LA COALICIÓN NACIONALISTA, EN CRISIS

Las huestes de Mas y Duran comienzan su particular guerra fratricida en internet

Los dos partidos 'hermanos' en Cataluña -Convergencia y Unió, Artur Mas y Duran Lleida- han comenzado su guerra en internet antes de que empiece la campaña del 24-M

Foto: Fotografía de archivo de Artur Mas (d) y Josep Antoni Duran Lleida. (EFE)
Fotografía de archivo de Artur Mas (d) y Josep Antoni Duran Lleida. (EFE)

La guerra interna entre Convergència Democràtica (CDC, Artur Mas) y Unió Democràtica (UDC, Duran Lleida) ya ha estallado. Los dos partidos que hasta ahora se han presentado siempre juntos a todos los comicios electorales no pasan precisamente por su mejor momento y están a punto de romper la alianza que han mantenido durante más de 30 años con una guerra a la que se puede calificar de fratricida. Son dos siameses a punto de separarse.

El líder democristiano, Josep Antoni Duran Lleida (UDC), se ha declarado antiindependentista y, por tanto, contrario a la hoja de ruta claramente secesionista emprendida por el convergente y presidente de la Generalitat de Cataluña Artur Mas. El 14 de junio, Unió celebrará un referéndum interno para decidir si secunda aquella hoja de ruta, partidaria de forzar una declaración unilateral de independencia si el bloque soberanista tiene la mayoría del Parlamento.

Duran también articuló alrededor de UDC una plataforma que habría de ser la “sociedad civil” de los democristianos, similar a lo que representan la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural para CDC y Esquerra Republicana (ERC). Esa plataforma, llamada Construïm (Construimos), no tiene nada que ver orgánicamente con Unió. Desde esta formación, además, se subraya que sus integrantes no siguen las consignas del partido, sino que van por libre.

Duran Lleida y Mas en una imagen de archivo (EFE)
Duran Lleida y Mas en una imagen de archivo (EFE)

Pero lo cierto es que se formó tras unas jornadas de fin de semana que, precisamente con ese nombre, había organizado UDC. Pretendían ser un foro de reflexión sobre las cuestiones políticas, económicas y sociales más importantes y urgente. La gran repercusión y las tesis contrarias al independentismo que se desprendían de ese foro levantaron suspicacias en CDC, por lo que Unió decidió suspenderlas como gesto de buena voluntad. De todas formas, un grupo de personalidades decidió seguir adelante con la idea y se fraguó la plataforma cívica Construïm, que agrupa a gente de ideologías diversas (un convergente como el exconsejero de Agricultura Josep Miró i Ardèvol, un exsocialista como Alfred Pastor o un expopular como Jordi de Juan) que anteponen el pactismo al enfrentamiento.

Los tuits de la discordia

Así pues, Costruïm se ha convertido en la punta de lanza de los democristianos y ha comenzado a lanzar sus dardos. Este martes por la noche, dejaba caer una perla: “Si alguien piensa que los Estados Unidos y/o la UE forzarán a España a negociar la declaración unilateral de independencia, que viaje un poco y se entere”. Una hora más tarde, saltaba al cuello del propio presidente catalán: “Realidad: el último viaje de Mas a los Estados Unidos es la primera vez que un presidente de la Generalitat no consigue una foto con un cargo importante”.

Las huestes de Mas y Duran comienzan su particular guerra fratricida en internet

Los democristianos dieron en la diana convergente. Es cierto que Artur Mas viajó a los Estados Unidos y no tuvo reuniones de relevancia. Fue Jaume Clotet, director del programa internacional de Comunicación y Relaciones Públicas Eugeni Xammar que ha puesto en marcha la Generalitat, quien les dio la primera réplica: “Pésimo comentario, teniendo en cuenta que el encuentro con el gobernador de California se suspendió por la muerte de su hermana”. Lo cierto es que la entrevista de Artur Mas con Jerry Brown estaba agendada, pero el día que se tenía que celebrar se murió la hermana del gobernador y tuvo que ser anulada.

Una hora después era Antoni Castellà, secretario de Universidades del Gobierno, el que publicaba un tuit exactamente igual al de Clotet. Castellà, que es miembro de la cúpula de Unió, emitía a continuación otro duro tuit: “Como dijo un consejero en el último consejo nacional de Unió, y la mayoría aplaudimos, ¡definitivamente, Construïm son nuestros adversarios!”. Castellà es integrante del ala independentista de Unió Democràtica y su nombre es puesto encima de la mesa a menudo por los sectores críticos de la formación democristiana, aunque nunca dio el paso de enfrentarse abiertamente con Duran Lleida ni plantear una candidatura alternativa de corte soberanista.

Las huestes de Mas y Duran comienzan su particular guerra fratricida en internet

El portavoz adjunto de CiU en el Congreso de los Diputados (es decir, el segundo de Duran Lleida), Pere Macias, terció también en la polémica. “¡¡Nunca construiréis nada con este pésimo estilo!!”, advirtió.

“Go fuck yourselves!”

Durante todo el día de ayer, las reacciones no se hicieron esperar. “¿Ya habéis empezado a hacer oposición a CDC? ¿No esperáis ni siquiera a junio?”, respondía un convergente. Roc Fernández, concejal en Sant Feliu de Codines y alto cargo del Gobierno de Mas (es responsable de Contenidos Digitales, un cargo creado ex profeso en 2011 también fue ácido: “Qué manera más triste de construir”, dejó ir en alusión al nombre de la plataforma de Unió.

La guerra en la red se mantuvo durante todo el día de ayer, a pesar de que desde las cúpulas de los dos partidos se pidió que nadie echase leña al fuego. Es lo que menos necesita CiU en esta precampaña electoral. Pero a algunos militantes, eso poco les importaba. “Hombre, vuestro amigo y amo calvo no consiguió ser ministro, y eso que el chico se esmeró…”, contestaba uno. Otro redundaba en que lo que hay es “ganas de hacer mal”. Algunos incluso muy ácidos: “Go fuck yourselves!!”. En palabras suaves… “¡Váyanse a la mierda!”. Había mucha decepción. “Pero esto de Construïm qué es? ¿Una corriente interna del PP de las JONS?”. Sólo algún militante aislado apoyaba el ataque de la sociedad civil de Duran: “Los Estados Unidos no quieren que CAT se convierta en un Emirato terrorista”. Lo que hay en el nacionalismo catalán, pues, es una guerra de guerrillas que no ha hecho más que empezar.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios