"es inaceptable que el pp presione a la fiscalía"

El Govern acusa al Gobierno de "actitud temeraria'' y de ''devaluar al Estado español''

Actitud temeraria. Ésa es la principal acusación que el Govern hace de la supuesta utilización que el Gobierno hace de la Fiscalía para que se querelle contra Mas

Foto: El conseller de Presidencia y portavoz de la Generalitat, Francesc Homs. (EFE)
El conseller de Presidencia y portavoz de la Generalitat, Francesc Homs. (EFE)

Actitud temeraria. Ésa es la principal acusación que el Govern catalán hace de la supuesta utilización que el Gobierno español hace de la Fiscalía para que ésta se querelle contra Artur Mas por desobediencia. Al menos, así lo dijo el portavoz de la Generalitat y consejero de Presidencia, Francesc Homs, tras la reunión del Ejecutivo catalán: “Es muy grave la utilización de las instituciones del Estado por intereses partidarios. Es una actitud temeraria del Gobierno español. Porque aquí parece no haber ni separación de poderes ni estado derecho. Eso sí, todo el día están dando lecciones de acatamiento de la ley cuando ellos no cumplen ni una, ni siquiera las leyes que afectan más directamente a los ciudadanos. Pero, en cambio, están intentando utilizar partidariamente las instituciones del Estado. Esta actitud es deplorable”.

Homs subrayó, para dejar las cosas claras y en referencia a la intención de llevar a los tribunales a Mas: “Si además quieren tomar represalias sobre personas concretas, esa actitud ya es deplorable e incluso me atrevería a decir que además es ilegal”. También criticó abiertamente varias contradicciones que, a su juicio, tiene la estrategia del Ejecutivo español y enfatizó que “ha de actuar con más moderación, por decirlo de una manera suave”, porque tanta presión, tanta contradicción y tantas actuaciones bajo sospecha “devalúan al Estado español”.

El portavoz del Gobierno autonómico subrayó en varias ocasiones que “es inaceptable que responsables del PP y del Gobierno español presionen a la Fiscalía. Esto se ha de denunciar”. Y añadió que “nosotros tenemos la convicción y la certeza de que todo lo que hicimos era plenamente legal. El 7 de noviembre pedimos al Tribunal Constitucional que aclarase el alcance de su interlocutoria y aún no hemos tenido respuesta”.

En esta apreciación coincide con la opinión de los fiscales catalanes (en contra de querellarse contra Mas), que dudan de que haya material penal en la actitud de la Generalitat, puesto que el TC no prohibía expresamente que se abstuviese en el proceso del 9-N.

La Fiscalía de Cataluña se opone a querellarse contra Artur Mas

Vídeo: La Fiscalía de Cataluña se opone a querellarse contra Artur Mas

 

Homs siguió, no obstante, tirando con bala. “Vista la obstinación del Gobierno español, esta actitud contrasta con la pasividad que demuestra en otros campos. Por ejemplo, ni siquiera presentó un expediente de ejecución, que sería preceptivo. Si consideras que la otra parte cumple con lo que ha de cumplir, lo lógico es que interpongas ese recurso de ejecución. Es lo que se ha de hacer. Pero no lo hizo. Cuando hubo el primer pronunciamiento del TC, en cambio, sí que interpuso hasta tres expedientes de ejecución respecto a lo que consideraba que no era una aplicación correcta del fallo del Constitucional. Lo hizo, por ejemplo, cuando elegimos a los integrantes de la Comisión de Control del 9-N. Ahora, en cambio, no presentó incidente alguno. Como mínimo, esta actitud es contradictoria”.

La carta de Rajoy

Los puentes entre el Ejecutivo catalán y el español, pues, cada día están más rotos. Ayer, Artur Mas recibió la carta que le envió Mariano Rajoy en contestación a la que él le escribió tras el 9-N. “No dice nada. No hay ninguna propuesta de Rajoy. Incluso a nivel internacional critican esta actitud del Gobierno español, que además es una fuente de inestabilidad”, acusó Francesc Homs.

Pero no se queda ahí la cosa: la Generalitat ha rebuscado en el armario de los agravios y ha encontrado material de batalla. El portavoz del Gobierno acaba de poner sobre la mesa otra exigencia más: ”Se dijo que habría un cierto propósito de enmienda en la comunicación del PP. Pues bien, veamos si lo hay: lo primero que tienen que hacer es reconocer el error histórico que supuso la recogida de firmas contra el Estatuto de Cataluña. Porque esa acción explica muy bien la perspectiva donde estamos ahora. Muchos dirigentes populares reconocen en privado ese error. Pero nosotros queremos que lo reconozcan públicamente”.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios