EL PP CARGA CONTRA ERC Y CiU

Jordi Pujol Ferrusola dio al Parlamento catalán un CD manipulado

La presidenta del PP catalán ha defendido este viernes que la grabación de su almuerzo en La Camarga fue ilegal y ha recordado que hay otros espiados como Ortega, Montilla y Puig

Foto: Sánchez-Camacho a su llegada esta mañana al Parlament (EFE)
Sánchez-Camacho a su llegada esta mañana al Parlament (EFE)

Jordi Pujol Ferrusola engañó a la comisión de investigación del Parlamento catalán sobre el fraude (conocida popularmente como Comisión Pujol) ante la que compareció el pasado 23 de febrero. Y eso por dos motivos: primero, en un alarde de altivez, entregó solemnemente un CD al presidente de la comisión, David Fernández, afirmando que era “la grabación original, entera, de la famosa comida en La Camarga”.

Al día siguiente, ya estaba claro que no era ninguna grabación desconocida y secreta, como la vendía el avispado “dinamizador económico”, sino que era la grabación que había corrido desde hace años y que un juez había prohibido divulgar. Pero el truco tuvo éxito, porque momentáneamente se organizó una audición privada para “descubrir” las novedades de la famosa comida entre la presidenta del PP, Alicia Sánchez-Camacho, y la exnovia de Jordi Pujol Ferrusola, Victoria Álvarez.

Sánchez Camacho dice que la grabación de La Camarga fue tomada sin su consentimiento, editada y manipulada

Esta mañana le tocó el turno a la presidenta del PP catalán, que hizo temblar los cimientos de la institución. Nada más iniciar su turno, Sánchez-Camacho alertó a los diputados de que la conversación que habían escuchado el pasado martes y que era la base de su comparecencia no era la original y, por si fuera poco, estaba manipulada.

“El CD que les han dado a ustedes no es el original que consta en el proceso, sino una grabación realizada con descargas manipuladas que se realizaron utilizando servidores con sede en Estados Unidos. Lo que ha habido en este Parlamento es un intento de crear una cortina de humo de CIU y ERC para tapar sus vergüenzas y esconder la corrupción y el escándalo más grave de toda la historia de Cataluña”. En esa grabación, afirmó, hay frases cambiadas de orden y respuestas manipuladas; las trampas fueron desveladas cuando la Policía, al parecer, cotejó la grabación original con la que corría por Internet. Y no sólo eso: el audio entregado no fue grabado el 7 de julio de 2010, fecha de la comida, sino que fue fabricado el 10 de abril de 2013, casi tres años más tarde..

Imagen de archivo de María Victoria Álvarez (EFE)
Imagen de archivo de María Victoria Álvarez (EFE)

Sánchez-Camacho comenzó sentando las bases del terreno de juego: dijo que comparecía tras haberse grabado ilegalmente una conversación privada suya. A raíz de ese caso, subrayó, se descubrió que también habían sido espiados, entre otros, el expresidente catalán José Montilla, el consejero Felip Puig, la vicepresidenta del Gobierno catalán, Joana Ortega, el expresidentes del Barça, Sandro Rosell, el futbolista Gerard Piqué, el alcalde de Lérida, Àngel Ros, el de Badalona, Xavier García-Albiol, o el exvicepresidente del Gobierno Josep Lluís Carod-Rovira.

“De todo este panorama, sólo yo he sido la llamada a declarar. ¿Por qué no se ha investigado el espionaje político? ¿Por qué la única víctima que comparece soy yo? ¿Po rqué ERC votó dos veces en contra de crear una comisión de investigación sobre el espionaje político? Eso porque hay una obsesión con el PP y demuestra la percepción que algunos, como ERC y CiU tienen de la utilización de las instituciones públicas”.

