EL ÚNICO DEL CLAN QUE NO TIENE LÍOS CON HACIENDA

Josep Pujol Ferrusola : “He descubierto el amor en mi familia. No odiamos a nadie”

“¿Hemos caído en desgracia? No lo sé. Algunas desgracias en unas cosas podemos tener, pero no en otras. Lo que sí puedo constatar es que en la familia ha habido un efecto piña, no un efecto clan"

Foto: Josep Pujol Ferrusola, destacado por el círculo rojo. (EFE)
Josep Pujol Ferrusola, destacado por el círculo rojo. (EFE)

Josep Pujol Ferrusola, el único miembro de la familia Pujol que no está incurso en ningún procedimiento judicial, es rico, casi feliz y ha descubierto el amor en su familia. Así lo declaró ayer por videoconferencia ante la Comisión de Investigación sobre el Fraude y la Evasión Fiscal y las Prácticas de Corrupción Política, más conocida como Comisión Pujol. Josep Pujol, que después del verano fue destinado por su compañía, Europraxis, a Miami, afirmó que “toda mi renta y mi patrimonio hasta el 2011 la tiene Hacienda. Estoy completamente al día con el fisco. Les expliqué todas mis rentas en todo el mundo y estoy completamente limpio”. Aunque no quiso confirmar si tiene fondos fuera de España, sí aseguró que todo el dinero “está perfectamente declarado”. Además, en julio del 2013, Hacienda le abrió una inspección que fue cerrada en marzo de 2014 sin que se encontrase ninguna irregularidad.

Otra cosa es el via crucis que atraviesa su familia. “¿Hemos caído en desgracia? No lo sé. Algunas desgracias en unas cosas podemos tener, pero no en otras. Lo que sí puedo constatar es que en la familia ha habido un ‘efecto piña’, no un ‘efecto clan’. He descubierto unas hermanas maravillosas que no conocía porque estoy demasiado dedicado a mis cosas. Todo esto ha sido una catarsis. He descubierto el amor en mi familia. Porque en ella no hay odio, sino amor. Mi padre, Jordi Pujol, no odia a nadie y cuando oye algo de alguien dice: ‘Está haciendo su trabajo’”.

Josep Pujol Ferrusola justificó su trayectoria de manera aséptica y se permitió algunas licencias. “¡Eres bueno, muy bueno!”, exclamó ante una pregunta de la diputada Isabel Vallet imitando la voz de doblaje de Robert de Niro. “Soy rico. He trabajado como un negro”, le contestó. Y, como anécdota, desgranó que su primer salario como consultor en Estados Unidos era superior al salario de su padre, todo un presidente de la Generalitat (el político que más cobra de España, por otro lado).

Josep Pujol: "Esto no es ninguna mafia, en absoluto. Aquí cada uno ha ido por libre"

 

Negó, eso sí, que hubiera recibido algún trato de favor o que se hubiera aprovechado de su linaje. “Jamás llamé a un conseller o a un director general”, subrayó. Su apellido, afirmó, si acaso le impedía llegar a todos los lados porque “más vale ser el hijo de un capitán que de un capitán general”. Pero lo cierto es que durante los dos últimos Gobiernos de Jordi Pujol, su empresa recibió polémicos encargos de la Generalitat y acabaron desapareciendo 12 expedientes sospechosos de haberle concedido trato de favor.

Negó que hubiera tenido algo que ver en el asunto y, además, el tema fue investigado por la Sindicatura de Cuentas. Lo malo es que la propia Sindicatura se encontró con que 450 ayuntamientos a los que había pedido información sobre contrataciones con Europraxis se negaron a dar los datos. La mayoría de esos Ayuntamientos eran de CiU. “Pero también había del PSC, de ICV o del PP2, exclamó con poca convicción en la sesión de ayer. Ello hizo que elevase una queja pública al Parlamento para que cambiase la ley y obligase a los organismos públicos a entregar obligatoriamente la documentación requerida a este organismo.

Los temas ‘peligrosos’, ni tocarlos

Pasó de puntillas cuando el ecosocialista Marc Vidal le pidió explicaciones de multitud de irregularidades con los contratos encargados a sus empresas, Europraxis y Tourisme & Leisure. Esta compañía realizó un informe para que el Gobierno catalán le concediese un préstamo de 1,5 millones de euros a la empresa Giturística. Gracias a ese informe, Giturística obtuvo el permiso de Industria (estaba de consejero Antoni Subirà, casado con una prima hermana de Jordi Pujol y, de secretario general, Oriol Pujol Ferrusola) y en 24 horas se le concedió el préstamo. Los informes que había hasta ese momento decían que era una “operación de alto riesgo” y que no aportaba “garantías suficientes”. Poco después, la empresa dejó de pagar el crédito y a sus proveedores y el Patronato de Turismo, un organismo público, se hizo cargo de ella, asumiendo el agujero.

Josep Pujol declara por videoconferencia. (EFE)
Josep Pujol declara por videoconferencia. (EFE)

Además, en el año 2001 vendió su compañía, Europraxis, a Indra por 45 millones de euros, que se repartieron los cinco socios de la misma. Además, se comprometieron a no abandonar la compañía durante cinco años. Todavía siguen allí. Cuando el diputado Marc Vidal, de ICV, le preguntó por la presunta sobrevaloración de Europraxis en esa venta, fue la única vez en que dijo sentirse molesto. “No es justo lo que dice. ¿Sabe usted cuánto facturaba la compañía en aquel momento? ¿Y cuánto ganaba? Si no lo sabe, no diga nada. Pero yo entonces le digo que estaba bien valorada”, le recriminó. Sin embargo, hay un dato que no supo explicar: después de que Indra comprase su empresa, en un año triplicó su facturación con el Gobierno de Jordi Pujol. “Europraxis era entonces la quinta consultora española y la única que no tenía capital extranjero. Además, el 97% de nuestros clientes eran privados y teníamos presencia internacional, ya que había oficinas en Italia, Portugal y algunos países de América Latina”, argumentó el compareciente.

Josep Pujol aseguró también que su abuelo Florenci, el que les dejó la herencia oculta en un banco andorrano, “era rico. Mi padre no hubiera hecho lo que hizo si no hubiera tenido el respaldo de su padre. Y con mi padre dedicándose a la política en los años 70, es normal que tuviera un dinero fuera por si pasaba algo. Lo que hizo se quedó como secreto de familia y la mala suerte es que murió repentinamente”. Cuando Florenci falleció en el año 1980, él tenía 17 años pero no se enteró de que tenía un legado oculto en Andorra hasta 1990. Se lo dijo su hermano Jordi Pujol Ferrusola, que también le avisó de que el dinero estaba invertido en un fondo. Eso sí, tuvo palabras de afecto hacia su padre: “Jordi Pujol es un personaje único e irrepetible… y más tozudo que una mula”, zanjó.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios