dedicó menos que el resto de españa o la ue

Las cifras de la Generalitat: la Cataluña de Mas, en el furgón de cola del gasto social

Un estudio de la propia administración catalana da munición a quienes desde la izquierda atacan al cabeza de lista de Junts pel Sí por dar cobertura a quien ha hecho muy poco por la igualdad social

Foto: l presidente de la Generalitat y de CDC, Artur Mas (i), y el cabeza de lista, Raül Romeva (d). (EFE)
l presidente de la Generalitat y de CDC, Artur Mas (i), y el cabeza de lista, Raül Romeva (d). (EFE)

La Cataluña de Artur Mas estaba en la cola del gasto social en 2012, según un estudio de la conselleria de Economía de la propia Generalitat incluida en la última Nota de Coyuntura Económica. Como el calendario es cruel se da la circunstancia de que 2012 fue el último año del primer mandato de Artur Mas y justo después de que su administración recortase la ayudas de renta mínima en Cataluña, el denominado PIRMI.

“Según los datos del 2012, el gasto de Cataluña en protección social fue de 43.034 millones de euros, cifra que representa un 22,3% del PIB. Este porcentaje es inferior a los de España (25,9%), de la UEM-18 (30,4%) y de la media de la UE-28 (29,5%)”, señala este trabajo de análisis económico que se ha hecho público este mes de agosto.

El ejercicio de 2012 fue el primero después de que Artur Mas recortase el PIRMI dejando sin esa ayuda de 645 euros a un 25% de los hasta entonces beneficiarios en Cataluña, si bien el estudio no hace mención específica a esta cuestión. Esta rebaja fue criticada entonces por diversas entidades, ONG’s e incluso por el entonces alcalde de Barcelona, Xavier Trias. Se dio la paradoja de que se cerró el grifo de las ayudas justo en lo más duro de la crisis, en 2011, cuando más dependían de este subsidio los colectivos sociales más necesitados.

El cabeza de lista de Junts pel Sí por Girona, Lluís Llach. (EFE)
El cabeza de lista de Junts pel Sí por Girona, Lluís Llach. (EFE)

Estas cifras salen a la luz justo en una precampaña en la que las formaciones en liza están compitiendo por sacar pecho en políticas sociales y en donde una de las principales armas arrojadizas contra el cabeza de lista de Junts pel Sí, Raül Romeva, es dar amparo a políticas derechistas que se han llevado a cabo desde la Generalitat.

En el estudio de la conselleria de Economía se pone sobre la mesa que “las prestaciones sociales tienen un papel fundamental en la redistribución de la renta y en la reducción de la pobreza”.

Lejos de Europa

Aplicando un baremo corrector que tiene en cuenta las diferencias de la inflación, “la valoración en términos de gasto por habitante (en paridades de poder de compra) sitúa la protección social en Cataluña en 20 puntos porcentuales por debajo de la UE-28”, señala el informe. En cambio, con este criterio, el gasto en Cataluña por habitante sería prácticamente idéntico al de la media española.

Así, el estudio sitúa a Cataluña muy lejos de Europa. Cataluña dedicaría a gasto social un 20% menos que la media comunitaria. Y eso que tiene una tasa de paro mucho mayor.

Las principales áreas de gasto en protección social en Cataluña en 2012 fueron los correspondientes a vejez (un 36,6% del total), enfermedad y asistencia sanitaria (un 25,5%) y prestaciones de desempleo (14,9%). 

Oficina de empleo. (EFE)
Oficina de empleo. (EFE)

El peso del paro

En comparación con la media de la UE-28, la diferencia principal en la distribución de las gastos corresponde a los subsidios para los parados, que en Cataluña suponen un peso muy superior al de la UE. El 15% del gasto social en Cataluña fue a los parados, mientras que este mismo colectivo en la UE era sólo percibía el 5,4% del total.

En cambio, en la UE-28 registran una importancia más elevada los gastos de enfermedad y asistencia sanitaria (29,6%), vejez (40,6%) y familia (7,8%). Por el contrario, en Cataluña el apoyo a la familia es muy escaso, sólo el 4% del gasto social.

Justificación por la crisis

El estudio recuerda que durante los años 2008 y 2009, bajo el tripartito, el gasto en protección social registró un crecimiento muy intenso en Cataluña, como consecuencia del aumento de gasto derivado de los efectos de la crisis. 

“Posteriormente, la necesidad de ajustar las cuentas públicas ha determinado que el gasto en protección social, en términos de peso sobre el PIB, haya permanecido prácticamente estancada en el período 2009-2012” justifica el informe al valorar el período que afecta al gobierno de Artur Mas.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
36 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios