QUIEREN ATRAERLOS A LA CANDIDATURA SOBERANISTA

El fenómeno Podemos rompe el bloque independentista de Cataluña

Hay movimientos para confeccionar una candidatura independentista de izquierdas y dejar que Mas y ERC se peleen por los votos de la derecha yd el centro

Foto: Juan Carlos Monedero, Pablo Iglesias e Íñigo Errejón (Foto: Daniel Muñoz)
Juan Carlos Monedero, Pablo Iglesias e Íñigo Errejón (Foto: Daniel Muñoz)

El fenómeno Podemos asusta en todas partes. Tanto PP como PSOE están preocupados por el auge que tiene la formación de Pablo Iglesias. Incluso IU ha iniciado movimientos tácticos para neutralizar su efecto. Pero también los independentistas están preocupados. Tanto que hay movimientos para confeccionar una candidatura independentista de izquierdas con el fin de captar los votos de esta tendencia y dejar que Artur Mas, ERC y la sociedad civil se peleen por los de la derecha y del centro. La candidatura unitaria reclamada por el presidente de la Generalitat, pues, ha saltado por los aires.

Y eso a pesar de que la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y es especial su presidenta, Carme Forcadell, hayan dado este sábado apoyo explícito al plan de Mas de celebrar unas elecciones plebiscitarias ahora con una candidatura independentista única y nuevas “elecciones constituyentes” en 2016.

Pero un importante sector independentista considera que el efecto Podemos es muy importante en Cataluña y puede restar votos al bloque soberanista por la izquierda. “En realidad, el papel que le correspondería a ERC es el de frenar a Podemos, que no deja de ser la casta de la izquierda española y en cuya cúpula hay una gran insensibilidad nacional a pesar de que no está en contra de la independencia de forma rotunda”, explican a El Confidencial fuentes cercanas a la ANC.

Carme Forcadell en un acto a favor de la consulta catalana. (Efe)
Carme Forcadell en un acto a favor de la consulta catalana. (Efe)

Las fuentes no ven descabellada una gran coalición CiU-ERC-sociedad civil. En ella entrarían la ANC, Òmnium Cultural y se invitaría a los agentes sociales. “Sería lógica una lista de estas características, después de todo lo que ha ocurrido”. Pero también consideran que un segmento de ciudadanos que votaría a una lista progresista “jamás daría apoyo a una candidatura encabezada por Artur Mas”.

Algunos politólogos defienden la idea de que una coalición entre convergentes y republicanos sacaría menos votos que si se presentan por separado (como se traslucía de una reciente encuesta publicada por El Periódico de Cataluña) porque “pierden votos por los dos extremos”. Y es que un militante del ala izquierda de Esquerra no puede dar su voto al líder convergente por principios… excepto si es para hacer frente a un ‘enemigo común’, en este caso el Gobierno de Mariano Rajoy. Con las dos candidaturas, sin embargo, desaparecería el peligro de fuga de votos por la izquierda y no expondrían los votos refractarios a Artur Mas.

La segunda lista

También hay otra cuestión que aconseja la doble candidatura: en el frente soberanista hay más discrepancias, puesto que los ecosocialistas tampoco comulgan con las tesis y estrategias de los convergentes y lo mismo ocurre con la radical CUP. Los representantes del independentismo radical han puesto sobre la mesa un elemento que no les permitirá formar parte de esa candidatura unitaria: hacen extensiva toda reivindicación política no sólo a Cataluña, sino a los Països Catalans, punto que Convergència no acepta y que Esquerra prefiere reservarse para un futuro.

Oriol Junqueras (ERC) y David Fernández (CUP). (Efe)
Oriol Junqueras (ERC) y David Fernández (CUP). (Efe)

Por tanto, podría ser conveniente que ERC y Convergència fueran en una lista conjunta, mientras que los restantes sectores de izquierdas trataran de formar un amplio bloque donde se intentaría atraer a ICV, la CUP y otras formaciones como Podemos, Guanyem (el partido de Ada Colau) o Procés Constituent, la formación que lideran Arcadi Oliveres y la monja Teresa Forcades, indican a este diario fuentes independentistas.

Podría ser conveniente que ERC y Convergència fueran en una lista conjunta, mientras que los restantes sectores de izquierdas trataran de formar un amplio bloque donde se intentaría atraer a ICV, la CUP y otras formaciones como Podemos o Guanyem (el partido de Ada Colau)

“Con esta división de fuerzas, el independentismo barrería en Cataluña. Pero si Podemos se presenta por su cuenta y saca unos buenos resultados, como parecen darle las encuestas, este bloque quedaría muy debilitado, puesto que sería la formación que aportaría más votos al independentismo de izquierdas”, explican las fuentes consultadas.

Pero no es sólo eso, sino que cuenta también la imagen que se quiere  transmitir, y con Podemos fuera de una coalición al independentismo le resultaría más difícil hacer valer sus escaños. “La gente que vota a Podemos seguiría votándola en el caso de que se integrase en esa gran coalición, mientras que si va en solitario son votos que, en todo caso, no se nos pueden contabilizar. En definitiva, podríamos cosechar también los votos de una izquierda que no es antiindependentista y que no votaría nunca a un señor de derechas como Artur Mas”.

Ante esta ensalada de siglas, sólo faltaría introducir las de Moviment d’Esquerres (MES), el nuevo partido presentado ayer que nace de la fusión de NeCAT, la formación de Ernest Maragall, y Plataforma Catalunya, del también exsocialista Jordi Martí. MES se presentará oficialmente en enero, pero su creación se anunció ayer con la presencia de Pasqual Maragall, de las exconsejeras del PSC Montserrat Tura y Marina Geli, del dirigente de ERC Alfred Bosch, del ecosocialista Josep Vendrell y del exdiputado de Solidaritat Catalana per la Independència Alfons López Tena. Sobre su incorporación a una candidatura única, los socialistas de la diáspora no han querido decantarse, ya que antes quieren reunirse con ERC, ICV y la CUP para ver cómo está la situación.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
26 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios