sE ACORDÓ MANTENER LA MEDIDA EN SECRETO

Cataluña, en "nivel elevado" por el alto riesgo de sufrir un atentado yihadista

Hace tres días Espadaler reunió a mandos de los Mossos para avisarle que "esto va en serio", pero "no hay que entrar en psicosis"

Cataluña está en "nivel elevado" de alerta, lo que significa que hay riesgo real de atentado yihadista. La situación fue ampliamente comentada hace tres días en una larga reunión de cinco horas que mantuvo el consejero de Interior, Ramon Espadaler, con mandos de los Mossos d’Esquadra. En dicho encuentro, celebrado en la sede de Egara, se acordó mantener la máxima alerta y mantener el contenido de la cita en secreto.

“En la reunión se dio la orden de no decir nada. Pero algunos mandos, al salir de la misma, desobedecieron, porque consideraron que no se podía ocultar a sus agentes el contenido de lo que hablaron y les informaron de los temas que se habían tratado”, explica a El Confidencial una fuente interna de los Mossos d’Esquadra. Fuentes oficiales del Cuerpo aseguran, sin embargo, que no se elevó el nivel de alerta y que la sitruación no ha cambiado desde el 7 de enero, cuando se aumentó el mismo.

La cumbre sirvió para dejar patente la preocupación sobre el riesgo de que se produzcan atentados de islamistas radicales. “La cosa està molt fotuda” (“La cosa está muy jodida”) fue la frase más repetida por el consejero de Interior. Se conminó también a los mandos a insistir en que sus agentes adopten medidas de autoprotección tanto en el trabajo como en la vida privada, aunque sin entrar en detalles del porqué. La consigna era que “esto va en serio” y es preciso estar alerta y tomar todas las precauciones posibles, aunque se insistió en la necesidad de “no entrar en psicosis”.

El presidente de la Generalitat conversa con el conseller de Interior, Ramon Maria Espadaler. (EFE)
El presidente de la Generalitat conversa con el conseller de Interior, Ramon Maria Espadaler. (EFE)

Durante la reunión se sacó a colación el interés de los yihadistas por desestabilizar a Occidente. Tras los atentados de Francia, se puso también como ejemplo el atentado, en octubre pasado, en el Parlamento canadiense, en el que murió un soldado. Ese suceso se produjo dos días después de que un joven radical atropellara deliberadamente a dos soldados en un pueblo de Quebec. Es precisamente este último suceso el que más interesa resaltar a los directivos de Interior, porque se acerca más al modus operandi que pueden utilizar los radicales en Cataluña, dirigidos contra Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

Efectos propagandísticos

“No es la primera vez que se detecta el interés de los islamistas por Barcelona, porque ya en otras ocasiones se había hablado de esta ciudad como objetivo. Hay que tener en cuenta que aquí está la Sagrada Familia, que es uno de los monumentos más conocidos del mundo, por lo que un atentado en ella multiplicaría los efectos propagandísticos”, señala una de las fuentes consultadas por este diario.

También critican la tardanza de la Policía Autonómica en tomar medidas, cuando tanto el Cuerpo Nacional de Policía como la Guardia Civil están en alerta ya desde antes de Navidad, tras recibir una notificación de la CIA del riesgo de atentado en España, aunque no concretaba nada más. “La Guardia Civil emitió una orden interna que envió a todas las comandancias, mientras que a los Mossos d’Esquadra no sólo no nos alertaron de nada, sino que incluso se nos niegan chalecos salvavidas”.

Cataluña, no obstante, había elevado la alerta de seguridad a nivel 3 el pasado 7 de enero tras los atentados contra el semanario francés Charlie Hebdo y al mismo tiempo que el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, hacía lo mismo en el resto de España.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios