TRAS CATALUÑA, VALENCIA Y BALEARES

ERC quiere proclamar la independencia el 27S en una Convención Constitucional

Oriol Junqueras cree que el bloque soberanista ganará los comicios y pondrá en marcha su hoja de ruta que pasa por una declaración unilateral de independencia si suman 68 escaños en el Parlamento

Foto:  El presidente de ERC, Oriol Junqueras. (Efe)
El presidente de ERC, Oriol Junqueras. (Efe)

El líder de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Oriol Junqueras, ha diseñado al milímetro el proceso de separación del Estado español después de las elecciones autonómicas del 27 de septiembre anunciadas por el presidente catalán, Artur Mas. Los republicanos dan por hecho que el bloque soberanista ganará de calle los comicios y su hoja de ruta pasa por una declaración unilateral de independencia si suman 68 escaños en el Parlamento autonómico (que está formado por 135 diputados). Además, tiene previsto una “convención constitucional” para culminar esa secesión.

“Las elecciones referendarias del 27S permitirán abrir el Proceso (sic) constituyente con una declaración de independencia y una convención constitucional que establecerá de forma participada con la sociedad civil el nuevo régimen de derechos y libertades y el sistema jurídico, político y judicial del nuevo Estado. Hemos de apostar por el compromiso con un gobierno de transición para encarar el desafío democrático al Estado y culminar las estructuras de Estado imprescindibles para ejercer la soberanía en todos los ámbitos”.

Así se expresa Junqueras en un documento interno de Esquerra que pretende ser su carta de presentación para el congreso del 30 de mayo próximo, en el que se elegirá una nueva dirección y en el que aspira a ser reelegido presidente de la formación.

Junqueras tiene asegurada la reelección porque no hay otra candidatura alternativa. Eso le da autoridad para pontificar sobre el futuro próximo. “Queremos que el nuevo país sea una República abierta al exterior, dispuesta a implicarse en la gobernanza mundial desde su especificidad y a aportar su grano de arena en la resolución de los retos comunes y en la consecución de un mundo más justo, más libre, sin violencias de ningún tipo”, dice el documento elaborado por el líder republicano.

Artur Mas y Oriol Junqueras. (Reuters)
Artur Mas y Oriol Junqueras. (Reuters)

Junqueras reconoce que “hoy, uno de cada cinco catalanes es de origen extranjero y uno de cada tres tiene vínculos familiares directos con personas de origen extranjero. El nuevo país que nace del voto será una sociedad abierta y diversa en que la identidad será electiva y la catalanidad, un patrimonio común de convivencia”.

También hace un llamamiento a la “múltiple militancia”. “Hemos de entender nuestra militancia como una militancia en un proyecto concreto de país. En este sentido, pues, nuestros militantes no siempre actúan en el ámbito estricto del partido, sino que muy a menudo tienen una doble (o triple) militancia y compatibilizan la militancia en ERC con la participación en otras organizaciones. Es preciso aprovechar (e incentivar) esta multiplicidad de militancias, no sólo porque la participación de nuestra gente en otros proyectos permitirá ampliar el conocimiento de nuestras propuestas en colectivos diversos, sino, y sobre todo, porque será sumando los esfuerzos de esta múltiple militancia con lo que podremos conseguir los objetivos que perseguimos”.

Impulsar los Països Catalans

La previsión de Junqueras es crear una secretaría nacional que se encargue de articular las organizaciones que no son de ERC para aprovechar los ”esfuerzos y sinergias”. Esa estrategia ya fue puesta en marcha hace algún tiempo. De ahí que una gran parte de los militantes republicanos sean también miembros de organizaciones como la Asamblea Nacional Catalana (empezando por su presidenta, Carme Forcadell), o de Òmnium Cultural, la sociedad civil de la que se sirven Mas y Junqueras para movilizar a la ciudadanía.

El presidente de la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI), Josep Maria Vila de Badil, la presidenta de Òmnium Cultural, Muriel Casals, y Carme Forcadell, presidenta de la ANC. (Efe)
El presidente de la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI), Josep Maria Vila de Badil, la presidenta de Òmnium Cultural, Muriel Casals, y Carme Forcadell, presidenta de la ANC. (Efe)

El presidente de Esquerra pretende también “institucionalizar las asambleas territoriales simultáneas para tener en momentos concretos, cuando la actualidad política y social lo requiera, a toda la militancia reunida y debatiendo en todo el territorio”. Y, cómo no, apuesta por una “Coordinadora de Països Catalans”. En este sentido, dice que esta coordinadora es esencial para acompasar “los ritmos de la acción política de los países de la Nación hacia su ejercicio del derecho a decidir para convertirse en Estados soberanos y para establecer un marco de deliberación en el que todos los territorios se sientan con el mismo peso específico y no supeditados a las decisiones estratégicas de los otros”.

En otras palabras, que la independencia de Cataluña es sólo el primer paso, antes de acometer procesos similares en la Comunidad Valenciana y en las Baleares. No deja claro, sin embargo, qué pasará con la “Cataluña Norte”, es decir, las comarcas del sur de Francia, o con la Franja de Aragón que linda con Cataluña y que los republicanos consideran suya.

A pesar de no tener rival de cara al Congreso del mes de mayo, un sector de los republicanos critica con dureza la estrategia de Junqueras. “Nos estamos olvidando de la gente. ¿Dónde está la clase obrera? Esquerra nació como un partido de izquierdas, con un hondo compromiso social. Ahora sólo se habla de compromiso de nación, de país, de Estado. ¿Y dónde están las menciones a la clase obrera, que fue la razón de ser primigenia de ERC?”, explica una fuente del sector crítico a El Confidencial.

Para ERC, la independencia de Cataluña es sólo el primer paso, antes de acometer procesos similares en la Comunidad Valenciana y en las Baleares

Estas fuentes subrayan que “la deriva que ha tomado ERC es simplemente oportunismo. La historia del partido está muy vinculada a un compromiso social que parece haber quedado en un segundo plano y del que apenas se habla. Pero debemos estar al lado de la clase obrera porque es lo que siempre había hecho Esquerra. No se puede tomar el rumbo sin ideología que ha emprendido en los últimos tiempos el partido”. Este sector, sin embargo, representa sólo una parte pequeña de la militancia.

Alertan las fuentes, sin embargo, del excesivo triunfalismo. “Las encuestas internas que se manejan hablan de un resultado excelente en las municipales, preludio de uno aún mejor en septiembre. En Barcelona, pese a que la mayoría de los sondeos son discretos, se espera obtener 10 concejales [en la actualidad, tiene 2], pero eso está por ver. Lo peor que nos puede pasar es morir de éxito”.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
26 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios