Es noticia
Menú
El Rey insta a la unidad en Cataluña en la presentación de los Juegos del Mediterráneo
  1. España
  2. Cataluña
monarquía

El Rey insta a la unidad en Cataluña en la presentación de los Juegos del Mediterráneo

Unos 4.000 deportistas de una treintena de disciplinas y 24 países participarán entre el 30 de junio y el 9 de julio de 2017 en estos juegos

Foto: El Rey habla en la presentación de los Juegos del Mediterráneo
El Rey habla en la presentación de los Juegos del Mediterráneo

El Rey ha elogiado hoy la colaboración entre administraciones de Cataluña y el Estado en los Juegos del Mediterráneo, con "unidad y responsabilidad", como prueba del valor del deporte para la convivencia y la tolerancia y ejemplo de cómo, trabajando juntos, los españoles pueden alcanzar grandes logros.

En su sexta visita a Cataluña desde que fue proclamado monarca, Don Felipe ha presidido la constitución del Comité de Honor de los Juegos Mediterráneos Tarragona 2017, en una ceremonia en la que ha compartido tribuna con el conseller de Presidencia de la Generalitat, Francesc Homs, quien ha valorado la importancia para este proyecto de la "complicidad" entre todas las administraciones.

El monarca, que ha visitado también la Tarraco Arena Plaza, el reformado coso taurino que acogerá en 2017 las pruebas de gimnasia, ha pronunciado en catalán los párrafos centrales de su discurso, en los que ha definido los Juegos como una "muy buena oportunidad", para "Cataluña y el conjunto de España", de seguir "aumentado el prestigio y la influencia" de este país en la región mediterránea.

"Una oportunidad, también, para ser conscientes y reconocer que este prestigio y esta oportunidad, alcanzados después de décadas de estabilidad política y progreso, nos los hemos ganado a pulso cada vez que hemos sido elegidos para organizar acontecimientos de estas características", ha continuado en catalán, antes de recalcar que los Juegos contribuirán a generar empleo y desarrollo económico.

Como en Barcelona 92

Don Felipe ha animado, asimismo, a "poner este proyecto ilusionante al servicio de todos", como ocurrió en los Juegos Olímpicos de Barcelona de 1992, momento que, según ha reflexionado en unas palabras improvisadas, recuerda "con cariño" como un "hecho fundamental" en su vida, por haber participado y haber tenido "el honor de llevar la bandera del equipo olímpico español".

Aunque "la organización de los Juegos Mediterráneos ha llegado en un momento difícil en términos económicos -esperemos que para entonces estemos mucho mejor-", ha precisado el monarca, la ciudad ha sabido "aunar los esfuerzos de las diferentes administraciones y organismos implicados paras garantizar un éxito organizativo".

Además, la constitución del Comité de Honor, en el que participa el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, junto al de la Generalitat, Artur Mas, "permite poner de relieve el compromiso, la unidad y el sentido de la responsabilidad que nos caracteriza a los españoles cada vez que, como país, afrontamos el reto de organizar un evento de gran relevancia internacional", ha señalado.

Tras subrayar que "el deporte, una vez más", actuará "como herramienta para la convivencia, el respeto y la tolerancia", don Felipe ha agradecido su "estrecha colaboración" a todas las personas e instituciones implicadas, entre ellas el Ayuntamiento, la Generalitat y el Gobierno de España, así como el Comité Olímpico Español (COE), el COI y los "miles de voluntarios".

"Todos sois un ejemplo más de cómo, trabajando unidos, se pueden conseguir grandes logros", con los que "las generaciones futuras podrán sentirse muy orgullosas", ha concluido, antes de despedirse con el deseo de que en 2017 puedan "todos juntos" dar la bienvenida a los participantes en los Juegos.

Unos 250 invitados pertenecientes al mundo político, deportivo, empresarial, cultural y social han asistido a este acto en el Teatro Tarragona, donde, en representación del Gobierno, el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, ha ensalzado la capacidad del deporte para "generar unidad" con unos juegos compartidos "por encima de siglas y otras diferencias", que proyectan a España "en un momento decisivo".

También Homs ha destacado "la complicidad del conjunto de administraciones", que "han hecho piña" para poner en marcha este proyecto, un referente de la convivencia propia de Cataluña, que permite además "aunar esfuerzos en una región determinante" del mundo, como es la mediterránea.

Han tomado la palabra igualmente el presidente del COE, Alejandro Blanco, y el alcalde de Tarragona, el socialista Josep Félix Ballesteros, quien ha presentado los Juegos como "un espacio de encuentro y diálogo" que fomentará "la convivencia en el Mediterráneo" y contribuirá al prestigio de España en esta región. Unos 4.000 deportistas de una treintena de disciplinas y 24 países participarán entre el 30 de junio y el 9 de julio de 2017 en estos Juegos Mediterráneos, cuyas competiciones se repartirán entre la capital tarraconense y otros trece municipios de la provincia, además de Barcelona y Castelldefels.

El Rey ha elogiado hoy la colaboración entre administraciones de Cataluña y el Estado en los Juegos del Mediterráneo, con "unidad y responsabilidad", como prueba del valor del deporte para la convivencia y la tolerancia y ejemplo de cómo, trabajando juntos, los españoles pueden alcanzar grandes logros.

Juegos Olímpicos