El representante del PP en la comisión, Santi Rodríguez, se lo puso luego más fácil. Haciendo un paralelismo con casos de corrupción de CIU y ERC, comenzó con una batería de preguntas a su compañera de filas: “¿Tiene usted cuentas en paraísos fiscales, en la isla de Man, en las Antillas… [se refería a los movimientos de dinero de Jordi y Oleguer Pujol Ferrusola]? ¿Es posible que su DNI aparezca un día en una caja fuerte de un banco en Liechtenstein [se refiere a la cuenta del padre de Artur Mas en aquel paraíso, donde era beneficiario el actual president]? ¿Subió a Andorra a mover dinero o a traficar con tabaco, como un consejero de ERC [se refiere al exconsejero Jordi Ausàs, detenido y condenado por contrabando recientemente]? ¿Blanqueó dinero en Andorra se refiera a la familia Pujol Ferrusola]”.

Enfrentamiento con ERC y CiU

Sánchez-Camacho se las tuvo frontalmente con el representante de ERC, Oriol Amorós, que la acusó de esconder la información sobre supuesta corrupción de los Pujol por no haber acudido a las autoridades a exponer lo que le había comentado Álvarez. La dirigente popular le explicó que, tras la comida, puso el tema en manos de sus abogados pero que ante los datos vagos aportados por Victoria Álvarez, no pudo presentar ninguna clase de denuncia. La prueba estaba, subrayó, en que tras haber declarado la exnovia en la Audiencia Nacional, el juez Pablo Ruz archivó el tema porque no había soporte documental de lo que decía.

Jordi Pujol Ferrusola. (EFE)
Jordi Pujol Ferrusola. (EFE)

Tanto ella como Rodríguez recurrieron al mismo argumento: “¿Acaso Pasqual Maragall, cuando dijo lo del 3% se fue a Fiscalía a denunciar? ¿O cuando al señor Carod-Rovira le dice un alto cargo de Convergència que era el 5% por qué no lo denuncia? ¿O cuando al señor Joan Boada [dirigente de ICV] unos empresarios parece ser que le dicen que pagan comisiones no lo denuncia? ¿Por qué me piden a mí lo que no le piden al señor Carod-Rovira, al señor Boada o al señor Joan Puigcercós [expresidente de ERC que también admitió haber oído rumores sobre comisiones]? A Carod se lo dice un alto cargo. Que lo citen. Y me lo piden a mí tras ver a una persona que está asustada y a la que habían amenazado para que no hablase?”.

Alicia Sánchez-Camacho también se las tuvo con Meritxell Borràs, portavoz de CiU. Borràs la acusó incluso de filtrar “los informes fantasma que han ido apareciendo” e intentó que le revelase los nombres de amigos que tiene en el Ministerio del Interior o de la Fiscalía. La dirigente del PP le respondió que “eso es una acusación muy grave que no le tolero ni le acepto” y aseguró que sus oponentes están echando mano de “rumores que vulneran mi defensa”.

Borràs le insinuó que cobraba de la caja B del PP y Sánchez-Camacho le saltó al cuello de nuevo: “No le admito insultos e infamias. No saben cómo atacar, no tiene argumentos y como hoy han tenido poquísimos salen con esto. El señor Jordi Turull [portavoz parlamentario de CiU], muy nervioso por la comparecencia de Pujol, llegó a decir que cobrábamos con sobres. No saben cómo inventárselas”. Pero la convergente, en su alegato final, le recriminó que “usted no ha querido que se sepa la verdad sobre La Camarga. No le interesa, porque sería en perjuicio suyo. La información que obtiene [en esa comida] no la denuncia no porque no haya fundamento, sino para utilizarla políticamente. Es la utilización absoluta de las cloacas del Estado y por eso sale el informe apócrifo a pocos días de las elecciones [se refiere a la filtración de un informe fantasma en la campaña electoral de otoño de 2012]. Ha sido una manipuladora política de todas estas informaciones”.

Sánchez-Camacho acabó con retranca. ¿Cómo lo utilicé políticamente? ¿Pactando con ustedes dos años? “. Y acabó desvelando que Artur Mas le envió recientemente al consejero de Territorio y Sostenibilidad, Santi Vila, para pedirle ayuda en el caso ATLL, una operación en la que los tribunales han anulado la venta de esa empresa pública a Acciona y donde los convergentes temen que los republicanos les dejen en la estacada.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios