PACTAN TRES DACIONES EN PAGO PARA REBAJAR LOS NÚMEROS

El Gobierno catalán esconde la deuda millonaria que tiene con Barcelona

75 o 114, ¿cuántos millones debe la Generalitat al Ayuntamiento de Barcelona? Para maquillar las cifras, el consistorio reconoce que acepta “pagos en especie” y así rebaja la abultada cifra de deuda

Foto: El alcalde de Barcelona, Xavier Trias, con la vicepresidenta del Govern de la Generalitat, Joana Ortega. (EFE/Andreu Dalmau)
El alcalde de Barcelona, Xavier Trias, con la vicepresidenta del Govern de la Generalitat, Joana Ortega. (EFE/Andreu Dalmau)

Más de 114 millones de euros. Esa es la deuda oficial reconocida que la Generalitat de Cataluña debe al Ayuntamiento de Barcelona. La cantidad con la que los barceloneses han pagado gastos del Gobierno autonómico asciende, en concreto, a 114,67 millones. El Gobierno autonómico sólo reconoce que debe 75 millones, que ya es decir, mientras que la oposición en pleno afirma que los barceloneses costean algunos caprichos extra del Gobierno autonómico por valor de más de 300 millones de euros. Para maquillar las cifras, el consistorio reconoce que acepta “pagos en especie” de la Generalitat y así rebaja sustancialmente la abultada cifra de la deuda. Pero aunque a un lado y otro de la plaza de Sant Jaume gobierna el mismo partido, CiU, las instituciones implicadas (Generalitat y Ayuntamiento) no se ponen de acuerdo en el dinero que manejan, se dejan, se prestan y se amortizan.

Los números que constan en un informe oficial de la gerencia de Economía, Empresa y Empleo, que fue llevado a la Comisión de Estudio de la Deuda de la Generalitat con el Ayuntamiento de Barcelona del pasado 4 de marzo, contradicen al Gobierno de la Generalitat y a la oposición. “La deuda total a 31 de diciembre de 2014, sin tener en cuenta los derechos pendientes de reconocimiento por parte de la Generalitat de Cataluña, asciende a 148,43 millones (que corresponden a la suma del vencido contable de 103,62 millones más 44,81 millones correspondientes a deudas no vencidas, dado que no son exigibles porque tienen un calendario de pago posterior a 31 de diciembre de 2014). Si se tienen en consideración los derechos pendientes de reconocimiento por parte de la Generalitat de Cataluña y el cobro que se ha hecho efectivo el 29 de enero de 2015, la deuda total vencida asciende a 114,67 millones”. Eso es lo que refleja el informe oficial del consistorio.

La vicepresidenta del Gobierno, Joana Ortega, debía regirse por otros parámetros que sus compañeros del consistorio, porque los números que manejaba y que expuso en el Parlamento esta semana eran muy diferentes. A una interpelación efectuada por la portavoz de Ciutadans, Carina Mejías, afirmó que la deuda de 2013 era de 114 millones de euros, que había quedado rebajada a sólo 75 millones a 31 de diciembre de 2014. Mejías le recriminó que el Ayuntamiento de Barcelona se ha convertido en “la banca privada de la Generalitat” y que “los catalanes tienen derecho a saber que, cuando la Generalitat no paga, esto afecta a la calidad de los servicios básicos que prestan los Ayuntamientos, que se ven obligados a financiar la deuda. La situación es tan grave que 36 ayuntamientos catalanes han presentado una demanda contra la Generalitat por impago de guarderías”.

La portavoz de Ciutadans, Carina Mejías. (EFE/Toni Albir)
La portavoz de Ciutadans, Carina Mejías. (EFE/Toni Albir)

Ortega le respondió con el “y tú más”, echando en cara a la portavoz de Ciutadans que diese un mitin en la Cámara. La acusó de iniciar allí su campaña electoral (Mejías es la candidata a alcaldesa en las próximas municipales, por lo que la vicepresidenta le espetó: “No sé si llamarla diputada o candidata”) y le aseguró que la Generalitat “tiene un problema con el Estado” y que los problemas se agravan “por los continuos incumplimientos del Estado, que en vez de legislar para todos legisla en contra de Cataluña”. Acto seguido, aseguró que la deuda del Govern con Barcelona es de sólo 75 millones, una cifra que desmiente el propio consistorio, que gobierna el mismo partido de Joana Ortega. Alguno de los dos anda muy equivocado.

Juego de ‘trilerismo contable’

“De los importes cobrados en metálico hasta el 31 de diciembre de 2014 se han hecho efectivos mediante el mecanismo FLA especial del Estado destinado a las Comunidades Autónomas para atender los pagos pendientes con las Corporaciones Locales, un importe de 63,98 millones de euros, lo que representa un 75,6% respecto del importe total cobrado dinerario (84,52 millones de euros)”, especifica el informe.

“El Ayuntamiento no dice la verdad. Mediante maquillajes y argucias contables, practica un juego de trilerismo y hace desaparecer deuda por arte de magia”, señala a El Confidencial Javier Mulleras, representante del PP en la comisión de la deuda. El alcalde, Xavier Trias, por ejemplo, omite los 25 millones de euros que el consistorio puso en la aerolínea Spanair y que es preciso contabilizar. El Centro Cultural del Diseño o HUB, que el Ayuntamiento construyó en la plaza de las Glòries, costó 101 millones de euros, de los que dos tercios eran de la Generalitat, “pero de esos dos tercios pagó sólo una parte, por lo que hemos cobrado sólo la mitad. En otras palabras, juegan con un baile de cifras que no es real”, añade Mulleras.

En el informe presentado el 4 de marzo se reconoce que “se reafirma el compromiso de la Generalitat de Cataluña de participar en la financiación de dos terceras partes del coste previsto de la obra del Centro Cultural del Diseño y se compromete a hacer el pago del 2009 al 2012 en función de la entrega de los correspondientes certificados de obra”. Hasta hoy. La obra ha sido sufragada por el consistorio.

'El Ayuntamiento no dice la verdad. Practica un juego de trilerismo contable y hace desaparecer deuda por arte de magia', señala Javier Mulleras (PP)

Para Mulleras, “el Ayuntamiento ha puesto mucho dinero y ha financiado a la Generalitat con muchos millones de euros. El alcalde, durante estos años, ha mostrado una actitud absolutamente sumisa hacia el Gobierno autonómico. Ha estado siempre al servicio de la Generalitat tanto en el terreno político, secundando todas las iniciativas hacia el independentismo, como poniendo las finanzas municipales al servicio de Artur Mas”.

En noviembre de 2014, para hacer desaparecer deuda, se cancelaron derechos a cobrar de ejercicios anteriores cerrados por un importe de 45 millones de euros “al hacerse efectivos los protocolos firmados con la Generalitat para la adquisición de tres fincas mediante dación en pago (cobro en especie)”, afirma el texto del informe oficial. De esta manera, se eliminó un buen pellizco de la deuda.

En otras palabras, el Gobierno cede al consistorio las fincas de lo que era la cárcel Modelo, un edificio en Via Laietana y la finca de Can Batlló. Los socialistas ya habían presentado hace unas semanas una propuesta para dejar sin efecto esa “dación en pago” y pidieron al alcalde que emprenda medidas judiciales para cobrar de la Generalitat. Pero esta no parece ser la estrategia que vaya a seguir Xavier Trias, y menos a las puertas de dos contiendas electorales.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios