RELEVADA POR EL ADJUNTO AL DEFENSOR DEL PUEBLO

Carme Forcadell, la lideresa de la independencia de Cataluña lo deja

Los estatutos de la Asamblea Nacional Catalana dictaminan que sólo puede haber dos reelecciones del presidente. Forcadell da paso a un intelectual miembro de Òmnium y Plataforma per la Llengua

Foto: La hasta ahora presidenta de la ANC, Carme Forcadell, en una foto de archivo. (Efe)
La hasta ahora presidenta de la ANC, Carme Forcadell, en una foto de archivo. (Efe)

La lideresa catalana por excelencia, Carme Forcadell, lo deja. No fue por sorpresa, sino que así lo marcan los estatutos de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), que dictaminan que sólo puede haber dos reelecciones. Por tanto, Forcadell ha cumplido su etapa al frente de la principal organización independentista catalana y debe dejar paso a otros.

El Secretariado Permanente de la ANC, reunido hoy en la localidad leridana de Cardona, ha elegido a Jordi Sánchez, adjunto al Síndic de Greuges (el Defensor del Pueblo catalán) para suceder a la carismática lideresa, quien, en una carta dirigida este viernes a la militancia señalaba que los últimos tres años habían sido los más apasionantes de su vida. “Juntos hemos cambiado la historia y el destino de nuestro País y nada ni nadie nos parará si ganamos las elecciones del 27 de septiembre”, aducía.

Jordi Sanchez. (Foto: Síndic de Greuges)
Jordi Sanchez. (Foto: Síndic de Greuges)

El único objetivo que debe tener la organización es, aseguraba, “construir una república justa, libre y solidaria, que sea la república de todos y para todos, vengan de donde vengan, hablen como hablen y se sientan como se sientan”. Y subrayaba: “Nos queda el tramo final, es preciso que continuemos convenciendo a todos con una sonrisa”, al tiempo que alertaba para “no perder ni un segundo contestando provocaciones”.Y finalizaba asegurando que “no es una despedida, porque desde donde esté, como sea y con quien sea, continuaremos trabajando hasta que Cataluña sea un estado libre y soberano”.

El carro será tirado ahora por Jordi Sánchez, un acreditado intelectual que había sido director de la Fundación Jaume Bofill, próxima a ICV, aunque nunca estuvo afiliado a esta formación. En los años 80, Sánchez militó en la Crida a la Solidaritat, una organización impulsada por un entonces joven Àngel Colom, de la que fue portavoz hasta su disolución en 1993.

Licenciado en Ciencias Políticas, el nuevo líder independentista catalán fue consejero de la Corporación Catalana de Radio y Televisión (hoy llamada CCMA, el ente que agrupa a los medios públicos catalanes), en 2004 fue uno de los redactores del Pacto Nacional por la Educación y, en 2008, fue coordinador de uno de los cuatro ámbitos del Pacto Nacional para la Inmigración. El nuevo presidente de la ANC es también miembro de Òmnium Cultural (la otra gran organización independentista de la que dependían las movilizaciones de los últimos años), y miembro del consejo asesor de la Plataforma per la Llengua.

Un equipo compacto

Sánchez estará flanqueado por Rosa Alentorn como vicepresidenta, Jordi Vilarasau como secretario y Núria Guillaumes como tesorera. Todos ellos forman parte del grupo Junts (Juntos), que se ha formado por algunos miembros de la ANC en el interior de la organización. De ahí que sus postulados sean similares y formen todos ellos un equipo compacto.

Alentorn, que es licenciada en Química y no milita en ningún partido, es vicepresidenta de Operaciones en Fairview Research/IFI Claims Patent Services. Su trabajo consiste en negociar con las oficinas de patentes de Europa, América y Asia. Vilarasau es el director del hospital Moisès Broggi y del Hospital General de Hospitalet. Guillaumes, que tampoco milita en partido alguno, es licenciada en Dirección y Administración de Empresas y ocupa el cargo de jefa del área económica de la Fundación Enfermos Mentales de Cataluña, al mismo tiempo que es militante de Òmnium Cultural. Sánchez y Alentorn habían sido de los miembros del secretariado nacional de la ANC más votados en las elecciones que se celebraron recientemente para elegir a ese órgano.

Sánchez es un acreditado intelectual que había sido director de la Fundación Jaume Bofill, próxima a ICV, aunque nunca estuvo afiliado a esta formación

La estrategia del nuevo equipo de la ANC será “continuista”. Un apunte en la hoja personal de Jordi Sánchez abierta en la ACN señala: “Somos un equipo de trabajo que recoge el capital humano invertido hasta ahora en la ANC, que recupera todo el trabajo hecho y que lo proyecta hacia el futuro que deseamos: la independencia”.

Y añade un poco más adelante: “El momento político nos lleva a profundizar en los valores fundacionales de unidad, transversalidad y apartidismo y llenarlos de contenido para conseguir el 27S la mayoría social que nos permita alcanzar la independencia de nuestro país. Es preciso seguir aumentando la incidencia territorial, sectorial y de exteriores de la ANC y la colaboración con las otras entidades soberanistas, actores y agentes sociales y políticos, promoviendo la máxima participación de la sociedad en este proyecto ilusionador”.

De momento, su reto más importante está en intentar llenar la Avenida Meridiana de Barcelona, lo que no parece muy difícil (teniendo en cuenta que otros retos que parecían imposibles sí se llegaron a realizar, como la cadena humana de norte a sur de Cataluña), para el próximo 11 de septiembre, Diada Nacional de Cataluña. Ése será el pistoletazo de salida para la campaña electoral del 27 de septiembre, si se mantiene la fecha anunciada por Artur Mas para la celebración de los comicios autonómicos, que los independentistas quieren convertir en una suerte de elecciones plebiscitarias. Por el momento, Mas ha pisado el acelerador de la "internacionalización" del conflicto, justo en la fase final del proceso.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
23 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios