TODO LISTO PARA VOTAR EN CATALUÑA ‘PESE A QUIEN PESE’

El 9N, a por todas: “Ningún tribunal puede decidir nuestro futuro”

La Asamblea Nacional Catalana y Òmnium celebran el acto central de su campaña de promoción del 9N con un llamamiento final a la participación

Foto: Partidarios de la independencia de Cataluña, anoche, en el acto final de ACN y Òmnium. (Reuters)
Partidarios de la independencia de Cataluña, anoche, en el acto final de ACN y Òmnium. (Reuters)

Todo listo para el gran día. La Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural celebraron a última hora de la tarde de ayer el acto central de su particular campaña de promoción de la consulta del 9N con un llamamiento final a la participación ciudadana. Había representantes de todos los partidos del bloque soberanista: Josep Rull (CDC), el alcalde Xavier Trias (CDC), Antoni Vives (CDC), Antoni  Castellà (UDC), Oriol Junqueras (ERC), Marta Rovira (ERC), Alfred Bosch (ERC), Ricard Gomà (ICV) o Daniel Fernández (CUP),junto al presidente del Pacto Nacional por el Derecho a Decidir (PNDD), Joan Rigol. Pero, sobre todo, estaban las dos presidentas de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Carme Forcadell, y de Òmnium  Cultural, Muriel Casals.

El mensaje más repetido fue el de la reivindicación de votar como acto democrático. Uno de los participantes, el abogado Josep Cruanyes, que dirigió un breve discurso a los presentes (que llenaban la Avenida Reina María Cristina, en la falda de Montjuïc) fue muy claro… y sorprendente: “Hay un Estado totalitario que nos quiere imponer cómo hemos de vivir”.

Era un acto bajo el lema Ara és l’hora (Ahora es la hora), que además comenzó con el simbólico derribo de un muro y la intervención de Natalie McGarry, representante de Yes Scotland. Dos detalles paradójicos por cuanto uno es símbolo de unificación y otro tiene connotaciones de derrota.

(Reuters)
(Reuters)

McGarry dejó aromas escoceses en el ambiente. Y de sus palabras se deduce que en todas partes cuecen habas. O eso o es que los escoceses, tras perder el referéndum, se han refugiado en el victimismo más recalcitrante. “Nosotros perdimos el referéndum porque el Reino Unido utilizó a las grandes empresas y a los bancos para atemorizar a nuestro pueblo y por eso los ciudadanos rechazaron nuestra soberanía”, clamó.

La activista reconoció que “la situación aquí no es igual, pero creo que el Gobierno español utiliza los mismos argumentos”. Por eso, advirtió: “Estoy aquí para dar apoyo a la democracia y recordar al Gobierno español que la comunidad internacional lo observa”. A continuación, señaló que la sociedad escocesa está ahora mucho más politizada que antes y que “el pueblo escocés hará que el Reino Unido rinda cuentas de la misma manera que vosotros haréis que el Gobierno español también las rinda. Y si ahora no puede ser, exigiremos una vez más el derecho a acudir a las urnas, porque ése será el futuro. La pregunta ahora es: ¿Quién lo conseguirá primero, Cataluña o Escocia?”.

Independientes, no independentistas

Carme Forcadell cerró el acto lanzando un encendido discurso a favor de la independencia. “No queremos ser independentistas. Queremos ser independientes. Por eso votaremos contra el Estado español, porque no nos deja ser independientes. Y votaremos con dignidad, con serenidad, con civismo y con coraje. No caeremos en provocaciones. No tenemos miedo. No nos asustarán. El domingo demostraremos al mundo que paso a paso ganamos nuestra libertad. Muy pronto, Cataluña será un país libre e independiente”.

Carme Forcadell, anoche. (Efe)
Carme Forcadell, anoche. (Efe)

La presidenta de la ANC avisó de que “ningún tribunal puede decidir nuestro futuro. Nadie nos puede negar nuestro derecho a votar. Nadie nos convertirá en súbditos, porque somos ciudadanos de este país”. Forcadell también arengó que “no queremos pertenecer al Estado español. No queremos un Gobierno que rescata a los bancos y no rescata a las personas, que abandona a los más necesitados, que prohíbe nuestros derechos y libertades y amenaza a nuestros ciudadanos. Queremos una república catalana que condene a los culpables y persiga a los corruptos”.

Muriel Casals, por su parte, no recurrió al dientes, dientes, que les j… pero casi. “Ésta ha de ser la revolución de las sonrisas -clamó-. Nuestra mejor arma es la sonrisa. Cuando vayamos el domingo a votar, llevemos y una papeleta y una sonrisa. Es un gesto sencillo para cambiar la Historia”. La presidenta de Òmnium denunció que “no podemos votar en un referéndum porque el Estado español nos lo impidió, pero conseguiremos que este acto del domingo, sin consecuencias jurídicas, pueda tener consecuencias políticas”.

Y subrayó que “este domingo haremos un verdadero acto de soberanía después de 300 años. Ahora estamos más cerca de la libertad”. Porque, afirmó Casals, “a pesar del ruido y de las amenazas, en la Europa del siglo XXI, no se puede parar la fuerza de un pueblo que quiere expresar su voto en una urna. Por eso, votaremos  por dignidad y porque somos demócratas y soberanos”. Y zanjó: “Seremos testigos de cargo contra un Estado que nos lo niega todo. Y nosotros responderemos con una papeleta y una sonrisa”.

(Efe)
(Efe)

La sorprendente carta de la ACM

A su lado, se encontraba Joan Rigol, que tan sólo dirigió una breve reflexión a los asistentes: “Este domingo votaremos, pese a quien pese. Haremos oír nuestra voz”. Pero ya había hablado bastante por la mañana, tras la reunión del PNDD. Ese encuentro sirvió al presidente Artur Mas asegurar que el Gobierno continuará liderando el 9N. Aún así, luego, oficialmente, Rigol, anunció que, aunque eso sea cierto, quienes ejecutarán el proceso serán los 40.000 voluntarios que participan en las labores de organización este domingo. “El Govern asume la responsabilidad hasta el final, pero sabiendo que en este final los protagonistas son los voluntarios”, dijo. Pura estrategia para liberar de trabas jurídicas al Ejecutivo.

Lo que se ha construido es un parapeto legalista para abrigar al Ejecutivo catalán de cualquier posible futuro pleito del Gobierno central. Así, la convergente Asociación Catalana de Municipios  (ACM) envió una carta a los Ayuntamientos catalanes en la que asegura que la resolución del Constitucional “no especifica que los Ayuntamientos no puedan ceder el uso de instalaciones municipales para la realización de actividades de participación ciudadana por parte de grupos de voluntarios”. O sea, entienden que el veto de organizar la consulta se refiere sólo al Ejecutivo catalán y, además, lo que se convoca ahora no es el referéndum que había.

Los partidos soberanistas, no obstante, continuarán con sus actos llamando a votar durante la jornada de hoy. ICV y ERC realizarán actos individuales por la mañana, el coordinador general de Convergència, Josep Rull, se recorrerá toda Cataluña y a las 6 de la tarde se cerrará la campaña con un acto unitario en Vic, cuyo alcalde es también el presidente de la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI), Josep Maria Vila d’Abadal. Luego, a esperar.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
25 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios