Su mujer y sergi alsina tampoco compareceN

Oriol Pujol se niega a declarar ante el juez mientras su familia rompe amarras con CDC

Oriol Pujol Ferrusola se ha negado este lunes a declarar ante la magistrada Silvia López Mejía, que lleva ahora una rama del sumario de las ITV

Oriol Pujol Ferrusola se ha negado este lunes a declarar ante la titular del juzgado de instrucción número 9 de Barcelona, Silvia López Mejía, que lleva ahora una rama del sumario de las ITV. Tras dejar su escaño de diputado, Oriol Pujol dejó de estar aforado, por lo que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) retornó el tema a un juzgado ordinario el pasado mes de diciembre. Y ahora llega la hora de la verdad. Ya no es el político, el diputado o el secretario general de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), sino el ciudadano Oriol Pujol el que declara ante el juez.

El hijo de Jordi Pujol debía prestar declaración por los presuntos delitos de soborno y tráfico de influencias. El primero, por presuntamente pedir 30.000 euros a unos empresarios para promover una ley que les beneficiase en el reparto de las estaciones de ITV de Cataluña. Esta cantidad figuraba en el correo electrónico que uno de los empresarios enviaba a su socio. Y detallaba que había sido fijada por el propio político. 

Según han explicado a Ep fuentes judiciales, el diputado ha justificado su decisión por "consejo" de su abogado y porque ha alegado que ya había declarado dos veces como imputado por el caso ITV ante el TSJC. También su mujer, Anna Vidal, y el empresario Sergi Alsina, se han acogido a su derecho a no declarar, alegando los mismos motivos.

En una interlocutoria del TSJC de marzo del año pasado, los jueces ya detectaban que había habido pagos a Anna Vidal por parte de la empresa Alta Partners, propiedad de Sergi Alsina. Esos desembolsos (que ascendían a 46.400 euros) se debían, según el escrito judicial, a “los servicios prestados por su marido y también imputado Oriol Pujol Ferrusola. Este último, y siempre como contraprestación a los favores prestados, solicitó a otro de los socios de la mercantil Iteca la entrega de 30.000 euros”.

Anna Vidal, esposa de Oriol Pujol. (Efe)
Anna Vidal, esposa de Oriol Pujol. (Efe)

La otra acusación le hace beneficiario de unos 700.000 euros que presuntamente le pagó su íntimo amigo Sergi Alsina para que le ayudase a conseguir contratos con los que asesorarían la deslocalización de las multinacionales Sharp, Sony y Yamaha. Además, intervino en el estudio de un parque de proveedores de Seat. En esta ocasión, el dirigente de Convergència llamó al alcalde de Martorell, donde se ubicaría ese parque, para hablar de la recalificación de terrenos en los que se ubicaría el mismo.

Hay varias operaciones más bajo sospecha, por las que también se habría pagado el asesoramiento de la esposa de Oriol Pujol, Anna Vidal, que trabajaba como colaboradora externa para su empresa alta Partners.

La magistrada considera que Pujol intervino directamente en las negociaciones para la deslocalización de esas empresas. En el caso de Sharp, detalla que habló con los dueños de Cirsa para que la comprasen y facilitó a su amigo Alsina “el acceso al presidente de la Generalitat, así como al director de la Agencia Tributaria Catalana y a altos cargos del Departamento de Industria, coordinando llamadas y actuaciones con el imputado Sergi Alsina o incluso fijando la estrategia de comunicación del éxito de la operación”.

Oriol Pujol a la entrada del TSJC en abril del año pasado. (Efe)
Oriol Pujol a la entrada del TSJC en abril del año pasado. (Efe)

El auto es clarificador al asegurar que Oriol Pujol “utiliza sus múltiples influencias políticas en beneficio propio, de su mujer y de Sergi Alsina, que de esta manera recibe un indudable apoyo” de las instituciones catalanas, tanto del Parlamento como del Gobierno. Y que el político recibía a cambio “retribuciones económicas ingresadas en las cuentas bancarias de su mujer, Anna Vidal, la tarea de asesoramiento de la cual resulta ficticia”. Por tanto, la relación contractual de Alsina y Vidal se hizo “con la finalidad de retribuir la colaboración prestada por Oriol Pujol”.

Enfado con el partido

La declaración de este llega en un momento delicado para la familia Pujol Ferrusola, ya que existen varios procedimientos judiciales abiertos contra sus miembros, algunos de los cuales han de pasar por los juzgados a lo largo del mes de enero.

Pero, además, llega en un momento en que el clan del expresidente de la Generalitat ha roto puentes con su antiguo partido, CDC. Es más: hace meses que ninguno de los hijos pisa una sede del partido al que en otras épocas dedicaban todo su tiempo. En realidad, toda la familia está muy enfadada con la formación porque considera que desde el partido no se les defendió como se les tenía que haber defendido y porque CiU facilitó la creación de una comisión de investigación por donde pasarán casi todos los integrantes del clan.

Oriol Pujol junto a Jordi Pujol y Marta Ferrusola. (Efe)
Oriol Pujol junto a Jordi Pujol y Marta Ferrusola. (Efe)

“En este caso, Convergència ha tenido muy poco margen de maniobra. Nosotros hemos tratado de ser lo más transparentes y neutrales posible. Hemos defendido a los Pujol hasta el último momento y reclamamos para ellos la presunción de inocencia. Y en cuanto al tema de la comisión de investigación, no sería lógico que nos opusiésemos a ella cuando todos los demás partidos estaban a favor. ¿Cómo podríamos justificar nuestra negativa políticamente?”, dicen a El Confidencial fuentes de la cúpula convergente.

Estas fuentes admiten que “los Pujol se esperaban que el partido hiciese una muralla en torno a la familia y que incluso llevase la defensa hasta las últimas consecuencias, pero hay cosas que se nos escapan. Por otro lado, en cuanto se hurgue se verá claramente que la familia Pujol jamás ha hecho negocios para el partido, ya que, en todo caso, los negocios los habrían hecho sus integrantes personalmente. Cuando pase todo, se demostrará que Convergència no se vio beneficiada por las operaciones de la familia”. Y reconocen también que “en estos momentos, no existe relación alguna entre la dirección de Convergència y los Pujol”. La situación, de momento, no tiene visos de revertirse.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios