ofreció a junqueras cuatro propuestas

Artur Mas pierde la paciencia con ERC: o pacta con él o le dejará en la cuneta

O se produce ya un acuerdo entre CiU y ERC o Artur Mas anunciará su propio proceso la semana que viene. Con ERC o sin ERC, CiU quiere seguir su camino

Foto: Mas y Junqueras, en el Parlamento de Cataluña (Efe).
Mas y Junqueras, en el Parlamento de Cataluña (Efe).

“En las últimas semanas ha habido cinco reuniones entre Artur Mas y Oriol Junqueras y éste sigue enrocado. Es incomprensible”. Así se expresa, en declaraciones a El Confidencial, una fuente de la cúpula de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), que advierte también de que “o se produce ya un acuerdo entre CiU y ERC o Mas anunciará su propio proceso la semana que viene. Con ERC o sin ERC, CiU seguirá su camino”. En otras palabras: Artur Mas ya tiene pergeñado su propio proceso catalán, diseñado a su medida.

Ayer viernes, Artur Mas hizo llegar un documento a Junqueras en el que le expone tres propuestas para que elija. La primera es la confección de una lista conjunta de todos los partidos soberanistas y, consecuentemente, la convocatoria inmediata de “elecciones plebiscitarias” antes de las municipales del mes de mayo. Ésa fue la primera propuesta de Artur Mas tras el 9N. Era su as en la manga para liderar definitivamente el proceso catalán hacia la independencia y que fue rechazada de plano por sus socios republicanos.

La segunda propuesta quiere aprovechar la mayoría soberanista del Parlamento catalán para que los grupos partidarios de la independencia encarguen una Propuesta de Constitución Catalana, que se habría de incorporar a los programas de esos partidos en las próximas autonómicas. Las elecciones se convocarían justamente tras la redacción de esta Constitución. Mientras, el Gobierno catalán se compromete a completar “la tarea de preparación de las estructuras de Estado pendientes o en proceso de construcción”.

Oriol Junqueras, líder de ERC. (Efe)
Oriol Junqueras, líder de ERC. (Efe)

La tercera propuesta se formuló el pasado 27 de diciembre y preveía que hubiese una lista de carácter transversal encabezada por Artur Mas a la que se incorporarían representantes independientes de la sociedad civil y del mundo profesional.

Esquerra tocó a rebato ayer por la tarde, tras la carta de Mas. En realidad, fue tras la filtración de la carta de Mas, porque si ésta no se hubiese hecho pública no habría habido movida interna en ERC. Así, su secretaria general, Marta Rovira, compareció a última hora de la tarde para decir que la última propuesta de Mas está muy bien. Es la que trata de una lista transversal liderada por el president. Fue la propuesta a la que, aseguran en CiU, Junqueras dijo que no el pasado lunes. Pero al conocerse más detalles, ERC ha recapacitado. En otras palabras, puro teatro, porque esa propuesta fue hecha de viva voz por Mas al propio Junqueras el pasado lunes y fue rechazada. Rovira incluso afirmó que esa propuesta por escrito de Mas permite decir que “hay un acuerdo para celebrar una consulta definitiva sobre la independencia este mes de marzo”. Desde el otro lado de la mesa, se miran todos los movimientos de Esquerra con cautela.

Fuentes convergentes, no obstante, se quejan de que “en las cinco reuniones entre los dos máximos dirigentes de CiU y ERC, Mas planteó cuatro alternativas y ERC no se ha movido ni un milímetro. Es descorazonador”. De esas cuatro propuestas, tres coinciden, en líneas generales con las planteadas en la misiva de ayer: la primera, basada en las propuestas de Artur Mas, era la lista conjunta que deberían apoyar todos los partidos soberanistas y que sería encabezada por el propio president. La segunda fue aceptar la posibilidad de varias listas soberanistas -como pedía Junqueras- “pero entonces, las elecciones se convocarían en el 2016. Eso se le dejó meridianamente claro a Junqueras en las reuniones”.

O sea, con ello, Artur Mas habría agotado la legislatura y le habría dado tiempo de recuperar parte del apoyo popular que se ha dejado por el camino los últimos años (en 2010 tenía 62 diputados y ahora las encuestas le dan poco más de la mitad de esa cifra).

Y la tercera es la de la lista transversal de Mas, propuesta que fue planteada en realidad por Josep Maria Vila d’Abadal, alcalde de Vic y presidente de la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI).

Jornada del 9N. (Efe)
Jornada del 9N. (Efe)

La propuesta secreta

Artur Mas, no obstante, llegó a hacer una cuarta propuesta “secreta” a Junqueras. “Sabemos que se hizo esa propuesta, pero no su contenido, ya que el president no la ha querido detallar en ninguna de las reuniones que hemos tenido. Ni siquiera los miembros del Gobierno saben en qué consiste”, aseguran las fuentes consultadas. Otras fuentes apuntan a que el líder de CiU se habría ofrecido a no encabezar él la candidatura, inmolándose en aras de la unidad, y habría ofrecido al de ERC la cabeza de lista de esa candidatura unitaria que pretendía.

Pero eso sería una manzana envenenada para ERC. Si Junqueras la hubiese aceptado, podría quedar en evidencia, puesto que podría parecer que actuaba impulsado por la ambición de ser el próximo president. Y si la lista lograba menos apoyos que los que ahora suman ambas formaciones, supondría que tendría que hacer frente a ese fracaso y asumir sus consecuencias. No obstante, las fuentes consultadas se muestran cautas al hablar de esta propuesta porque “Mas no ha hablado a nadie de ella. Sólo sabemos que existe porque él mismo nos explicó que la había planteado a Junqueras a puerta cerrada, pero nada más”.

Artur Mas. (Efe)
Artur Mas. (Efe)

De todos modos, ni ante la propuesta secreta ni ante las demás los republicanos acusaron recibo. Y ante la pasividad de ERC, los convergentes ya no pueden esperar más “porque el proceso no se puede parar y si no aclaramos la estrategia, la gente se quemará”. De ahí que Artur Mas ya haya anunciado para la próxima semana la toma de decisiones. “Propondrá una hoja de ruta clara. Si tenemos que dejar a Esquerra en la cuneta, allá ellos. Pero pase lo que pase, seguiremos nuestro camino igual que hicimos el 9N. Cuando se prohibió la consulta, todos querían recular. Sólo CiU siguió adelante. Ahora haremos lo mismo. Y si ERC no quiere seguirnos, que se atenga a las consecuencias”.

Tienen claro, no obstante, que “aún hay margen para llegar a un acuerdo. La unidad mínima que necesitamos es un pacto con los republicanos. Si los demás no quieren sumarse, ya sería un mal menor. Pero si no existe esa unidad mínima, han de tomarse las decisiones oportunas. Lo que no haremos será parar el proceso”.

Lo que tiene claro la cúpula de Convergència es que “el proceso sólo puede tener un final, que es el que Artur Mas ha prometido: el pueblo de Cataluña será convocado a decidir su futuro político en las urnas”. Por ello, aseguran que “en Esquerra piensan que no tenemos alternativa, que nos tendremos que plegar tarde o temprano a su estrategia, pero se equivocan. Se equivocaron el 9N y se equivocan ahora. Ya veremos quién pierde más”.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios