EMPIEZAN A impulsar A JOAN RIDAO

Una corriente de ERC promueve el relevo de Junqueras ante el empuje de Podemos

ERC tiene marejada de fondo. La estrategia de Oriol Junqueras ha comenzado a ser puesta en entredicho por un sector del partido que se moviliza para defenestrarle

Foto: El presidente de ERC, Oriol Junqueras (EFE)
El presidente de ERC, Oriol Junqueras (EFE)

ERC tiene marejada de fondo. La estrategia de su líder, Oriol Junqueras, ha comenzado a ser puesta en entredicho por un sector del partido que está descontento y que se está movilizando internamente para plantar cara a la cúpula. Consideran que Junqueras se la ha jugado todo al referéndum, ha abandonado la política social y de izquierdas –y Podemos viene empujando–, no es de fiar y comienzan a sonar nombres que puedan coger las riendas de la formación en un futuro no muy lejano. El que más insistentemente suena es el de Joan Ridao, que ya fue secretario general hasta el 2011 y que hoy está relegado en el organigrama y empleado como miembro del Consejo Consultivo.

“En un principio, parecía que Junqueras podía aportar mucho. Su discurso y su forma de hacer eran positivos, pero nos ha decepcionado. Esquerra va dando tumbos y no hay una línea clara de actuación. En ocasiones, se improvisa la estrategia y encima vamos perdiendo fuelle. Cada vez somos más los descontentos”, explican a El Confidencial fuentes internas del partido republicano. Este descontento va aumentando en proporción inversamente proporcional a la intención de voto que se atribuye a Esquerra en los sondeos. Y no hay que olvidar que Convergència i Unió (CiU) ya ha superado de nuevo a Esquerra, cuando hace un año era esta la primera en intención de voto.

Los críticos echan en cara a Oriol Junqueras y, por extensión, a su directiva, que “no se habla del tema económico, de los parados, de los desahucios, del tema social, cuando hay mucha gente que lo está pasando mal. Da la sensación de que ERC sea un partido de derechas, por lo que se ha perdido la esencia. El único tema, o monotema, es la independencia, cuando cada vez más afiliados comienzan a darse de cuenta de que el proceso que hemos iniciado puede ser inviable. La línea que ha iniciado el partido está equivocada. Esta es la opinión que cada día está ganando más adeptos”.

Joan Ridao. (Efe)
Joan Ridao. (Efe)

En este sentido, aseguran que “se han olvidado de la República que dio nombre al partido. Muchos de los viejos militantes llegaron a la independencia porque los han llevado de la mano en los últimos años. Pero en esencia, de lo que se trataba era de luchar por la república como forma de gobierno del Estado español. Es más: en el fondo hay muchos que nos sentiríamos muy a gusto dentro de un Estado Federal. Podemos criticar mucho a los socialistas, pero su propuesta es la que, sin duda alguna, muchos militantes de Esquerra preferirían”.

Cambio de idea

Otra de las acusaciones que le hacen a Junqueras es la de anteponer la política a la ética. “Muchos no hubiésemos apoyado a Artur Mas. Y Junqueras decidió que había que hacerlo. Pues bien, después de salvarle cuatro veces el cuello para no comparecer en la ‘Comisión Pujol’ ahora, de repente, da la vuelta a la tortilla y le obliga a ir, porque las encuestas le vapulean. Este cambio de idea ha sido muy comentado internamente y fuertemente criticado desde algunos ámbitos”, añaden las fuentes consultadas.

Alfred Bosch. (Efe)
Alfred Bosch. (Efe)

También critican la estrategia llevada a cabo por Alfred Bosch, candidato de Esquerra a la alcaldía de Barcelona y el hombre de Junqueras en la política local. Sin encomendarse ni a Dios ni al Diablo, Bosch ofreció el segundo puesto de la lista a Jordi Martí, exjefe de filas del PSC en el Ayuntamiento de Barcelona, esperando atraerse a un potencial electorado socialista nacionalista. Lo que hizo, sin embargo, fue atizar las críticas internas. El diputado Oriol Amorós declinó formar parte de las listas después de que el exsocialista diese calabazas a Alfred Bosch. Amorós, precisamente, perdió las primarias frente a Bosch en julio del año pasado. “¿Pero quién se ha creído que es Bosch? ¿Acaso no sabe que debería haber consultado su ofrecimiento a Martí con la militancia”, acusan.

Reuniones al margen de la dirección

En las últimas semanas, grupos de militantes de algunas agrupaciones, especialmente de Barcelona, han comenzado a celebrar reuniones al margen de las oficiales para hablar del rumbo de ERC y para discutir cómo hacer frente a la estrategia de Junqueras. Y en esas reuniones fue donde empezó a hablarse de un posible recambio y donde comenzó a sonar de nuevo el nombre de Ridao, que, sin embargo, no ha participado en ninguna reunión conspiratoria. “Pero Esquerra es un partido asambleario. Lo que ha comenzado es una revolución interna que puede tener consecuencias imprevisibles. Lo que queremos es recuperar los valores intrínsecos del partido, la esencia de las izquierdas. Junqueras está muy bien para dar discursos en la universidad, pero no para manejar las riendas de un partido como ERC. No da la talla”.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios