la consulta catalana del 9 de noviembre. Tras negarse a responder a las preguntas de la Fiscalía y de la acusación particular, Rigau sí ha contestado a las de su abogado y el juez, frente a los cuales ha defendido que no hizo nada negativo y que cumplió "un mandato del Parlament" tras ser imputada por desobediencia, prevaricación y malversación. Por esos mismos delitos también se ha imputado a la exvicepresident de la Generalitat, Joana Ortega -que declara este martes por la tarde-, y el 'president' Mas, que estará ante el juez el jueves.

Esta última frase, que ha repetido fuera de la sala pero aún en el interior del Tribunal Superior de Justicia, ha seguido a su justificación sobre el motivo por el que ha hecho caso omiso a las cuestiones formuladas por la Fiscalía. "Ha cambiado de criterio. No lo entendí", ha dicho después de que la Fiscalía no apreciara ningún delito para luego sí hacerlo.

"Cumplí con el mandato de mi Parlament"

Acusada de dar órdenes a los directores de los centros docentes para abrirlos como puntos de votación, Irene Rigau ha asegurado que "cumplí con el mandato del Parlament, de mi Parlament" y que no dio ningún tipo de orden pero sí les informó de que podían ceder el espacio para colocar las urnas. Además, ha recordado que los puntos de votación fueron gestionados por los voluntarios que se prestaron a ayudar en la organización del 9N, y no por docentes.

Durante su declaración, que ha durado poco más de una hora, la consellera ha defendido la organización del 9-N. "He defendido que desde mi punto de vista una sociedad democrática tiene que conocer el pluralismo y la opinión de la ciudadanía. No vi nada negativo en lo que se hizo", ha declarado, insistiendo, una vez más, en que "no desobedecimos" al Tribunal Constitucional ni a ninguna otra insistitución argumentando que el Govern se informó para conocer el alcance de los recursos presentados al TC contra el 9-N y, tras hacerlo, decidió seguir hacia adelante con el proceso participativo.

Además, y ante las acusaciones de haber hecho una utilización privada de la consulta para enriquecerse, Rigau ha sido contundente y ha hecho extensible su defensa a los demás acusados, entre ellos, el 'president' Artur Mas. "Ni yo ni ningún miembro del Govern hicimos nada para enriquecernos".

Arropada por Romeva, Baños y Lluís Llach

Alrededor de las 9:30 horas, Irene Rigau llegaba al TSJC flanqueda por el Govern al completo, salvo Artur Mas, y recibida entre vítores y aplausos de varios centenares de independentistas.

Arropada por los suyos, la consellera en funciones también ha contado con el apoyo de miembros de Junts Pel Sí, como Raül Romeva, el cantautor Lluís Llach y Marta Rovira, así como el del lider de la CUP, Antonio Baños, que ha asegurado que en Cataluña no se dará "ni un paso adelante ni uno atrás" y que siempre estarán "al lado de las instituciones catalanas". También se ha acercado hasta allí el cabeza de lista de Catalunya Sí Que Es Pot, Lluís Rabell, como muestra de apoyo.

Romeva y Baños arroparon a Irene Rigau. (Efe)
Romeva y Baños arroparon a Irene Rigau. (Efe)

Esta tarde, turno de Joana Ortega

Alrededor de las 12:00 horas, la manifestación de apoyo a los querellados por la consulta del 9N ha quedado disuelta y se retomará por la tarde para acompañar a la exvicepresidenta Joana Ortega.

La concentración, que ha reunido a más de 500 personas delante del tribunal en Barcelona, ha transcurrido con tranquilidad entre cánticos de independencia y contra la justicia española, y solo ha habido un instante de tensión cuando un joven ajeno a la manifestación que circulaba en bicicleta ha intentado agarrar una 'estelada' de los participantes, ha caído al suelo y ha sido retenido brevemente por los Mossos d'Esquadra.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios